SINIESTRO FATAL

Accidente en los accesos: ¿por qué la Fiscalía pedirá el procesamiento del chofer del camión?

Considera que actuó con "impericia" e "imprudencia" al rebasar el puente cuando las condiciones de carga "eran excesivas".

Accidente de tránsito en los accesos a Montevideo. Foto: Estefanía Leal
Accidente de tránsito en los accesos a Montevideo. Foto: Estefanía Leal

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

La fiscal Sabrina Flores solicitará mañana la formalización de la investigación contra el conductor del camión que provocó el derribo de un puente peatonal en los accesos a Montevideo el 13 de noviembre de 2020. En el siniestro falleció el pizzero Pedro Recalde.

A las 18:00 horas de ese día fatídico, el camión marca Howo transportaba por los accesos una retroexcavadora desde un predio ubicado cerca del puerto de Montevideo en dirección a Canelones.

El camión se desplazaba por la senda de baja velocidad. Cruzó sin problemas el puente peatonal de Capurro. Continuó por la senda derecha. Al llegar a la altura del barrio La Teja, el brazo de la grúa desplazó el puente peatonal de concreto y lo tiró al suelo. En ese mismo instante, el pizzero Pedro Recalde, que se dirigía a su domicilio ubicado en la zona de La Paz, colisionó contra el puente caído y falleció en el acto. Mientras, una adolescente entonces embarazada y su pequeño sobrino, que caminaban en el instante del choque por encima del puente, cayeron al pavimento sufriendo heridas de entidad.

En tanto, un auto Suzuki Alto, que circulaba detrás de la camioneta de Recalde y en el que viajaban dos profesoras, chocó contra el puente. Ambas sufrieron lesiones.

La altura del brazo de la grúa ocasionó el siniestro. Indicaciones de la cartelería del puente peatonal expresan que este tiene una altura de 4,90 metros. Y el brazo de la retroexcavadora sobrepasaba esa medida, según informaciones relevadas por la fiscal Flores.

En tanto, las pericias realizadas por el Laboratorio de Accidentología Vial y Laboral, fechadas el 18 de noviembre de 2020, concluyen que el camión no presenta observaciones en cuanto a las condiciones mecánicas para su circulación.

No obstante, la chata que transportaba la retroexcavadora sí recibió observaciones por el laboratorio. En su informe enviado a la fiscal Flores, dicha repartición dice que los seis neumáticos del lado izquierdo de la chata presentan un “desgaste excesivo” en sus bandas de rodamiento. Con respecto a los neumáticos del lateral derecho de la chata, el laboratorio considera que los cuatro últimos se encuentran en “malas condiciones”, también con “desgaste excesivo” en sus bandas de rodamiento. Y agrega que, de los focos reglamentarios de la chata, solo funciona la luz de freno izquierda.

El informe dice que tanto la Renault Kangoo de Pedro Recalde como el Suzuki Alto, conducido por una docente, estaban en buenas condiciones para circular.

En su investigación, la fiscal Flores también apuntó a las condiciones reglamentarias del chofer, del camión y la chata, y de la empresa constructora. Así constató que el camión contaba con la Inspección Técnica Vehicular (ITV) vigente, pero tenía vencido el Permiso Nacional de Circulación desde el 30 de setiembre de 2020. En una situación similar se encontraba la chata que transportaba la retroexcavadora, aunque su Permiso Nacional de Circulación había vencido el 1° de setiembre de 2018. Asimismo, la empresa tiene una flota de 13 vehículos que no pueden circular por carecer del Permiso Nacional de Circulación.

Por su parte, el chofer contaba con libreta de conducir profesional vigente.

"Impericia".

Tras analizar todo el contexto del fatal accidente, la fiscal Sabrina Flores entiende que las lesiones sufridas por la adolescente entonces embarazada y su sobrino pequeño son tipificadas como lesiones graves culposas. En cambio, las heridas sufridas por las dos jóvenes que circulaban en el Suzuki Alto configuran lesiones personales culposas. Es decir, la fiscal no les atribuye gravedad.

Lo que sí le otorga gravedad al accidente es el fallecimiento del pizzero Pedro Recalde. Por ello, la fiscal Flores entiende que la conducta del chofer se encuentra en un delito de homicidio culposo complejo.

Y considera que el chofer del camión condujo con “imprudencia” e “impericia” al rebasar el puente cuando las condiciones de la carga eran “ampliamente excesivas”.

Movilización por Pedro

Familiares del pizzero Pedro Recalde organizan una misa y una marcha para dentro de 15 días en recuerdo del pizzero Pedro Recalde, fallecido en el accidente en el puente peatonal de los accesos en el barrio La Teja. Familiares de Pedro se quejaron sobre las demoras en la investigación. “La marcha pretende exigir que se haga justicia por su muerte”, dijeron.

Defensa de chofer dice que no hubo imprudencia
Caída de puente peatonal en los accesos a Montevideo. Foto: Estefanía Leal

El abogado Nicolás Pereyra, defensor del conductor del camión, solicitará a la Justicia el archivo del expediente por entender que su cliente actuó sin intención de matar y sin prever el resultado mientras manejaba el vehículo con una chata. “Mi defendido no fue imprudente, no actuó con negligencia, no actuó con impericia ni violó ley o reglamento alguno. No puede decirse que actuó con la culpa relevante desde el punto de vista de derecho penal”, dijo Pereira a El País.

El penalista, que presentó ante en la Fiscalía una pericia que exculpa al conductor del camión, advirtió que “queda claro” que las causas y factores que determinaron el accidente “no pueden atribuirse a mi defendido” bajo ningún concepto. Y agregó: “También queda claro que este no violó ninguna ley como trabajador”.

Pereyra recordó las conclusiones de la pericia que solicitó a técnicos prevencionistas. “Si la empresa dueña del camión hubiera cumplido con las normas de seguridad, es muy probable que el accidente hubiera sucedido”, dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados