BOLSILLOS RESENTIDOS

Astori anunció suba de tarifas de entre 7,5% y 8,2% en enero

El ministro dijo que los aumentos tuvieron en cuenta la inflación del año y el equilibrio fiscal.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El ministro dijo que los incrementos cobran vigencia a partir del 1° de enero. Foto: F. Ponzetto

El ministro de Economía Danilo Astori, flanqueado por los presidentes de las empresas públicas y el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, anunció anoche una suba de las tarifas que está en línea con la inflación esperada para el año y que comenzará a regir a partir del mes de enero.

Las tarifas de Ancap subirán 8% al igual que las de Antel, OSE aumentará 8,2% con un aumento complementario adicional de 7,3% sobre el cargo fijo de acuerdo a la capacidad de consumo de cada cliente, y la de UTE lo hará 7,5% sin que alcance a los hogares que pagan la denominada tarifa social.

El ministro subrayó en varias ocasiones que la suba está alineada con la inflación con la que cerrará el año, y destacó que para el caso de la electricidad será por debajo.

En noviembre el aumento acumulado de la inflación en los últimos 12 meses se ubicó en 8,1%, según datos del Instituto Nacional de Estadística.

El mes pasado la suba de precios fue de 0,10% en relación a octubre, mientras que la inflación del año es 8,70%.

Explicación.

El ministro explicó que al momento de definir los aumentos se tuvo en cuenta la evolución de la inflación y "el equilibrio fiscal que es también muy importante y es uno de los motivos de trabajo y de preocupación de la política económica".

Tras ello anunció que los aumentos para Ancap y Antel serán del 8%.

En el caso de OSE, el ministro dijo que el ajuste tarifario será de 8,2%, "contemplando la evolución esperada de los costos", a lo que agregó que "además de este ajuste referido a los costos de la empresa vamos a tener un incremento adicional complementario de 7,3% sobre el cargo fijo de agua de acuerdo a la capacidad instalada medida a través del diámetro de conexión de los distintos tipos de clientes".

Astori explicó que ese aumento "viene a cubrir lo que en un principio pensábamos iba a ser una tasa medioambiental que se pensaba poner en práctica a comienzos de este período de gobierno y luego por diversas razones no se puso en práctica".

Esta suba adicional "nos permite tener una selectividad en cuanto al impacto sobre la gente que consume servicios de OSE y por tanto su impacto sobre los ingresos", explicó el ministro, que recordó que la suba "está definida de acuerdo a la capacidad instalada medida a través del diámetro de conexión, lo cual indica que hay diferentes tipos de cliente y por tanto se pueda hacer esa diferenciación beneficiando a quienes más lo necesitan".

Por otro lado, Astori destacó el carácter de la suba "vinculado al medio ambiente de esta tarifa porque es un tema muy asociado a prioridades de gobierno que oportunamente el presidente ha marcado en forma reiterada". En ese sentido dijo que con el aumento se obtienen recursos para financiar una serie de medidas y acciones para la cuenca del río Santa Lucía.

Respecto de la suba de UTE de 7,5% —por debajo de la inflación— Astori subrayó que no será aplicada sobre unos 80 mil hogares que "pagan hoy la llamada tarifa social, hogares humildes por cierto todos, los que no van a tener ningún aumento en su tarifa de consumo de energía eléctrica".

Sobre la suba de Ancap, su presidenta, Marta Jara, explicó que se tuvo en cuenta el aumento esperado del petróleo por el mercado internacional que se ubica en promedio en unos US$ 10 y la evolución al alza del tipo de cambio.

Esa suba del dólar tiene efectos sobre la deuda que Ancap tiene nominada en esa moneda, haciendo que la misma crezca en pesos generando "pérdidas por tipo de cambio", dijo la funcionaria.

A ello se agregan los costos de mantenimiento que tendrá la parada de la refinería que se llevará adelante en 2017, que Jara estimó en unos US$ 55 millones "más el lucro cesante del volumen que no se refina durante la parada que dura aproximadamente tres meses y que se renuncia a un margen de refinación de aproximadamente US$ 5 por barril".

Crítica.

Tras conocerse el aumento, el senador nacionalista Álvaro Delgado cuestionó el incremento de UTE en un año en que bajaron los costos de generación por la buena hidraulicidad que permitió el uso intenso de las represas, por la incorporación de energía eólica y porque casi no debieron usarse las centrales de generación que utilizan combustibles fósiles.

"Es un ajuste fiscal encubierto. A UTE le van a pedir como US$ 200 millones para Rentas Generales y US$ 18 millones para OSE", sostuvo. OSE, dijo Delgado, es un organismo desfinanciado que ahora ajustará por encima de la inflación y que tendrá una recaudación adicional, básicamente por el incremento de los cargos fijos.

En el caso de Ancap, Delgado señaló que "hay gula tributaria" porque la empresa ya se capitalizó en US$ 150 millones al no bajar sus precios desde octubre del año pasado pese a que en algunos momentos la evolución del dólar y del crudo se lo hubiesen hecho posible".

Delgado recordó que ya se aprobaron, o están en vías de serlo, incrementos al Impuesto a la Rentas de las Actividades Económicas (IRAE), el Impuesto a la Asistencia a la Seguridad Social, el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y de los tributos que gravan las jubilaciones militares.

Por su parte, el economista Javier de Haedo, vinculado al Partido de la Gente que lidera Edgardo Novick, publicó en Twitter que la suba de tarifas implicará un piso de inflación de 2,5% para enero. Este año la inflación de enero fue de 2,45%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)