Publicidad

Marian la que cocina: Scones de limón y arándanos

scones de arandanos

Sabor express

Marian la que cocina nos propone preparar unos scones dulces aprovechando el esplendor de los arándanos. ¿Qué esperás para poner manos a la obra?

scones de arandanos

Hace muchos muchos años, cuando era chiquita, una de las primeras cosas que aprendí a hacer fueron los famosos scones (los mismos que enseño en esta receta). Preparación fácil y rápida de hacer, pero, si no siguen algunos pasos, pueden resultar en pequeñas piedritas de masa.

La mayoría de la gente relaciona los scones con una preparación salada o más bien «neutra» y no sabe que hay una variedad enorme de scones salados y dulces.

Esta versión de scones de limón y arándanos es una de ellas. Suaves por dentro, crocantes por fuera, con el dulce justo y el ácido perfecto de los arándanos y el limón. Ideales para desayuno, para merienda, para merienda de niños, o para lo que más les guste. Además, ¡aprovechen que los arándanos están en todo su esplendor!

Son muy versátiles ya que pueden sustituir ralladura de limón por naranja, mandarina, pomelo, lima o también los arándanos por cualquier otra fruta que les guste (frutilla, frambuesas, moras, duraznos frescos, manzana, pera, etc), así que no tienen excusa…

Les recomiendo mucho esta receta y si la hacen ¿me cuentan?

Ingredientes (para 8 scones grandotes):

100 gs de. manteca fría
1/2 taza de crema de leche (pueden sustituir por leche, pero les aseguro que la crema hace que estos scones queden mucho más suaves y tiernos)
1 huevo grande
1 cucharadita de vainilla
2 tazas de harina
1/3 taza de azúcar (si les gustan más dulces, pueden ponerle 1/2 taza)
Ralladura de 1 limón
2 1/2 cucharaditas de polvo de hornear
1/2 cucharadita de sal
1 taza bien llena de arándanos frescos (o congelados)
2 das de crema de leche extra más 2 chas de azúcar, para espolvorear

Para el baño:
1 taza de azúcar impalpable
2-3 cucharadas de jugo de limón

Procedimiento

En un bowl, colocar harina, azúcar, polvo de hornear, sal y ralladura de limon, y mezclar. Yo lo hice con batidor de alambre.

Cortar la manteca fría en trocitos chicos y agregar a la mezcla de secos. Comenzar a frotar la manteca junto con la harina, con las manos, hasta que queden trocitos bien bien chiquitos de manteca cubierta de harina. Traten de hacer este paso rápidamente para que la manteca no se ablande (les va a quedar como un arenado).

Mezclar el huevo con la crema de leche y la vainilla. Volcar sobre la mezcla de secos. Mezclar apenas hasta unir la mezcla y no amasar. Esto es lo más importante para que los scones no queden como galletas duras.

Agregar los arándanos y mezclar suavemente hasta incorporar.

Pasar a la mesada y formar un bollo (si la masa está muy pegajosa, pueden espolvorear con muy poca harina; si esta muy seca y se desgrana, pueden agregar un par de cucharadas de crema de leche). Aplastar con las manos y formar un disco de aproximadamente 2cm de altura. Cortar en 8 triángulos. Llevar a la heladera mientras precalientan el horno, aproximadamente 15 minutos, a temperatura 170C.

Retirar de la heladera y colocar sobre una placa enmantecada, con aceite, o sobre papel manteca o silicona antiadherente. Pincelar con crema doble (esto le da una crocantez extra y el doradito perfecto) o con leche. Espolvorear con azúcar. Llevar al horno por aprox. 20 minutos o hasta que estén dorados. Retirar del horno y dejar entibiar.

Para el glacé: mezclar el azúcar impalpable con el jugo de limón y «chorretear» sobre los scones. Dejar secar un rato el glacé y comer. ¡No saben lo ricos que son! Suaves por dentro, crocantes, limonosos, con el toque fresco de los arándanos. En fin, ¡una delicia

scones de arandanos
conocé a nuestra columnista
Mariana López Brito
Marian la que cocina

Mariana López Brito es una pastelera uruguaya, cuyo taller está en Parque Miramar.

Podés encontrar ésta y otras recetas en su blog marianlaquecocina.com, en su página de facebook y su cuenta de Instagram .

Temas relacionados

recetamarian la que cocina

Publicidad