VOTACIÓN POR REPRESENTACIÓN EN EL CODICEN

Unos 50.000 docentes acuden hoy a las urnas

Las actividades educativas fueron suspendidas para que los 49.812 docentes habilitados a votar puedan concurrir a las urnas, entre las nueve de la mañana y las siete de la tarde.

Hojas de votación para la representación de los docentes en el Codicen. Foto: Archivo El País
Hojas de votación para la representación de los docentes en el Codicen. Foto: Archivo El País

Dos bloques disputan hoy dos lugares en la representación de los docentes en el Consejo Directivo Central (Codicen) de la ANEP. Las actividades educativas fueron suspendidas para que los 49.812 docentes habilitados a votar puedan concurrir a las urnas, entre las nueve de la mañana y las siete de la tarde, en una elección que es obligatoria y en la que, de trasfondo, se juega algo más que la designación de cargos.

Porque los comicios de hoy son un termómetro del estado de ánimo de los docentes frente a la ley de urgente consideración (LUC), la que supuso cambios en la gobernanza educativa y que, entre otras modificaciones, eliminó la representación docente en los subsistemas.

Por eso hoy, a diferencia de las pasadas elecciones de 2015, los docentes eligen a sus dos representantes en el Codicen, pero ninguno para Primaria, Secundaria y UTU. De todas formas, el sufragio coincide con la elección del miembro que representará a los estudiantes de Formación Docente (hay 39.718 alumnos de Magisterio y Profesorado habilitados) y con las elecciones de delegados de las Asambleas Técnico Docentes (las que, siendo la voz técnica de los maestros y profesores, serán clave en el proceso de transformación curricular a la que ha dado inicio la administración).

La puja política, sin embargo, está centrada en la representación en el Codicen. Esos cargos tienen especial relevancia en las próximas tomas de decisión del máximo órgano decisor de la ANEP, en los acentos de las políticas de enseñanza y en el mensaje político. Por un lado, hay tres listas nucleadas en el lema “En defensa de la educación pública”. Son las listas 1, 11 y 30 que participan bajo el paraguas sindical. Por otro, hay cuatro listas “oficialistas”, en el sentido que cuentan en sus filas con docentes cercanos a los consejeros políticos o el gobierno de turno, y que se reúnen bajo el lema “Participación y representación plural sin exclusiones”: son las listas 3, 4, 21 y 33.

Hace seis años, cuando la elección de los últimos consejeros en representación de los docentes en el Codicen, cada bloque se quedó con uno de los cargos. Fue entonces que salió electo como consejero Robert Silva, hoy presidente del Codicen.

Silva, de afiliación colorada, fue en la pasada administración la voz de la oposición en un ámbito en el que solo había representantes políticos del oficialismo. Ahora tampoco hay representantes de la oposición, pero los cargos de docentes podrían terminar siendo, en la práctica, el espaldarazo o el freno a las propuestas oficialistas.

Si bien entre el lema “En defensa de la educación pública” hay dirigentes frenteamplistas, y en el lema “Participación y representación plural sin exclusiones” los hay de la coalición multicolor, las integraciones no siguen una lógica partidaria clásica. De hecho, aquel lugar que había ganado Silva en 2015 ahora lo ocupa Adémar Cordones, de activa militancia política en el Partido Socialista y exedil por el Frente Amplio en Colonia.

El referéndum por la derogación de 135 artículos de la LUC hizo que esta elección de docentes adquiera una tensión mayor. Las listas de los sindicatos acusaron que el oficialismo usó correos electrónicos institucionales para difundir su lista. Y la oficialista lista 4 cuestionó un mensaje en Whatsapp que promovía la quita de hojas de votación de su agrupación.

Para saber cómo se dirime esta tensión en las urnas es probable que haya que esperar algunos días. Porque si bien el escrutinio primario empieza en la noche de hoy, se prevén muchos votos por correspondencia que pueden demorar el conteo.

La participación, al ser obligatoria, suele ser alta: quienes no concurran a votar y no lo justifiquen en tiempo y forma serán sancionados con 5 unidades reajustables (unos $ 6.700).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados