1958

La victoria blanca en el 58 después del llano

Las elecciones de 1958 y 1962 llevaron a los blancos a gobernar bajo el sistema colegiado, en el 58 a impulso de la alianza entre Luis Alberto de Herrera y Benito Nardone, y en el 62 de la mano de la Unión Blanca Democrática (UBD). En la tercera elección en 1989 fue presidente Luis Alberto Lacalle.

Victoria del Partido Nacional. Foto: El País
Victoria del Partido Nacional. Foto: El País

El Partido Nacional esperó 93 años para llegar al gobierno. Era otro Uruguay, el de las administraciones colegiadas, sistema aprobado en la reforma constitucional de 1951 y que entró en vigencia al año siguiente, completando el mandato de Andrés Martínez Trueba.

Para las elecciones del 30 de noviembre de 1958 había aparecido en el Partido Nacional la Unión Blanca Democrática (UBD), integrada por nuevos grupos y por el Partido Nacional Independiente que volvía al lema. La UBD se presentaba como la “única alternativa” posible de cambio para el Uruguay. Otro hecho significativo fue la alianza entre una gremial apartidaria, la Liga Federal de Acción Ruralista liderada por Benito Nardone, con el sector de Luis Alberto de Herrera.

El aporte de esta alianza, la alternativa renovadora de la UBD y el desgaste de los colorados en el gobierno se conjugaron para el triunfo blanco. El Partido Nacional ganó por más de 120.000 votos. Pero dentro del partido, la diferencia a favor del eje Herrera-Nardone fue de apenas 11.290 votos sobre la UBD, ajustado margen que originó que recién a altísimas horas de la madrugada del 1° de diciembre se supiera cuál de las opciones nacionalistas había sido la triunfadora.

“¡VENCIÓ EL PUEBLO!”, fue el título de tapa de El País a una sola línea a todo lo ancho de la página, con cinco fotos de los festejos en las calles de Montevideo.

Victoria del Partido Nacional. Foto: El País
Victoria del Partido Nacional. Foto: El País

El 1° de marzo de 1959 asumieron los consejeros electos: seis por la mayoría blanca de la alianza del herrerismo con los ruralistas (Martín Echegoyen, Nardone, Eduardo Víctor Haedo, Faustino Harrison, Justo M. Alonso y Pedro Zabalza); y los tres restantes de la minoría colorada (Manuel Rodríguez Correa -quien falleció en 1961, siendo sustituido por Héctor Grauert-, Ledo Arroyo Torres por la Lista 15, y César Batlle Pacheco por la Lista 14).

“Después de 93 años el Partido Nacional asumió el gobierno de la República”, decía el titular de El País el 2 de marzo, acompañando una crónica de la ceremonia en el Palacio Legislativo. “Las barras presentaron un aspecto impresionante. Llenas al extremo. El cuerpo diplomático ocupaba la galería baja. En el centro de la misma se observa al cardenal (Antonio María) Barbieri y a su lado el padre Generoso Pérez que fuera capellán del ejército revolucionario de Aparicio Saravia. El calor dentro de la sala de sesiones de la Asamblea General es abrumador”. A la hora 15:05 ingresaron a sala los consejeros electos. “Se oyen aplausos y vivas en las galerías”. El calor agobiante le jugó una mala pasada a Echegoyen cuando iba a pronunciar su discurso como presidente del Consejo. “Habla quince minutos y sufre un desvanecimiento que lo obliga a suspender la lectura y sentarse. Diez minutos después el doctor Echegoyen que permanece sentado expresa que suprimirá el resto de la lectura de su discurso que entregará íntegro a la prensa. Lee tan solo el párrafo final”.

El 9 de abril de 1959, apenas un mes después de asumir el nuevo gobierno, muere Herrera.

El Partido Nacional vuelve a ganar en las elecciones del 25 de noviembre de 1962, pero esta vez de la mano de la UBD. La ventaja sobre el Partido Colorado fue muy estrecha: apenas 23 mil votos. “Cumplimos con la gloriosa tradición cívica del partido”, decía el título de El País en la edición del lunes 26.

En marzo de 1963, por primera vez en el siglo, un gobierno blanco le entregó el poder a otro blanco. Los nuevos consejeros de gobierno fueron Daniel Fernández Crespo, Luis Giannattasio, Washington Beltrán, Alberto Heber, Carlos María Penadés y Héctor Lorenzo y Losada. Por la minoría colorada asumieron Luis Batlle (que renunció ingresando Alberto Abdala), Amílcar Vasconcellos y Oscar Gestido.

Este fue el último cuerpo colegiado: en las elecciones de 1966 una reforma constitucional volvió al ejecutivo presidencialista.

El tercer triunfo del Partido Nacional llegaría con Luis Alberto Lacalle -nieto de Herrera- en las elecciones del 26 de noviembre de 1989. Históricas además porque por primera vez desde el fin de la dictadura en 1985 un presidente demócrata (Sanguinetti) le pasaría el mando a otro presidente demócrata (Lacalle) en marzo de 1990, y por el triunfo del Frente Amplio en Montevideo. En el Partido Colorado el candidato más votado fue Jorge Batlle, que venía de ganarle la interna a Enrique Tarigo. Batlle forzó una interna colorada luego de lanzar su famosa frase de que se sentía como si le hubieran “arrancado un brazo sin anestesia” cuando Sanguinetti anunció el apoyo a la candidatura de Tarigo.

“Triunfo histórico: Ganan los blancos”, fue el titular de El País el lunes 27 de noviembre de 1989. En la tapa, una de las fotos mostraba a frenteamplistas y blancos festejando juntos.

La muerte de Herrera, el caudillo 

Luis Alberto de Herrera luchó toda su vida por ver al Partido Nacional en el gobierno. Pieza clave para el triunfo en las elecciones de 1958, murió el 9 de abril de 1959, apenas un mes después de que asumieran los consejeros blancos que él había llevado a ganar. Tenía 85 años. Participó de las revoluciones de 1897 y 1904 junto a Aparicio Saravia, fue candidato a la presidencia en varias oportunidades, fundó el diario El Debate, fue legislador e integró el Consejo Nacional de Administración. En las elecciones del 58 no se presentó a ningún cargo, y rápidamente se desilusionó con quien fuera su aliado en esa instancia, Benito Nardone, cuando no lo dejó incidir en el nuevo gobierno. “Se nos ha metido una comadreja colorada en el rancho de los blancos”, fue la lapidaria frase de Herrera sobre Nardone.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º