Maniobra

A prisión estafador que sacaba préstamos con cédulas de identidad "adulteradas"

Las cédulas “genuinas” eran adulteradas: se les colocaba la foto de la persona que pedía el préstamo, y después ese mismo individuo iba hasta la red de cobranza a retirar el dinero solicitado.

Entre 2014 y 2017 se robaron en promedio 20.000 cédulas por año. Foto: isaportal.com.uy
Se calcula que realizó 50 maniobras de este tipo. Foto: isaportal.com.uy

La Fiscalía Penal de Montevideo Especializada en Delitos Económicos y Complejos de 1° turno, a cargo del fiscal Enrique Rodríguez, condenó con dos años y tres meses de penitenciaría efectivo a un hombre que cometía estafas en casas de crédito con cédulas de identidad adulteradas.

La investigación duró un año y arrancó a raíz de denuncias de varias empresas, explicó a El País Rodríguez. 

¿Cómo funcionaba esta maniobra? Había personas que solicitaban préstamos para lo cual utilizaban documentos que habían sido perdidos por sus verdaderos titulares o, en algunos casos, robados. Con esa cédula, el estafador iba hasta una empresa financiera para pedir un préstamo, que se terminaba de concretar a través de la ventanilla de una red de cobranza.

Red Pagos, una de las empresas de este rubro, alertó acerca de esta situación e hizo la denuncia penal en la Dirección Nacional de Lucha Contra el Crimen Organizado e Interpol en noviembre de este año, luego de que “en el transcurso del presente año, recibieron numerosos informes de empresas financieras que han sido víctimas de estafas que atentan contra sus servicios de préstamos de dinero”, según indica el documento divulgado por Fiscalía de la Nación.

Las cédulas “genuinas” eran adulteradas: se les colocaba la foto de la persona que pedía el préstamo, y después ese mismo individuo iba hasta la red de cobranza a retirar el dinero solicitado.

“En virtud de estas maniobras que se venían realizando, RED PAGOS, constató por las fotografías de las cédulas falsificadas y por las filmaciones existentes en los locales en el momento del cobro, que se trataba en la mayoría de los casos de una misma persona el que obtenía la prestación fraudulenta”, agrega el documento.

Tras esto, la red de cobranza difundió en sus locales la imagen de esta persona, para que los empleados estuvieran al tanto de la situación. Con esta información, el 22 de noviembre en la tarde ese individuo –quien sería imputado más tarde- fue a un local sobre 8 de Octubre para realizar, una vez más, esta maniobra. En ese caso, pretendía cobrar un préstamo que había solicitado en la financiera Pronto! por $ 12.000.

“La cajera, ya alertada como se dijo, de los hechos que se venían sucediendo, y en poder de la fotografía del autor, le manifestó al imputado que había un problema con la impresora a los efectos de demorar la entrega del dinero, mientras que, en realidad, dio aviso a Casa Central y de ahí a las autoridades policiales, quienes concurrieron inmediatamente, logrando detener al imputado cuando pretendía fugarse ya fuera del local”, añade Fiscalía de la Nación.

La investigación –que además se nutrió de otras denuncias de empresas que otorgan prestámos que son pagos a través de Red Pagos y de Abitab- pudo comprobar que el imputado participó en 50 hechos de este tipo. Además de Pronto!, se vieron involucradas las financieras República Microfinanzas, Crediton, Así y Ciclo Cuotas, siempre utilizando la misma modalidad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error