EL SÁBADO

Militares condenados por resistencia al arresto: "No nos vas a tocar milica de mierda"

"Nosotros somos militares, no te dejes tocar por estos botones, estos milicos de mierda no nos pueden pasar revista", dijo uno de los condenados.

Prisión: la investigación de Policía y Fiscalía terminó con una alta condena para los involucrados.  Foto: Darwin Borrelli
Prisión: la investigación de Policía y Fiscalía terminó con una alta condena para los involucrados. Foto: Darwin Borrelli

Fue en la madrugada del 12 de setiembre. En la explanada de la Intendencia de Montevideo (IMM), como es usual, había personas en plan de esparcimiento. Por lo que sucedió ese día, la Justicia condenó a dos integrantes de la Armada y a un aspirante del Ejército por resistencia al arresto, un delito que se creó con la Ley de Urgente Consideración (LUC).

Un grupo tenía la música del auto alta, por lo tanto, dos funcionarios policiales se aproximaron y pidieron que bajaran el volumen o se retiraran. Ante la solicitud, dos de los presentes reaccionaron de manera agresiva, dijeron que eran militares y no iban a bajar el volumen de la música. 

Luego, un policía le pidió a uno de los imputados que permaneciera fuera del coche y cerrara la puerta. Sin embargo, el hombre se negó, se rió de ella y le dijo: “Vos milica no me vas a decir lo que tenemos que hacer, nosotros somos militares, vos no nos vas a tocar milica de mierda, no voy a cerrar nada la puerta”, según la acusación del Fiscal Rodrigo Morosoli divulgada por Fiscalía General de la Nación. 

La misma persona, luego, le gritaba a su compañero: "Nosotros somos militares, no te dejes tocar por estos botones, estos milicos de mierda no nos pueden pasar revista". 

Uno de los policías solicitó que dos de los ahora condenamos pusieran las manos sobre el auto para el registro. El mismo que había propiciado los insultos le pegó al policía "provocando un pequeño sangrado en la boca". "Al mismo tiempo, intentó tomar el arma de reglamento del agente, tomándola de la empuñadura y tirando del correaje".

El otro que ahora está condenado se resistió a los empujones e intentó obstruir al policía cuando el otro lo golpeó.

También hubo una tercera persona condenada por delito de resistencia al arresto. Fue un hombre que no tenía relación con los integrantes de la Armada. Este se acercó corriendo para impedir la detención y expresó: “Los vamos a hundir, están grabados” a la par que manifestó ser Cabo del Ejército.

Después de ser invitado a retirarse, continuó interponiéndose entre los detenidos y la Policía. El hombre dijo: “Yo soy sobrino y ustedes no saben de quién, por lo que los voy a hundir”. La persona en Fiscalía y en presencia de su Defensa, admitió no ser Cabo, sino aspirante a ingresar al Ejército.

Dos de ellos fueron condenados como autores penalmente responsables de un delito de resistencia al arresto especialmente agravado. Deberán cumplir la pena de seis meses de prisión, sustituidos por el régimen de libertad a prueba.

El tercero fue condenado a ocho meses de prisión, los que cumplirá bajo el régimen de libertad a prueba. En ese caso fue por autor penalmente responsable de dos delitos de lesiones personales y un delito de resistencia al arresto especialmente agravado.

Los tres hombres, además, deberán realizar servicios comunitarios dos horas por semanas -por el lapso de dos meses en dos casos y de tres meses en otro-.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error