PRESIDENTE DE AYAX

Alejandro Curcio: "No hay que ser rehenes del pánico"

Una colecta pública convocada por un grupo de empresas reunió en 24 horas US$ 1,3 millones para combatir el coronavirus. El empresario Alejandro Curcio habla de los desafíos presentes y futuros.

Alejandro Curcio. Foto:El País
Alejandro Curcio. Foto:El País

Más de 50 empresarios de diversos rubros y sectores de actividad se ha comprometido a duplicar el monto de las donaciones que se reciben a través de la colecta pública que vienen promoviendo desde el 19 de marzo. La campaña tiene por objetivo adquirir en el exterior kits de diagnóstico, respiradores mecánicos y equipamiento médico de protección ante el avance de la pandemia del coronavirus.

Alejandro Curcio, en diálogo con El País, manifestó su agradecimiento ante las primeras contribuciones solidarias que comenzó a recibir la campaña de recaudación de fondos. También realizó un llamado a no bajar los brazos y a mantener la esperanza en alto. “Entre todos vamos a superar este momento”, enfatizó Curcio.

—¿Cómo se viene llevando adelante la campaña de recolección de fondos para el Sistema Nacional de Salud?
—Desde el sector privado, estamos convencidos que también podemos ayudar a combatir el coronavirus. Es urgente y necesario apoyar el esfuerzo del sistema de salud. Hemos encontrado eco a todo nivel, dentro y fuera de fronteras, tomando en cuenta que, por cada donación recibida, las empresas participantes aportan la misma cantidad, duplicándose el monto total. En un día de campaña recaudamos US$ 1,3 millones, lo cual habla de la movilización que venimos llevando adelante.

—¿Se esperaba ese nivel de respuesta tan inmediata?

—Se esperaba, aunque también me sorprendió el nivel de compromiso de las personas. Un vecino de José Ignacio, un extranjero del Reino Unido, me llamó inmediatamente para decirme que iba a acompañar donando US$ 100.000.

—¿Cuál es la participación del gobierno en esta colecta?
—Esta iniciativa es privada; la lleva adelante un grupo de empresarios que queremos cooperar con el país y nuestra comunidad en este momento tan difícil ante la emergencia sanitaria que vivimos. Queremos cooperar y complementar la acción del gobierno, aportando fondos destinados a la adquisición de los insumos médicos necesarios para combatir el coronavirus.

—¿Qué evaluación hace de las medidas que ha implementado el gobierno?
—El gobierno está actuando correctamente, inclusive con acciones más drásticas a las medidas que sugiere la Organización Mundial de la Salud (OMS) en esta fase del contagio del Covid-19. Hay que reconocer que el gobierno está actuando muy rápido ante las actuales circunstancias. Sin embargo, siempre se precisa del apoyo de los privados para ser aún más rápidos y eficaces en las medidas sanitarias dispuestas por las autoridades. Nosotros estamos en contacto con el Hospital Maciel, el Ministerio de Salud Pública, ASSE, el Ministerio de Economía y Finanzas, entre otras dependencias del Estado, para cooperar en nuestro compromiso con el país y los uruguayos. Este grupo de empresas tienen sus canales de distribución, contactos con proveedores a nivel local y en el exterior. También las compañías que nosotros representamos realizan donaciones. Hoy tenemos capacidad y tiempo para dedicar todos nuestros esfuerzos en apoyar al gobierno, con el combate contra el coronavirus. Esto se está expandiendo tan rápido, que requiere una acción masiva desde el Estado con la cooperación del sector privado. Somos independientes; inclusive la cuenta solidaria es auditada por el estudio CPA Ferrere.

—¿Cuándo se va a tomar la decisión de adquirir los insumos médicos con los fondos recaudados?
—Actualmente estamos en la etapa de recaudación; luego, en coordinación con las autoridades se va a realizar la compra de los insumos médicos necesarios, en base a las recomendaciones y homologación del Ministerio de Salud Pública (MSP). Los insumos serán donados a través del MSP a los hospitales públicos y centros de salud que los requieren.

—En este momento la cooperación entre todos es la forma de superar esta situación sanitaria extremadamente difícil.
—Es así, la cooperación es fundamental. Hay que entender que el coronavirus nos golpea paralelamente en tres planos: la salud, la economía y las relaciones sociales. De modo que es preciso coordinar en esos tres ámbitos, a partir de la salud, que es lo inmediato. Hay que actuar de la forma más rápida antes de la llegada del invierno.

—Por su actividad empresarial usted está vinculado con Japón, un país que ha afrontado bombas nucleares, terremotos, tsunami y ha seguido adelante. ¿Hay una luz en el camino?
—En la cultura de nuestra empresa, observamos la crisis como una oportunidad. En Japón, crisis significa miedo y oportunidad. El pueblo japonés ha salido adelante de varias catástrofes a lo largo de su historia. Es un país que tiene más de 1.100 temblores por año, 50 volcanes en actividad, además de afrontar dos bombas atómicas, en Hiroshima y Nagasaki, y varios tsunamis, y siempre, siempre salió adelante. De hecho, ellos siguen avanzando y ya están pensando en la recuperación. Desde fábrica, me preguntan cuándo estimo que voy a volver a la actividad normalmente. Como tengo la experiencia de Japón, es que he decidido apoyar, colaborar y contribuir en esta lucha contra el coronavirus. Creo que es preciso trasmitir el temple que hay que tener en estos momentos difíciles.

—¿Cómo se imagina el día después, el regreso de la actividad?
—Es una crisis sanitaria y económica que llegó muy rápido, a diferencia de otras crisis. Y como llegó rápido, creo que también nos vamos a recuperar más rápido. Aunque es difícil proyectar, porque no hay antecedentes de este tipo en el país; es la primera pandemia de la era de la interconectividad del mundo y se van a tener que tomar medidas aún más drásticas. En estos momentos quiero dejar una expresión de mis diálogos con mi gran amigo “Nando” Parrado, que dice: “El pánico te mata y el miedo te salva”. El pánico te lleva a tomar decisiones más emocionales y el miedo te permite razonar la situación. Nos tenemos que cuidar todos y no ser rehenes del pánico. Hay que ir en el día a día, tomando decisiones cautelosas y seguras, y en el tiempo justo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)