ESPAÑA

Caso María: "No quiero que ella me vea a mí muy afectado emocionalmente", dijo el padre

"Ahora se trata de construir para que tenga una relación sana conmigo, pero también con su mamá", señaló.

Apoyo a Caso María. Foto: Darwin Borrelli.
Apoyo a Caso María. Foto: Darwin Borrelli.

Luego de una semana en el consulado de Uruguay en Barcelona, y con una resolución de la Justicia mediante, este viernes la hija de María fue entregada a la Policía que se encontraba a la espera en la puerta del edificio donde se ubica la oficina consular. 

Pablo (padre de la niña), que no se presentó a la entrega, habló con Telemundo y dijo: "Estoy ilusionado, tengo mis sentimientos pero me estoy conteniendo un poco. Quiero ver cómo está la nena, emocionalmente va a ser fuerte para mí también. Estoy tratando de mantener la serenidad lo más posible y el control, porque no quiero que ella me vea a mí muy afectado emocionalmente".

"Yo por el tipo de trabajo que tenía y el tipo de trabajo que tenía su mamá, estaba mucho tiempo con ella y era muy buena. Le hacía la comida, me acompañaba al trabajo. Era muy prudente, un poco tímida, pero jugábamos y bailábamos. Yo estoy en la misma casa, le preparé los mismos juguetes", explicó.

El padre contó también que tiene mucha ilusión de que se reencuentre con los perros. "Por lo que hablé, nunca se olvidó de ellos", señaló.

"Va a ser duro, ya lo dicen los psicólogos, pero va a ser más sencillo de lo que se supone de antemano. Creo que va a ir muy bien, está haciendo el viaje muy tranquila", añadió.

"Ahora se trata de construir para que tenga una relación sana conmigo, pero también con su mamá. Yo no quiero que se quede sin mamá", finalizó.

Por otro lado, José Luis Ugarte, abuelo de la niña, dijo este viernes sobre las 14 horas de Uruguay que hoy "fue un día muy, muy dificil para todos", así como "muy triste". 

Señaló que María estuvo "hospitalizada varias horas porque realmente fue dramático el momento que tuvo que dejar a su hijita". Ahora ya recibió el alta y estan a la espera de "qué se puede hacer".

 "No sabemos dónde está" la niña, subrayó. "Primero, dijeron que la iban a llevar a una comisaría en Barcelona, donde psicólogas especializadas iban a tratar de calmarla, a ver como estaba, etc. Resultó que eso no fue tal".

"Va solita aparentemente, con dos policías desconocidos, en un viaje de tres horas hacia el pueblo donde va a llegar. No saben dónde la va a entregar, no saben si va al domicilio del padre. Realmente es vergonzoso", subrayó el padre de María.

Cancillería confirmó la entrega de la niña.

En la tarde del viernes el Ministerio de Relaciones Exteriores emitió un comunicado en el que informa que la madre de la niña y la menor abandonaron "voluntariamente" el Consulado General de Uruguay en Barcelona. 

Además, ratifica que "la niña fue entregada por su madre a los Mossos d’Esquadra en presencia de dos asistentes sociales de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA)".

A su vez, refiere a que dicho Ministerio, la Embajada de Uruguay en Madrid y el Consulado General de Uruguay en Barcelona "continuará brindando protección a sus nacionales en el marco de la Convención de Viena de Relaciones Consulares".

Por último, cencillería reconoce "el trabajo profesional de todo el personal del Consulado General de Uruguay en Barcelona".

CASO MARÍA

Pit-Cnt se "solidariza" con María y su hija

Este viernes, el Secretariado Ejecutivo del Pit-Cnt emitió un comunicado en que “convocan” a “reflexionar y redoblar esfuerzos para cambiar esta situación en la cual la más afectada es la niña arrancada de los brazos de su madre a quien reconoce como su mayor vínculo familiar y afectivo”.

Además, señalan que “ni la justicia uruguaya ni la española supieron garantizar la seguridad de María y su hija". "Necesitamos una justicia con perspectiva de género. Necesitamos respetar a los niños, niñas y adolescentes, escucharles y creerles”, agrega el documento.

La central sindical se “solidariza” con María y su hija. Además, “saludaron” a la Intersocial Feminista que “viene siguiendo de cerca cada momento, a los colectivos feministas y organizaciones sindicales de España que han estado rodeando el Consulado Uruguayo en Barcelona donde madre e hija pasaron 7 días y a la intervención de Naciones Unidas”.

El texto termina señalando que “el abuso y la violencia hacia niños, niñas y adolescentes y la violencia intrafamiliar son un flagelo constante. Nos corresponde a todos y todas combatirlo”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)