Investigación por coimas

Un exministro K será investigado en Uruguay

Justicia especializada levantará secreto bancario a De Vido.

Julio de Vido era un hombre clave en el gobierno de los Kirchner. Foto: La Nación (GDA)
Julio de Vido era un hombre clave en el gobierno de los Kirchner. Foto: La Nación (GDA)

La Justicia Especializada en Crimen Organizado de 4° Turno investigará si el exministro de Planificación del gobierno kirchnerista, Julio de Vido, posee cuentas bancarias en Uruguay.

Para Uruguay se trata de un hecho atípico: la investigación a un exministro de un país vecino. El pedido provino del Juzgado Criminal y Correccional Federal N° 2, cuyo titular es el juez Sebastián Ramos. El expediente ingresó a la Fiscalía Especializada en Delitos Económicos el lunes 22. Al día siguiente, el fiscal especializado Enrique Rodríguez lo envió a la Justicia.

Una fuente del caso dijo a El País que la Justicia argentina solicitó el levantamiento del secreto bancario de varias cuentas para determinar si pertenecen o no a De Vido y cotejar si los movimientos de las mismas se relacionan con los pedidos de coimas por la venta de la empresa eléctrica Transener a Electroingeniería, una compañía cercana a los K. Agregó que es posible que la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF) del Banco Central del Uruguay deba realizar un informe al respecto para la justicia uruguaya.

Bóveda. Foto: archivo El País
Foto: Archivo El País.

El juez Ramos investiga desde 2016 a De Vido tras una denuncia presentada por la diputada nacional, Elisa Carrió, a raíz del testimonio de un exdirectivo arrepentido en la causa Petrobras de Brasil. Néstor Cerveró, funcionario de carrera de Petrobras, confirmó que en 2006 recibió coimas por la venta de la empresa de transmisión de energía argentina Transener —adquirida por Petrobras comprada a Pérez Companc en 2002—, e involucró en el negocio a los exministros De Vido y Roberto Dromi. Cerveró también ratificó dichos del lobista brasileño Fernando Soares, alias Fernando Baiano, sobre que hubo "propinas" (coimas en portugués) por la venta de Transener.

El 18 de enero de 2016, el diario brasileño O Estado consignó que Cerveró declaró en la Fiscalía de Brasil que él y Baiano recibieron cada uno US$ 300.000 de "retornos" por la venta de Transener.

Los dos arrepentidos testificaron que, entre 2006 y 2007, hubo un acuerdo para impedir la venta de Transener a un grupo norteamericano y luego la misma fue direccionada para favorecer a la empresa argentina Electroingeniería. El acuerdo surgió por presiones realizadas por De Vido, según Cerveró.

El exdirector de Petrobras señaló a la Fiscalía: "El ministro Julio de Vido me citó personalmente a su despacho y determinó que solo se podía vender Transener a Electroingeniería, empresa amiga". Y agregó: "En ese negocio, la mayor parte de las propinas quedaron en Argentina. Fernando y yo solo recibimos US$ 300.000 cada uno".

Finalmente, Transener fue a parar a manos de Enarsa y Electroingeniería por 54 millones de dólares. Cerveró relató que en varias reuniones con De Vido, este le manifestó que "era estratégico" para el gobierno de Néstor Kirchner controlar las líneas de transmisión del país.

Arrepentidos.

Según el Observatorio de Causas de Corrupción de Argentina, el 11 de febrero de 2016 el fiscal federal argentino Gerardo Pollicita solicitó al juez Ramos que pidiese a la Justicia de Brasil copias del expediente con declaraciones de los dos arrepentidos que, en el marco de la megacausa de Petrobras, involucraron a De Vido y al exministro menemista Roberto Dromi.

Brasil estuvo de acuerdo en enviar los testimonios de los arrepentidos. Sin embargo, pidió a Argentina que no los persiguiera penalmente porque había llegado un acuerdo con los mismos de libertad a cambio de información. Pero Argentina no cuenta con la figura legal de delación premiada. Es decir, información sobre los hechos de corrupción a cambio de excarcelación.

El 30 de junio de 2017, el juez Ramos, que investiga presuntas coimas cobradas por De Vido por la venta de Transener, envió una carta a Brasil señalando que era imposible otorgar inmunidad a los arrepentidos en Argentina.

Las claves de las coimas y el otorgamiento de las obras públicas
Juez Claudio Bonadio. Foto: AFP

El fallo del juez argentino Claudio Bonadío. por el que procesó el 17 de setiembre de 2018 a Cristina Fernández de Kirchner por formar parte de una asociación ilícita que cobraba sobornos a empresarios, describe el mecanismo que se utilizó durante el kirchnerismo para quedarse con millones de dólares mediante retornos y coimas.

"Para ganar una obra pública, la explotación de un corredor vial, una concesión de transporte ferroviario o ser beneficiado con la asignación de subsidios al transporte automotor o empresas prestatarias de bienes y servicios por cuenta y orden del Estado Nacional, una empresa o grupo de empresas entregaban un porcentaje de lo que el Estado Nacional les pagaba, a los funcionarios que Néstor Kirchner y Cristina Kirchner designaban para esos menesteres a fin de recibir esos retornos o coimas", dice la resolución de Bonadío. Además, explica que los costos estaban "inflados".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)