Realeza

Sarah Ferguson y su lucha con los trastornos alimenticios: "Que me llamaran 'Duquesa cerdo' empeoró las cosas"

La duquesa tomó medidas para superar sus problemas y asegura que nunca se ha sentido mejor; "sé que tendré que tener cuidado con lo que como por el resto de mi vida", sostuvo.

La duquesa de York también arribó. Foto: Reuters
 Foto: Reuters

Sarah Ferguson, exesposa del príncipe Andrés y madre de las princesas Beatriz y Eugenia, abrió su corazón y habló sobre su "lucha con el peso". En una nota publicada en el diario británico The Sun, la duquesa de York se animó a contar sin tapujos sus trastornos alimenticios y cómo la presión de los medios afectó su vida en la realeza.

"Encontré consuelo en las salchichas y los sándwiches de huevo y mayonesa", escribió y explicó que todo comenzó cuando tenía 12 años, luego de que sus padres se divorciaran. "Me culpé a mí misma, pensando que era responsable", señaló.

Según contó, durante su adolescencia aumentaba de peso rápidamente, luego realizaba grandes esfuerzos para perderlos y, nuevamente, volvía a intentar recuperarlos. "Fue un patrón que continuó en mi vida adulta", aseguró.

La situación empeoró cuando se unió a la familia real británica y se casó con Andrés. Durante los viajes de su entonces marido, Sarah sufría su ausencia y buscaba consuelo en la comida. Incluso, llegó a considerar a los alimentos como "amigos" y cada vez que las cosas se complicaban, ella recurría a la ingesta como solución.

Pero eso no fue todo, dado que durante esos años sufrió un fuerte acoso por parte de la prensa, que la apodó cruelmente como la "Duquesa Cerdo" (haciendo un juego de palabras con su título nobiliario Duchess of York, e intercambiándolo por Duchess of Pork). "Esto empeoró las cosas y mi peso se disparó. Llegó un momento en el que ni siquiera soportaba mirarme", se sinceró en el artículo Sarah.

Por fortuna, la duquesa logró tomar medidas para superar sus problemas. "Hoy, a los 62 años, nunca me he sentido mejor, aunque sé que tendré que tener cuidado con lo que como por el resto de mi vida", añadió. En este sentido, Sarah se sumó a una campaña nacional para luchar contra la obesidad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados