Publicidad

Descubrí cuál es la diferencia entre usar pestañas postizas o pelo a pelo y optá por la mejor para ti

Más allá de la diferencia de precios de estas dos opciones para realzar tu mirada, la durabilidad es el factor que pone a unas sobre las otras.

Compartir esta noticia
pestañas postizas

El Tiempo/GDA
Lucir una mirada profunda y cautivadora es tendencia y en ese sentido el uso de pestañas postizas ha hecho que decenas de mujeres se sientan seguras de su belleza sin necesidad de usar una máscara de pestañas.

Para suerte de los amantes de la belleza, hay dos tipos de pestañas: las postizas y las pelo a pelo; no obstante, si desea hacer uso de alguna de estas dos, deberá saber algunas cosas sobre estas.

Pestañas postizas

Antes, era común usar las pestañas postizas para un evento en específico pero hoy día se ha convertido en una necesidad.

Estas se caracterizan por ser de fácil acceso pero no todo es color de rosas, pues el colocárselas y fijarlas al primer intento resulta complicado y en ocasiones se ven muy artificiales. Por ejemplo, la revista de moda Harper's Bazaar afirma que una forma de que estas se vean naturales es "colocándolas debajo de las pestañas propias".

Por tanto, es importante tener un buen pulso y aplicar el pegamento necesario para que en el transcurso del día no se vayan a despegar.

Pestañas pelo a pelo

Por otro lado las pestañas pelo a pelo, aunque son artificiales, son muy diferentes a las pestañas postizas originales, ya que logran darle un toque natural a la mirada.

Este tipo de pestañas son diseñadas para cualquier tipo de ojos, es decir, hay pestañas que son más curvas, largas y gruesas que otras. Usar el tipo de pestañas adecuado es esencial porque depende del "párpado, de la separación del mismo y la ceja y de la forma del ojo", según Open Lash, una empresa experta en el tema.

De acuerdo con lo anterior, es necesario que sean colocadas por un profesional para alcanzar el resultado deseado.

Si desea colocárselas, es necesario que tenga en cuenta que debe hacerles mantenimiento cada 3 o 4 semanas y así podrá tenerlas indefinidamente, según Vanitas Espai.

Está claro, entonces, que la diferencia entre ambos tipos es notable.

Por un lado varían en precios y por otro en modos de uso. En el caso de las pestañas postizas puede decidir cuándo lucirlas y cuándo no, así que resultan siendo el complemento perfecto para un maquillaje impactante, mientras que las pelo a pelo duran casi un mes, por lo que tendrá que acostumbrarse a ellas y cuidarlas muy bien si quiere que su apariencia sea la ideal.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

GDA

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad