Publicidad

Asesinato de Jonathan Otero: fiscal habla de otro posible involucrado en el crimen del hincha de Nacional

La fiscal Mirta Morales habló de un segundo hombre que, según se ve en las filmaciones, corrió junto al principal sospechoso del homicidio, por lo que puede haber más involucrados.

Compartir esta noticia
festejos por el 125 aniversario de nacional.JPG
Festejos por el 125° aniversario de Nacional.
Foto: captura de pantalla de Decano (@decanocom)

Redacción El País
La fiscal Mirta Morales logró este miércoles formalizar la investigación contra un joven de 19 años acusado de ser el homicida de Jonathan Otero, el hincha de Nacional asesinado en la madrugada del martes durante los festejos por el 125° aniversario del club. Luego de la audiencia judicial, la magistrada habló en rueda de prensa y contó los detalles que pudo conocer hasta ahora.

El delito imputado es el de homicidio muy especialmente agravado. El acusado deberá ir a prisión preventiva por 150 días, a la espera del juicio. Pero durante la investigación se intentará determinar, por ejemplo, si otras personas participaron del crimen, y un indicio va en ese sentido: Morales contó que una segunda persona fue señalada corriendo al lado del joven de 19 años luego de los disparos.

Más allá de que "el imputado reconoció los hechos ante la Policía", según Morales, en las filmaciones de las cámaras de seguridad de la zona se pudo distinguir a otra persona que lo acompaña en su huida, pero hasta el momento no fue detenida ni identificada, y por tanto se desconoce si tuvo participación en el crimen.

"Cuando esta persona es indicada por una multitud como quien era responsable, la Policía comienza a perseguirlo y ahí se lo ve correr con otra persona", dijo Morales, que añadió que esto "hace pensar que pudo haber más personas" involucradas.

Audiencia de formalización del homicida de Jonathan Otero.
Abogado Pablo Casas en la audiencia de formalización del homicida de Jonathan Otero.
Foto: Francisco Flores/El País.

Según dijo, entre los principales elementos que se tomaron en cuenta para la imputación del presunto asesino está su teléfono celular, que fue incautado. En el aparato se encontraron fotos que él mismo se sacó y que lo ubican en el lugar del crimen con un arma.

También lo delató su ropa ensangrentada, aunque "se están haciendo los cotejos de ADN" para saber a quién pertenece el registro. "Él tenía manchas de sangre en su ropa que no sabemos si es de las víctimas o si son de él", apuntó la magistrada.

Además hay otros indicios, como las declaraciones de los policías que lo detuvieron y de los que trabajaron en los incidentes, así como filmaciones que guardaron las cámaras de seguridad de la zona. En este sentido, Morales dijo que hay muchos registros fílmicos ya que en la zona no solo hay cámaras del Ministerio del Interior, sino también de la Intendencia de Montevideo y privados, y el análisis "va a insumir un tiempo grande".

Jonathan Otero, el hincha de Nacional asesinado, junto a su familia.
Jonathan Otero, el hincha de Nacional asesinado, junto a su familia.
Foto: Facebook.

Cuál fue el motivo del crimen de Jonathan Otero

La fiscal dijo que "nada está descartado" pero hasta el momento no hay "nada" que evidencie que los disturbios se dieron por un enfrentamiento previo entre dos facciones de la barra brava de Nacional, que era la primera hipótesis de la Policía.

La fiscal manifestó, además, que por ahora no se demostró vinculación alguna entre Otero y las otras dos personas que resultaron baleadas en el mismo hecho. Precisamente, esos otros dos hombres, de 23 y 34 años, no quisieron hacer una denuncia policial, y Morales sospecha que "tengan temor".

Jonathan Otero.JPG
Jonathan Otero, el hincha de Nacional asesinado en los festejos del 125° aniversario del club.
Foto: captura de pantalla.

Morales señaló que encontrar "el motivo" del crimen, que es lo que a veces "carcome la cabeza" a los investigadores, será un desafío en este caso. Explicó que de momento "hay muchas hipótesis", pero "no entra dentro de la racionalidad que una persona le pegue un tiro a otras tres" sin motivo alguno.

Jonathan Otero tenía 37 años y vivía en La Blanqueada. Trabajaba en el Hospital Pasteur y tenía esposa e hijos. Fuentes policiales indicaron a El País que no tenía antecedentes penales y que se trataba de una persona "trabajadora".

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad