POLÉMICA POR IDONEIDAD DE "TESTIGO CLAVE"

Acusan a Fiscalía de usar de testigo a una “psiquiatra trucha”

El abogado de un joven acusado de violación dijo que una “psiquiatra”, testigo clave de la Fiscalía en el juicio, no tiene título y que solo es una doctora de medicina general.

Centro de rehabilitación (cárcel) de Florida. Foto: Susana Troude / Presidencia
Centro de rehabilitación (cárcel) de Florida. Foto: Susana Troude / Presidencia

En la ciudad de Las Piedras, un joven fue encarcelado tras ser acusado por otro de violación. La probable víctima sufre el síndrome de Asperger, por lo que una “psiquiatra” testigo clave de la Fiscalía advirtió que no tenía la capacidad de mentir. Sin embargo, el abogado defensor de quien está en prisión sostiene que esta supuesta psiquiatra no tiene título, y que solo es una doctora de medicina general.

En junio de 2020, la Fiscalía de Las Piedras pidió a la Justicia el procesamiento y prisión del joven por violación y atentado violento al pudor. Lo hizo en base al dictamen de esta médica que no tendría el título de psiquiatra, según Gonzalo Medina, el abogado del hoy encarcelado.

El imputado se encuentra recluido en la cárcel de Florida y su defensor presentó un escrito en el Juzgado de 8° Turno de Las Piedras denunciando a la “psiquiatra trucha” por usurpación de título y falso testimonio. Y pidió la nulidad de su declaración.

En el documento, al que accedió El País, el profesional advierte que la Fiscalía debió constatar que su testigo calificado para fundamentar su acusación realmente se había diplomado. “Siendo la declaración de la médica uno de los elementos claves de la acusación para imputar a mi defendido y privarlo en forma preventiva de su libertad, el fiscal tenía la obligación de asegurarse de no presentar un testigo insincero”, dice Medina.

El MSP, agrega el penalista, posee bases públicas de información en las cuales el fiscal podría haber cotejado que la profesional que estaba llamando como testigo calificado revestía realmente esa calidad.

Testimonio judicial.

Como el doctor en psiquiatría Pablo F. debía concurrir el miércoles 3 como perito de una de las partes en el caso sobre la violación de un joven, Medina se comunicó con él un día antes para conocer su punto de vista sobre el caso. En el intercambio, el médico le dijo al abogado penalista que la facultativa era médica pero no psiquiatra, tal como decía ser.

“La referida medica no había aprobado el examen que le permitiera obtener el título de la especialidad, por lo cual no se encontraba habilitada para ejercer como psiquiatra de acuerdo a la normativa vigente”, dice Medina en su escrito presentado ante la Justicia.

El 17 de diciembre de 2020, la supuesta falsa psiquiatra declaró en el Juzgado Penal de Las Piedras:

Fiscalía: ¿Cuándo se recibió?

Ella: ¿Cuándo?

Fiscalía: ¿Qué año?

Ella: En el 80, no, 95.

Fiscalía: Y dijo que tenía una especialización en psiquiatría.

Ella: Exacto.

Fiscalía: ¿Desde cuándo es usted psiquiatra?

Ella: 2001. 2005. Perdón. 2001 empecé y 2005 terminé.

Fiscalía: ¿Se desempeña desde que año en la mutualista en la que dice trabajar?

Ella: En la mutualista desde 2010.

Fiscalía: ¿Hasta la fecha?

Ella: Si, hasta la fecha.

Fiscalía: Como psiquiatra, ¿usted atendió al denunciante?

Ella: Si.

Este testimonio de la profesional fue reproducido en el escrito presentado en el Juzgado de Las Piedras por el abogado Medina. “En su declaración en reiteradas ocasiones la profesional afirma tener una especialidad que no está habilitada a ejercer”, sostiene el penalista en el documento.

Según Medina, “no estamos ante el caso de una persona que aprobó el curso y se olvidó de registrarlo ante el MSP. Estamos ante una persona que no aprobó la prueba de conocimientos necesarios para obtener el título. Sin embargo, la Fiscalía la presenta como técnica especializada en la materia para analizar la situación, y llegar a conclusiones que contradicen a la Academia”.

Una de las conclusiones de la falsa psiquiatra fue que una persona con Asperger no puede mentir, algo que es inexacto.

En su escrito, Medina insiste en varios tramos sobre el supuesto falso testimonio de la profesional, el que califica de “especialmente grave” en virtud de encontrarse en un proceso donde está en juego la libertad de un individuo y la imputación de un delito por demás “aberrante y estigmatizante” como lo es la violación de una persona.

Réplica del fiscal.

Por su parte, el fiscal de Las Piedras, Alejandro Sastre, rechazó los conceptos que vertió la defensa del joven en su escrito elevado a la Justicia Penal de Las Piedras. “La médica que testificó en el caso tiene un posgrado habilitado por la cátedra para ejercer como psiquiatra. Le falta el examen final”, dijo Sastre a El País.

El representante del Ministerio Público recordó que, en su testimonio en el Juzgado pedrense, la profesional no dijo que era psiquiatra. “La defensa ahí está faltando la verdad”, dijo el fiscal aunque aclaró que no quería polemizar con el defensor por la prensa.

Según el fiscal, la facultativa se desempeña en la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), en una mutualista de Canelones y en el Patronato de Encarcelados atendiendo a pacientes psiquiátricos.

Recordó que la víctima de la supuesta violación fue atendida por la médica cuestionada por la defensa en una mutualista canaria. Y advirtió que la médica no incurrió en falso testimonio en el Juzgado. “En ningún momento dijo que era psiquiatra. Entonces no está usurpando un título y no fraguó nada”.

El abogado del joven encarcelado, escribió también en su escrito que, pese a que la “psiquiatra trucha” -como él la llama-, dijo que el denunciante no podía mentir por tener el síndrome de Asperger, se supo que sí lo hizo en 2014 cuando acusó a otra persona de abuso sexual y se comprobó que el hecho era falso.

“Justicia debe anular testimonio de médica”

En varios tramos de su extenso escrito, el abogado defensor, Gonzalo Medina, relativiza la importancia de las declaraciones de la “psiquiatra trucha” en el Juzgado Penal de 8° Turno de Las Piedras. “No estamos ante declaraciones imprecisas o inexactas de la testigo, sino ante declaraciones falsas cuyo valor determinante

para el juez y la defensa son evidentes”, señala el escrito de Medina. “Quien tiene dicha potestad acusatoria (el fiscal) debe pregonar por la verdad material de los hechos y debe ser especialmente celoso en el cotejo de la idoneidad y veracidad de las pruebas y testigos que presenta”, dice el defensor.

Sin embargo, agrega Medina, el fiscal hizo hincapié en remarcar al juez que no estaban ante un testigo más, sino que se encontraban ante una psiquiatra con especialidad en la materia. “En base a eso se le pidió que arribara a conclusiones y diagnósticos temerarios y absolutos tales como que una persona con dicha patología (Síndrome de Asperger) no miente y que siempre dice la verdad, amputando así toda posibilidad de contemplar cualquier otra prueba”, dice. Enseguida Medina pide al Juzgado que anulara el testimonio de la médica.

El profesional afirmó a El País que: “Lo expresado por la Fiscalía y la no psiquiatra es muy peligroso ya que si una persona con síndrome de Asperger nunca miente y siempre hay que creerle, su sola palabra basta para condenar a cualquiera por cualquier delito y como no dan ni fechas ni ningún dato concreto, el acusado deberá recordar lo que hizo cada uno de sus días tres años para atrás, lo que es un disparate”.

¿Qué es y qué implica el Síndrome de Asperger?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce al síndrome de Asperger (AS) como un Trastorno Generalizado del Desarrollo (TGD) de carácter crónico y severo que se caracteriza por desviaciones o anormalidades en las capacidades de relación y comportamiento social. Los padres generalmente sienten que hay algo inusual respecto a su hijo con síndrome de Asperger cuando llegan a su segundo o tercer cumpleaños. Los retrasos de desarrollo motor, como gatear o caminar tardíamente, a veces son el primer indicador del trastorno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados