MANIOBRAS CON CHEQUES Y DEPÓSITOS

Denuncian estafa a empresa de corredores de Bolsa: US$ 3,3 millones y 30 inversionistas afectados

Investigan giros hechos por una empleada de la empresa desde hace 16 años.

Vista aérea de Montevideo. Foto: Nicolás Pereyra
Vista aérea de Montevideo. Foto: Nicolás Pereyra

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Se trata de un caso espejo de lo que ocurrió en la automotora Lestido. Fraudes, trabajadoras de confianza, maniobras millonarias y auditorías que, en un principio, no detectaron los desfalcos.

En este caso, la perjudicada fue una prestigiosa empresa de corredores de Bolsa y no una automotora. El fraude afectó a unos 30 clientes y su monto ronda los US$ 3,3 millones, según indicaron fuentes del caso y la denuncia a la que accedió El País.

El escrito fue presentado por los abogados representantes de la empresa, Jorge Díaz -exfiscal de Corte- y Leonardo Costa, el 28 de octubre pasado en la Dirección General de Lucha contra el Crimen Organizado e Interpol. Describe las tareas que realizaba la denunciada en la firma de corredores de inversiones. El documento describe que la denunciada tenía un vínculo con la empresa de “introducing broker” (un agente que busca clientes a cambio de una comisión). No obstante, otra fuente del entorno de la mujer dijo que había una relación de dependencia con la firma de corredores de Bolsa.

El 5 de noviembre de este año, los abogados Díaz y Costa ampliaron la denuncia en Interpol. “Descubrimos nuevas maniobras de la denunciada que pueden involucrar a otras personas que es menester poner en conocimiento de la Justicia”, expresa el escrito, sin identificar a esos supuestos cómplices de la empleada infiel.

Advierte que llegó a conocimiento de la empresa de corredores de Bolsa que la sospechosa “continúa contactándose” con clientes desde su domicilio, “recibiendo dinero” de los mismos, “pagándoles intereses” y “entregándoles documentación falsa”. Por ello, dice la denuncia, urge una “rápida intervención” de la Justicia para evitar nuevos ilícitos con “los consiguientes daños económicos que estos generan”.

121 retiros.

En otro tramo del escrito, los abogados Díaz y Costa describieron las seis maniobras realizadas por la denunciada que fueron descubiertas hasta ahora:

1) Retiros de dinero en efectivo o mediante cheques de cuentas de clientes de la empresa sin que exista un comprobante firmado de entrega ni instrucción de retiro por parte de los inversionistas. Esta maniobra fue detectada tras varios retiros de dinero. La cuenta de AA se encuentra inactiva desde el 10 de enero de 2018. Con anterioridad a esa fecha, la denunciada realizó 121 retiros por US$ 754.527 y sin autorización alguna de la dueña de la cuenta, dice la denuncia.

Una situación similar ocurrió en la cuenta del cliente BB. La acusada efectuó tres retiros por US$ 19.400.

Según el escrito, la funcionaria hizo otros dos retiros por un total de US$ 66.000 de la cuenta del cliente TT.

Billetes de 100 dólares. Foto: Shutterstock
Billetes de 100 dólares. Foto: Shutterstock

Siguiendo esta modalidad, la denunciada efectuó retiros de distintas cuentas de clientes por US$ 25.000, US$ 175.184, US$ 72.500.

El monto total de las maniobras detectadas al momento bajo esta modalidad asciende a US$ 1.112.611.

2) Cheques de la empresa de corredores de Bolsa, a la orden de clientes radicados en otros países, que la denunciada entregó a un cambio de la Ciudad Vieja con la finalidad de ser depositados en cuentas en el exterior. En lugar de pagar a unos clientes foráneos, la empleada decidió entregar esos cheques a clientes uruguayos. Es decir, la denunciada armó una “calesita” con esos cheques y con ellos pagó ganancias a inversionistas.

Según el escrito, la denunciada retiró de la empresa dos cheques, a la orden del cliente CC, por US$ 80.000 y US$ 70.174. Debía depositar esos documentos de cobro en un cambio de plaza. “Esas sumas no fueron depositadas en la cuenta de CC y la denunciada cobró el dinero en efectivo”, dice la denuncia.

Se sostiene que el monto total reunid por esta maniobra descubierta hasta la fecha es de US$ 150.174.

3) Depósitos realizados por clientes directamente a la cuenta del cambio y no ingresados a las cuentas de la empresa de corredores de Bolsa.

La denuncia detalla transferencias de los clientes XX y MM a la cuenta del cambio por US$ 15.000 y US$ 49.959 que nunca llegaron a la empresa denunciante.

Un caso paradigmático es el de la clienta RR. Esta realizó tres transferencias a la cuenta del cambio ubicado en la Ciudad Vieja por US$ 1.014.071. Ese dinero jamás ingreso a la cuenta de la empresa damnificada, señala el escrito de los abogados Díaz y Costa.

El monto de esta maniobra totaliza US$ 1.070.025.

4) Interceptación de cheques o letras de cambio que la denunciada pasaba a buscar a los domicilios de los clientes de la empresa denunciante. El cliente LÑ le entregó a la sospechosa un cheque por US$ 260.000 que nunca ingresó a la empresa de corredores de Bolsa y fue cobrado por esta en el cambio.

5) Transferencias desde el Banco Central del Uruguay directamente a la cuenta del cambio a nombre de clientes de la empresa de corredores.

En esta modalidad hay tres clientes afectados por montos que alcanzan los US$ 385.000. Ese dinero fue retirado por la denunciada, según el escrito.

6) El inversionista ZZ depositó en la empresa con fines de inversión US$ 140.500. Y hoy tiene US$ 88.401, señala la denuncia. La información proporcionada por el cambio a la empresa denunciante dice que este cliente recibió de la denunciada tres entregas de dinero que totalizan US$ 324.946. Es decir, recibió una suma que excedía totalmente su inversión y para la cual “no existe ninguna justificación”.

La denuncia pidió a la Fiscalía que actúe de inmediato o el perjuicio podría ser mayor. El 30 de noviembre pasado asumió el fiscal Gilberto Rodríguez como titular de la Fiscalía de Delitos Económicos de 3° Turno. El miércoles 15, Rodríguez citó a la denunciada, quien debía asistir con sus abogados Carlos y Alejandro Balbi.

Sus defensores presentaron certificados que documentaban que la mujer sufría un quebranto de salud. Su declaración se realizará después de la feria judicial, en febrero del próximo año.

“La denunciada no se quedó con recursos de nadie”

La mujer denunciada es empleada de la empresa de corredores de Bolsa desde hace 16 años y no es una comisionista que consigue clientes como señalan los denunciantes, según dijo a El País una fuente de la defensa de la mujer. Agregó que la empresa es sometida a auditorías y balances, y estos no detectaron anomalía alguna en el pasado.

Señaló que los afectados son inversionistas que colocaron dinero en bonos y acciones, y expresó que los valores se desplomaron provocando pérdidas millonarias.

La fuente reconoció que la denunciada extrajo dinero de una cuenta para pagar dividendos a otros clientes, pero aseguró que no se quedó con recursos de nadie. “Ella no tiene responsabilidad en el supuesto fraude”, expresó. Y recordó que un cambio, que oficiaba de intermediario, le enviaba a la empresa facturación electrónica con todos los movimientos de la firma. “La empresa conocía todo el dinero que entraba y salía”, explicó. Por su parte, una veintena de inversionistas, defendidos por los abogados Andrés Ojeda y Federico Ravera, denunciaron en la Fiscalía a la empresa, al cambio y a la empleada por faltantes de dinero.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados