Publicidad

CAUSA JUDICIAL

Abogado del chofer de Copsa pide tener en cuenta audio y que citen a declarar a otros empleados como testigos

El ómnibus 540 fue 21 veces al taller entre el 2 de diciembre y 11 de enero.

Compartir esta noticia
Ómnibus de Copsa volcó en Ruta Interbalnearia kilómetro 93.
Ómnibus de Copsa volcó en Ruta Interbalnearia kilómetro 93.
Foto: Ricardo Figueredo

Por Maite Beer
El abogado Sebastián Serrón, que representa al conductor del ómnibus de Copsa que se accidentó en la ruta Interbalnearia, presentó un escrito a la Fiscalía para solicitar que se tengan en cuenta otros medios de prueba. El defensor le pide a la fiscal de Maldonado de 2° Turno, Jessica Pereira, que agregue el audio que grabó el conductor sobre las fallas del vehículo mientras estaba manejando a la carpeta investigativa, que cite a dos funcionarios de Copsa a declarar como testigos y que tenga en cuenta las valoraciones de la Asociación de Trabajadores de Copsa (ATC).

Serrón indicó que el conductor le había dicho a otro funcionario de la empresa que “el vehículo siniestrado ya venía con varias fallas, incluso que lo hacían ingresar a los talleres y no le realizaban ningún arreglo”, según detalló en el escrito presentado. Además, señaló que el chofer ya había presentado “boletas”, que hace referencia a la forma documental que tienen los conductores de las unidades para hacer quejas o reclamos sobre los coches.

En esta línea, el abogado solicitó que se cite a declarar como testigos tanto al conductor que recibió el audio del chofer del coche 540, así como el otro empleado a quien su colega le comentó sobre las fallas del ómnibus.

Además, requirió la declaración de una guarda de Copsa que fue la persona que trabajó durante el viaje anterior al accidente y que recibió varias quejas de los pasajeros “por el excesivo balanceo del ómnibus, en ese viaje y en viajes de días anteriores”, según el escrito.

Con respecto a las “boletas”, Serrón pidió que las autoridades de Copsa le envíen todas estas denuncias a Fiscalía “donde se informaba desperfectos, se solicitaban arreglos o se informaba alguna otra irregularidad” o, sino, que “en su defecto” den explicaciones sobre qué medidas se tomaron en relación a estas “boletas” y a las quejas de los usuarios de la empresa.

La Asociación de Trabajadores de Copsa (ATC) denunció que la unidad 540 tenía fallas mecánicas y que varios ya lo habían denunciado a la empresa. “Este coche, el 540, aparentemente sí había compañeros que habían denunciado esta situación (de inconvenientes en la circulación). El coche había ido al taller. La empresa supuestamente lo mandó a taller especializado a que lo controle”, dijo Andrés Martínez, dirigente de ATC, en rueda de prensa al día siguiente del accidente.

Por eso, el abogado del chofer accidentado solicita “que se tenga en cuenta lo manifestado por dicho sindicato” y agregó una copia de estas declaraciones en el escrito presentado a Pereira. También solicitó al final del documento que la empresa “brinde explicaciones” sobre todas las denuncias y quejas por fallas mecánicas.

La pericia

A un mes y medio del accidente de tránsito en el que el ómnibus 540 se cruzó de carril y terminó volcando en la ruta Interbalnearia, la Fiscalía continúa valorando todas las evidencias que existen hasta el momento. La fiscal Pereira, aún no ha solicitado la formalización del chofer del coche por la muerte de la adolescente de 15 años que falleció a raíz del siniestro.

La pericia de Accidentología Vial indicó que el ómnibus iba a 110 km/h -cuando el máximo es de 60 km/h- en una zona de curva y se descartó que tuviera fallas mecánicas. Sin embargo, el abogado de varias de las víctimas, Rafael Silva, dijo a El País que la Policía no explicó en qué se basa para asegurar que en la zona la velocidad máxima era 60 km/h porque no hay carteles que lo indiquen.

El País accedió a un documento en el que se detallan todas las entradas al taller que tuvo el ómnibus de Copsa. En total fueron 21 revisiones desde el 2 de diciembre de 2022 al 11 de enero de 2023. En su mayoría fueron para regular frenos, pero en la última revisión también se reguló la suspensión y se cambió la goma de varilla de suspensión.

Aun así, la pericia de la Policía Científica descartó fallas dado que sostuvo que el ómnibus estaba en condiciones de prestar servicio y que sus frenos, suspensión y dirección estaban en perfectas condiciones. El informe también descartó una eventual incidencia de las condiciones de la ruta o el factor ambiental, ya que se trataba de una vía sin desperfectos y de un día sin complicaciones climáticas para el tránsito.

Fiscal dijo que pericia de Científica vale más

La fiscal Pereira dijo a El País que pese a los testimonios de los pasajeros que iban en el coche 540, quienes hablan de un “zangoloteo”, para el equipo fiscal sigue pesando más la pericia de Accidentología Vial, lo que entonces evidenciaría la responsabilidad penal del conductor por homicidio y lesiones. Lo que declararon los testigos es “una percepción”, agregó la fiscal, mientras que la pericia es la opinión de los profesionales de Policía Científica. “Uno puede opinar de distintos temas, pero hay que ver hasta dónde está facultado con criterio”, sostuvo Pereira. La fiscal no está de acuerdo con los dichos del abogado Silva que afirmó que la pericia no se realizó con la profundidad necesaria y aseguró que de ser así ya se hubiera solicitado la ampliación de este medio de prueba que suele ser la “última palabra”.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Accidente de tránsitoómnibus

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad