FUERZAS DE PAZ

Los "cascos azules" uruguayos no "miran para el costado" y cumplen

Embajador en la ONU contrapuso su compromiso con el de otros países.

La mediación de la ONU en Siria es "una tarea imposible" y Yemen aún está peor. Foto: AFP
La mediación de la ONU en Siria es "una tarea imposible" y Yemen aún está peor. Foto: AFP

Uruguay mantiene un altísimo prestigio en la ONU por su participación en las misiones de paz, entre otras razones, porque sus militares "no miran para el costado" cuando las situaciones se complican en puntos álgidos del globo en los que están. Así de claro es el embajador uruguayo ante la ONU, Elbio Rosselli, que evaluó para El País la participación del país en el Consejo de Seguridad de la organización multilateral que se acerca a su fin.

"Mantiene un altísimo prestigio en función de su participación en las misiones de paz no solo por participar, sino por cómo se participa. Los otros días anduvo nuestra gente a los tiros repeliendo ataques a centros de protección civil en el Congo; hay otros muchos contingentes que miran para el costado y la dejan pasar, la gente nuestra no, Uruguay se destaca por el compromiso que tiene (...) Hay contribuyentes de tropas que a veces no hacen lo que tienen que hacer mientras que nosotros hacemos lo que hay que hacer, nuestro personal es muy disciplinado y muy respetado", dijo Rosselli, un experimentado diplomático.

De todas formas, el diplomático dejó entrever que hay algo de cierto en lo que se comenta en el ámbito militar: Uruguay necesita mejorar su equipamiento si pretende seguir teniendo un rol protagónico en las misiones. "Naciones Unidas sigue buscando la participación de Uruguay, las limitaciones existentes en materia de equipamiento en algunos casos pueden ser un problema, en otros no tanto, pero ahí, claro, el país tiene que tomar ciertas decisiones en cuanto a inversiones que tiene que hacer en uno u otro escenario", señaló.

Avances y retrocesos.

Para Rosselli, ha sido un avance el final de la misión en Haití y la política de cero tolerancia con los abusos sexuales que la ONU ha implementado con los "cascos azules". "El hecho es que la Minustah (la misión en Haití) llegó a su conclusión y ha quedado reemplazada por una pequeña misión de mantenimiento de paz enfocada al fortalecimiento de la paz y la estructura nacional de Haití. Eso es muy bueno. Claro, comparado con el hecho de que antenoche mataron a 15 tanzanios en el Congo, degollaron a dos expertos de uno de los comités de sanciones..., todo aquello aparece como muerto. En el tema de protección a civiles, además, se ha avanzado mucho en la ONU en torno a un tema que es sumamente importante que es lo concerniente a abusos sexuales. Todos los compromisos que se están asumiendo en buscar a los responsables de estos actos están avanzando, todo eso se está haciendo, pero los titulares de los diarios pasan por otras cosas", reflexionó.

El mundo.

Al analizar alguno de los conflictos que se registran en otras zonas del mundo, Rosselli reconoce que el gobierno de Siria, tras la durísima guerra civil en ese país, se ha consolidado. "El enviado de la ONU, Staffan de Mistura, ha estado trabajosamente tratando de juntar al gobierno sirio y a la supuesta oposición. El problema mayor que ha tenido es tener una oposición, en lugar de a grupos y grupúsculos que hasta hoy siguen vociferando... una parte de la oposición siria logró ir a Ginebra esta semana con, teóricamente, una sola voz pero lo que no hubo fueron encuentros directos entre la oposición y el gobierno. Diría que la labor que está haciendo el enviado es encomiable pero, pobre, le está tocando una tarea imposible".

Pero para el diplomático aún peor es la situación en Yemen. "La magnitud de la violencia, de la hambruna, del cólera, es una cosa de terror", dijo.

Le preocupan también mucho Irak, Líbano y Libia que "es casi una tierra de nadie", que no tiene gobierno. "A nosotros nos cuesta mucho entender lo que son las rivalidades étnicas, a veces no comprendemos que esas cosas puedan suceder", dijo.

Con Israel se discrepa, pero la relación es buena.

Uruguay rechaza la postura del gobierno de Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como capital de Israel, lo que no impide que la relación con este país sea "excelente", dijo Rosselli. "Simplemente como sucede en las relaciones entre los Estados hay cosas en las que estamos de acuerdo y cosas en las que no. Hemos recibido de Israel muchos reconocimientos por las posiciones adoptadas por Uruguay en cantidad de instancias. Hay ciertas cosas que son parte de los principios con los que Uruguay se maneja, y un principio sagrado para Uruguay es que no aceptamos la adquisición de territorios por la fuerza". "Israel y Estados Unidos están de acuerdo con eso (en que Jerusalén es la capital) y el resto del mundo no. Es tan sencillo como eso", señaló. La mejora de la relación con Israel es un objetivo del gobierno tras el deterioro verificado durante el gobierno de José Mujica cuando llamó un "genocidio" las acciones israelíes en Gaza.

El embajador considera "muy exitosa" la ayuda al proceso de paz colombiano. Uruguay quedó muy bien visto tras su presencia en el Consejo de Seguridad, dijo.

"Tenemos la satisfacción de que gran cantidad de delegaciones nos digan que la delegación ha estado haciendo un buen trabajo, que hemos marcado presencia. Los vecinos, los amigos, siempre dicen che, que bien, pero otra gente de otros continentes no tiene por qué hacerlo y nos han hablado muy bien, por lo que estamos contentos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)