Escándalo en el fútbol

Audios: "Indagatoria sobre eventual corrupción será de largo aliento"

La fiscal Silvia Pérez dijo que primero investigará la supuesta extorsión a Valdez.

Acto: el fiscal de Corte, Jorge Díaz y la fiscal Silvia Pérez en el juramento efectuado el 23 de febrero pasado. Foto: fiscalia.gub.uy
Acto: el fiscal de Corte, Jorge Díaz y la fiscal Silvia Pérez en el juramento efectuado el 23 de febrero pasado. Foto: fiscalia.gub.uy

Se trata de uno de los mayores escándalos de la historia de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF). Cinco horas de grabaciones secretas al expresidente de la entidad Wilmar Valdez por parte del intermediario Walter Alcántara; un supuesto arreglo de una licitación millonaria; audios que salpican al gobierno y dirigentes de fútbol declarando como indagados y testigos.

A ello se le suma la renuncia de Valdez a la presidencia y a su candidatura a días de las elecciones; llamadas telefónicas y visitas de dirigentes del fútbol al apartamento de Alcántara en Pocitos.

El escándalo tiene todos los ribetes de una mala novela turca, pero ocurre en Uruguay, un país muy futbolero donde ser hincha de la Celeste es una pasión nacional.

La fiscal Silvia Pérez comenzó a investigar de oficio los audios grabados por Alcántara. Tres audios fueron publicados por El País en su edición del sábado 4.

La fiscal posee 21 audios que fueron editados por el lobista y enviados al candidato a la presidencia de la AUF Arturo del Campo, rival de Valdez. Alcántara dijo que grabó cinco horas de conversaciones y que mandó a Del Campo audios cuya duración oscilan entre 30 segundos y 1:30 minutos.

En este momento, la fiscal Pérez maneja dos líneas de investigación: un supuesto chantaje o extorsión a Valdez y una eventual presión por parte de jerarcas gubernamentales a favor de una empresa en la licitación para la compra de las cámaras de reconocimiento facial de hinchas para el Estadio Centenario.

Pérez dijo a El País ayer que, por el momento, no tiene previsto citar a otros directivos del fútbol.

"Estoy esperando el análisis de Policía Científica del celular que incautamos (a Alcántara). Después de eso vemos cómo seguimos la investigación. Hoy (por ayer) no tengo previsto citar a nadie", sostuvo la fiscal.

Pérez aguarda el resultado de las pericias de Policía Científica que determinen si hay más audios en el celular de Alcántara o si ese material fue editado.

El martes 7, Valdez presentó una denuncia penal contra Alcántara por una eventual extorsión. "Hay muchas formas de chantajear o ejercer violencia contra una persona", dijo a El País el abogado de Valdez, Pablo Galain.

La fiscal explicó que, por ahora, investiga una posible extorsión, violencia privada o si existió algún tipo de amenaza psicológica en la renuncia de Valdez a su cargo y a su candidatura a seguir presidiendo la AUF.

"Lo otro (el eventual delito de corrupción de algún jerarca de gobierno en la licitación de la AUF) sería una investigación de más largo aliento. Por ahora no tengo previsto citar a jerarcas" del gobierno, expresó Pérez.

La fiscal no tiene en su poder las cinco horas de grabaciones secretas realizadas por Valdez a Alcántara en 2016 y 2017. Sí cuenta con 21 grabaciones editadas que fueron aportadas por el candidato a las elecciones de la AUF, Arturo del Campo.

Consultada sobre si el hijo del presidente de la República, Javier Vázquez, es mencionado en alguno de los 21 audios que posee la Fiscalía, Pérez respondió en forma negativa. Agregó que tampoco surge de esas conversaciones que alguna empresa se benefició en forma ilícita de una licitación de la AUF como lo sugirió Valdez en una de las grabaciones hechas por Alcántara. "Por lo menos no surge de (los audios) que tengo yo", reiteró la fiscal.

Licitación.

Anoche El Observador publicó en su versión digital que el Ministerio del Interior "jugó un rol clave en la elección de la empresa que le vendió el sistema de identificación facial a la Asociación Uruguaya de Fútbol. La cartera direccionó la decisión, ya que forzó a la AUF y a ITC, firma de Antel que asesoró en el proyecto, a cambiar la empresa que había sido elegida", según surge de una serie de documentos de la compra a los que accedió ese periódico.

La semana pasada el Ministerio del Interior indicó que la cartera "jamás insinuó ni direccionó" la contratación de ninguna de las empresas que participaron del llamado. La participación del ministerio en este asunto "fue de asesoramiento a la AUF acerca de las condiciones técnicas necesarias para implementar un sistema de reconocimiento facial eficiente", aseguró en un comunicado.

La afirmación fue hecha luego de que el semanario Búsqueda transcribiera un audio de un minuto en el que el empresario Walter Alcántara aseguraba que Valdez no contrató las cámaras de reconocimiento facial que él le ofrecía debido a un pedido realizado por Vázquez y Eduardo Bonomi, ministro del Interior.

En otro audio, que transcribió El País, se escucha a Valdez decir: "Ya se sabía que cuando se hicieron los pliegos de la licitación, que (desde el gobierno) estaban prendidos con eso. Olvidate. Ya se sabía que esa empresa iba a terminar ganando por idoneidad".

"Antes de ir a declarar del Campo llamó a Alcántara"

Silvia Etchebarne, la abogada del intermediario, Walter Alcántara, responsabilizó al candidato presidencial a la AUF Arturo del Campo de desatar el escándalo en la institución días previos a las elecciones. "Del Campo llamó a mi cliente en la noche anterior a la primera vez que fue a declarar como testigo. También llamó por teléfono a mi cliente la noche anterior (jueves 9) a declarar como indagado", dijo. La profesional se preguntó sobre si, con esas dos llamadas, Del Campo quería negociar algo con Alcántara. Este le mandó un mensaje a Del Campo señalando: "Llamá a Silvia", según la abogada. Fuentes del entorno de Del Campo señalaron a El País que este enfrenta una campaña de desprestigio en su contra. Y agregaron que no se podía equiparar a una persona que realizó chantajes con un empresario intachable.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º