La criminalidad que no afloja

El año terminará con récord de homicidios; ya superan los 270

Bonomi dice que hubo un alza de “ajustes de cuentas”; las rapiñas están en una “meseta”.

Este año cerrará con un récord de homicidios, coinciden cifras oficiales y de la oposición. En 2014 se registraron en todo el país 262 homicidios, apenas cinco menos que en 2012, el año hasta ahora récord con 267. En este 2015 el Ministerio del Interior admite que hubo un alza de este delito, en tanto Fundación Propuestas (Fundapro), institución vinculada al Partido Colorado que hace un seguimiento de las cifras de criminalidad, registró hasta este jueves 17 de diciembre un total de 274 homicidios "criminales", a los que suma otros seis "justificables", que es cuando un policía mata a un delincuente en un enfrentamiento con un arma oficial.

Si no puede ver la imagen haga click aquí 

"Este año será un récord histórico", dijo a El País Guillermo Maciel, director de Fundapro. De acuerdo a esta organización, de los 274 homicidios que van en el año, 170 fueron en Montevideo y 104 en el interior.

Según el Observatorio Nacional sobre Violencia y Criminalidad del Ministerio del Interior, en el primer semestre ya se había superado las cifras de homicidios de los últimos dos años en igual período: 139 en 2013, 142 en 2014 y 154 este año. Fundapro, en tanto, había registrado 158 homicidios en el primer semestre de este año.

Entonces los ajustes de cuentas entre delincuentes representaban el 43% de los homicidios según el observatorio del Ministerio del Interior.

Las cifras de homicidio fueron analizadas esta semana por el ministro Eduardo Bonomi en dos eventos. El jueves con un grupo de legisladores y anoche en el acto por el Día de la Policía. En la reunión con los legisladores, Bonomi leyó la introducción de un documento que elaboró el director nacional de Policía, Julio Guarteche, que no asistió por razones de salud. Allí Guarteche hace referencia a las peleas de los delincuentes por el control de territorios y los ajustes de cuentas entre los narcos locales.

"El mercado inicial en Uruguay era de marihuana, después de pasta base y luego eso quedó reducida a los lugares de menores recursos y volvió a haber cocaína de calidad. Los que se dedicaban a la pasta base se les redujo el mercado y ha habido una guerra por los territorios, sobre todo en los asentamientos. Eso es lo que produjo la mayor parte de los asesinatos entre delincuentes", contó a El País uno de los participantes de la reunión al comentar el informe de Guarteche.

Según la fuente, el Ministerio del Interior estima que el año cerrará con un aumento del 15% en los homicidios con respecto a 2014, que fueron 262 en todo el país. Del total de homicidios, la mayoría son atribuidos a ajustes entre bandas rivales de delincuentes, por lo que dispara al alza la cifra.

Bonomi y la plana mayor del Ministerio del Interior habían invitado para el jueves a legisladores de la comisión de Seguridad y Convivencia del Senado y de la Cámara de Diputados para informarles sobre las políticas contra la delincuencia. A esta reunión sin embargo solo concurrieron los diputados del Frente Amplio José Carlos Mahía, Orquídea Minetti, Gonzalo Mujica, Macarena Gelman y Enzo Malán.

El jefe de Policía de Montevideo, Mario Layera, dijo a los diputados que las rapiñas son cada vez por menos cantidad de dinero: este año hasta el 30 de noviembre más del 50% de las rapiñas fueron por menos de $ 2.000; el 35% por entre $ 2.000 y $ 10.000, y el 15% por valores mayores a los $ 10.000. Estas cifras solo refieren a las rapiñas cometidas por dinero en efectivo dejando de lado aquellas en las que el motivo fueron diversos objetos de valor, aclaró Layera.

El jefe de Policía informó a los legisladores sobre una caída en los delitos contra la propiedad y un decrecimiento del aumento de las rapiñas que atraviesan una especie de meseta.

Ese mismo jueves en un acto con la Guardia Republicana el ministro había declarado que este año se aclararon el 58,5% de los homicidios. Esta cifra incluye las detenciones y procesamientos de los responsables. "Hay varios más que la policía sabe quién fue, pero fueron homicidios en el marco de enfrentamientos entre delincuentes que no viven en un lugar normal, están clandestinos y la policía no los ha agarrado. Hay otros casos que además requieren la convicción judicial", dijo el ministro.

Anoche en Plaza Independencia, en el acto por el 186 aniversario de la Policía, Bonomi reconoció que este año se incrementaron los homicidios y lo justificó por un aumento "importantísimo" de los conflictos entre delincuentes y a la violencia doméstica. Sin embargo, aseguró que han bajado los homicidios relacionados con los robos.

Frente a la plana mayor de la Policía, el ministro aseguró que han bajado globalmente los delitos, incluyendo los vinculados a la propiedad y destacó que en los dos últimos meses cayeron las rapiñas, que el gobierno se comprometió a abatir en un 30% en cinco años, aunque Bonomi ya adelantó que será difícil cumplir con esa promesa de campaña electoral del presidente Tabaré Vázquez.

Bonomi intentó contextualizar lo que ocurre en Uruguay a partir de lo que acontece en la región porque, sostuvo, no se puede pretender que el país escape a lo que pasa en la comarca. En este sentido, destacó que 40 de las 50 ciudades más violentas del mundo son latinoamericanas y siete de los ocho países más inseguros del mundo son latinoamericanos o caribeños. En Brasil hay un homicidio cada 10 minutos y presenta la séptima tasa de muertes por asesinato más alta del mundo, apuntó. Y recordó que el año pasado los homicidios se incrementaron en Estados Unidos un 19%.

El ministro cuestionó a quienes atribuyeron la bonanza económica de los últimos años a un simple "viento de cola" pero no reconocen la influencia que la región puede tener en la violencia en Uruguay.

"A pesar de los pesares, Uruguay mantiene los niveles de seguridad y convivencia más elevados en la región" y "en la consideración internacional somos seguros", señaló.

El ministro destacó que en su cartera "se ha realizado una verdadera reforma del Estado, sin ostentación" con mejoras en armamento, vehículos y tecnología y con incremento de personal. "La tecnología más avanzada está disponible", aseguró Bonomi.

La eficiencia de la policía se incrementó y los procesamientos aumentan año a año, agregó. Se ha triplicado el patrullaje y los operativos de control de motos bajaron 7% las muertes en esos rodados. Se ha logrado, además, que cada policía porte una pistola Glock y que tengan chaleco para su seguridad, destacó el ministro.

Bonomi hablando anoche en Plaza Independencia en el 186 aniversario de la Policía. Foto: F. Ponzetto.
Bonomi hablando anoche en Plaza Independencia en el 186 aniversario de la Policía. Foto: F. Ponzetto.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º