La política educativa

Experiencias educativas que inspiran

La Feria de Buenas Prácticas expone casos de innovación y creatividad en la educación.

Buscan inspirar a los alumnos para que bajen los niveles de deserción. Foto: Iliana Cabrera
Buscan inspirar a los alumnos para que bajen los niveles de deserción. Foto: Iliana Cabrera

Los problemas que exhibe el sistema educativo llevaron al gobierno a anunciar un "cambio del ADN" que sigue sin concretarse a la luz de algunas cifras. Como ejemplo, apenas la mitad de los estudiantes que cursaron sexto de liceo, el año pasado, logró "salvar" todos los cursos. Y entre los más pobres, esa cifra cae a uno de cada diez. La deserción es otro síntoma del problema: casi el 60% de los alumnos que ingresan al liceo no culminan sus estudios. En Primaria, en tanto, las asistencias insuficientes siguen en niveles "preocupantes", según admiten los consejeros. En el sistema educativo hay 3.155 alumnos que llegaron a sexto de escuela habiendo faltado más de 200 días de clase.

En contraste con estos indicadores, varios centros educativos —de Montevideo y el interior del país, de Primaria, Secundaria y escuelas técnicas— están aplicando buenas prácticas que buscan inspirar.

Estas experiencias son recogidas y difundidas en la Feria de Buenas Prácticas en Educación, evento que celebrará su sexta edición la próxima semana (ver recuadro) en el Instituto Santa Elena. Su director e integrante del directorio del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineed), Pablo Cayota, dijo a El País que estas iniciativas aportan una "pista fundamental para pensar insumos que permitan construir políticas (educativas)". "Hay un reverdecer de experiencias de creatividad, búsqueda e innovación que se producen en los colectivos docentes (...), muchas veces desconectados entre sí pero que en sus contextos buscan soluciones a los problemas y las logran", recalcó.

A continuación algunos de los ejemplos más destacados.

1

Instagrammers del siglo XX

José Batlle y Ordóñez comenta en Instagram los acontecimientos históricos que marcaron su presidencia. Horacio Quiroga, Paulina Luisi y otras nombres ilustres de la historia del país del siglo pasado, también recurren a la red social para dar su visión sobre la realidad de aquellos tiempos. Con ese original concepto, Agustina Méndez y Soledad Correas desafiaron a sus alumnos de sexto año de primaria del Colegio Stella Maris a investigar, estudiar y conocer más sobre grandes personalidades de la historia —básicamente— uruguaya. El objetivo del taller "Instagrammers del siglo XX" era que los estudiantes aprendieran de historia apoyándose en un lenguaje familiar y actual como el de las redes sociales. Las docentes formaron equipos de trabajo que estudiaron a estos personajes, y con la información histórica obtenida (re)creaban eventos y fijaban las opiniones de sus protagonistas a través de publicaciones en Instagram. Los posteos recibían a su vez comentarios de gente común, que también creaban los propios alumnos. "Uno de los grandes logros que pudimos observar con el trabajo en Instagram —señalan las docentes— es que los estudiantes pudieron ponerse "en la piel" de los personajes y esto habilitó la reflexión colectiva".

2

Laboratorio itinerante

"Hacer fortalece el autoestima", arguye la profesora de Biología, Silvia Ottonello, al explicar la idea detrás del taller "Laboratorio itinerante", que se desarrolla en el liceo de Sauce. La iniciativa promueve la integración entre los alumnos de primer y segundo ciclo de ese centro ubicando a los estudiantes como los responsables de "elaborar, hacer y explicar" actividades de Biología que luego se presentan en escuelas, liceos y ferias educativas. Con este enfoque se "fortalece el autoestima del estudiante, le permite transitar por diferentes espacios y conocer otras realidades, impulsa la investigación individual y colectiva, la responsabilidad, y el respeto de los tiempos para aprender", explica Ottonello.

3

Robótica educativa

Desde el año pasado, los grupos de primero y segundo de primaria del Instituto Santa Elena participan en un proyecto que tiene a la robótica como disciplina obligatoria. El objetivo no es aprender robótica, aclaran los las maestras Lucía Arbiza y Rossana Soria, "sino aprender con robótica". El fin es que los niños desarrollen conocimientos y capacidades a nivel intelectual, biopsicomotriz, en lógica, matemáticas, y comunicación. Para ello, se plantean ejercicios donde los niños diseñan y construyen robots. Incluso, aprenden a programar con software especializado.

4

Integración, cámara y acción.

Los estudiantes de formación básica profesional de la Escuela Técnica de Paso de la Arena se convierten en realizadores audiovisales en este taller en el que abordan temáticas sociales y culturales para fomentar la integración social. "La producción audiovisual es utilizada como una valiosa herramienta pedagógica, que aborda las más variadas áreas del conocimiento, promueve el trabajo en equipo y la formación profesional de los estudiantes", señala Leonardo Nahúm, docente responsable del taller, cuyos trabajos han sido reconocidos en festivales y medios de comunicación.

Visita ilustre desde Canadá

La sexta edición de la Feria de la Educación, este viernes 17 y sábado 18, desplegará varios stands donde docentes y alumnos compartirán sus experiencias en buenas prácticas educativas. El evento recibirá la visita del experto canadiense en formación docente Jacques Tardif, doctor en Psicología de la Educación por la Universidad de Montreal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º