CONDENA

Schiappacasse deberá cumplir arresto domiciliario y solo podrá salir a entrenar y jugar

La pena es de 14 meses de prisión, de los cuales ya cumplió dos meses y 12 días mientras estuvo con la medida cautelar de prisión preventiva.

Audiencia judicial del futbolista Nicolás Schiappacasse. Foto: Ricardo Figueredo
Audiencia judicial del futbolista Nicolás Schiappacasse. Foto: Ricardo Figueredo

A las 14 horas comenzó la audiencia en la que el exjugador de Peñarol, Nicolás Schiappacasse fue condenado por la Justicia, mediante un acuerdo de proceso abreviado, como autor penalmente responsable de reiterados delitos de tráfico interno de armas de fuego y municiones, con un delito de receptación, todos en reiteración real y un delito de porte de armas en lugares públicos.

Según informó Javier Benech, director de Comunicación de Fiscalía, la pena es de 14 meses de prisión, de los cuales ya cumplió dos meses y 12 días mientras estuvo con la medida cautelar de prisión preventiva. 

El resto es en régimen de libertad a prueba. Primero será con arresto domiciliario, debe fijar su dirección y no modificarla sin aviso y consentimiento de la justicia. El jugador solo tendrá permiso para salir a entrenar y jugar los partidos con el club Tanque Sisley. Para ello tiene que comunicar días y horarios.

Esos serán los únicos espectáculos deportivos a los que podrá ingresar. El resto los tiene prohibidos por decisión judicial. 

Audiencia judicial del futbolista Nicolás Schiappacasse. Foto: Ricardo Figueredo
Audiencia judicial del futbolista Nicolás Schiappacasse. Foto: Ricardo Figueredo

Una vez cumplido el arresto domiciliario, deberá presentarse en la seccional policial de su barrio una vez por semana y realizar trabajo comunitario durante cuatro horas semanales.

La fiscal Carolina Dean dijo a Subrayado (Canal 10) que Schiappacasse "asumió enseguida todos los delitos" y que el jugador se mostró "muy arrepentido desde el principio". 

También señaló que concluyó la investigación sobre Schiappacasse, pero que se continúa haciendo averiguaciones respecto a otras personas involucradas. Consultada sobre si hubo algún tipo de avance, respondió que sí pero aclaró que no puede adelantar información. 

Nicolás Schiappacasse estaba en prisión preventiva en Florida, tras ser imputado el 28 de enero por los delitos de tráfico interno de armas, receptación y porte de armas en lugares públicos.

El 26 de enero, había sido detenido por la Policía en Maldonado en un punto de control de la ruta 9 mientras se dirigía a ver el clásico entre Nacional y Peñarol. Durante la revisión, la Policía encontró una pistola 9 mm envuelta en un buzo que el jugador llevaba en su falda, con ocho municiones. El arma fue incautada.

Nicolás Schiappacasse detenido por la Justicia. Foto: Caminera
Nicolás Schiappacasse detenido por la Justicia. Foto: Caminera

El auto era conducido por un joven de 22 años poseedor de antecedentes penales y además del jugador iban como acompañantes dos mujeres de 18 y 22 años.

Según la Fiscalía de Maldonado, el imputado declaró en su momento que llevaba el arma con el objetivo de entregársela a una persona una vez estuviera dentro del estadio. De acuerdo a las mismas fuentes, el jugador intentó descartar el arma cuando vio a la Policía. Además, la Policía Caminera señaló que “se incautó una pastilla de estupefacientes”.

Luego de la audiencia de formalización, en enero, la fiscal Carolina Dean dijo a los medios que “quedó claro que adquirió armas, las negociaba, compraba, prestaba armas”. En este sentido la fiscal detalló una serie de chats que el jugador mantuvo con otras personas a través de WhatsApp. De allí se desprende que “había recibido previamente el arma hurtada” e “incluso la había portado”, y había sido llevada a “lugares públicos” en “diferentes oportunidades”: a partidos de fútbol y en noches en las que se realizaban pintadas relativas a Peñarol, dijo Dean en su momento.

Además, Schiappacasse aseguró que, por lo menos, en “tres oportunidades adquirió armas de fuego sin la correspondiente autorización” y que había “numerosas fotografías del imputado con varias armas de fuego de distinto calibre”.

El ministro del Interior, Luis Alberto Heber, visitó este martes la cárcel de Florida, en la que se encuentra Schiappacasse. “Me dijo que estaba bien”, manifestó el jerarca este miércoles en conferencia de prensa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados