Sabor Express

Marian la que cocina: Pavlova de frutos rojos

Nuestra especialista en cosas ricas nos trae un postre ideal para celíacos

pavlova
Foto: Instagram Marian la que cocina

Aunque no parezca por las anteriores publicaciones de postres y dulces (mucho chocolate, dulce de leche, etc), mis postres favoritos son los de este tipo: suaves, aireados, poco dulces, algo ácidos. Este postre es eso y más…

Es perfecto (opinión puramente personal). Si comieron algo más bien pesadito o no son muy de los dulces, es ideal porque es un postre súper liviano y no muy dulce. Lo bueno del pavlova es que los ingredientes que se usan son muy básicos y las frutas que se pueden agregar son infinitas. Pueden usar frutos rojos, sólo frutillas, duraznos (ideal frescos), gajitos de mandarina, kiwi, ananá, en fin, lo que encuentren de estación o la fruta que más les guste. Un consejo: lo ideal es que pongan algo de ácido para contrarrestar el dulce del merengue.

Otra gran ventaja es que es un postre ideal para dietas celíacas ya que no contiene harina. Un detalle importante a considerar es que este postre tiene que armarse justo antes de servir. El día que lo hice fui a lo de unos amigos, por lo que llevé el disco de merengue cocido por un lado, un bowl con la crema batida y otro con las frutas y en 1 minuto lo armé antes de servir. Si lo arman con mucha anticipación el merengue de base se ablanda con la crema y se arruina todo el efecto que le queremos dar en cuanto a texturas.

Ingredientes (para 8 a 10 porciones)

* 4 claras
* 1 taza de azúcar
* 1 cucharadita vainilla
* 1 cucharadita de vinagre o de jugo de limón
* 1 cucharada de maicena (fécula de maíz)

Para relleno:
* 1 1/2 taza crema doble
* 1/2 taza azúcar
* Ralladura de 1 naranja (pueden poner ralladura de limón, lima o nada!)
* Frutas frescas
* Mermelada (opcional)

Procedimiento

Precalentar horno a 100°C (¡bajo!). Forramos una asadera con papel manteca o si no tienen usen de aluminio (muy importante forrar con papel sino se les va a pegar) y con la ayuda de un bowl o plato dibujamos un círculo de aproximadament 18-20 cm de diámetro (esto es para ayudarnos a hacer un disco de merengue bien redondito y prolijo).

Batir las claras a nieve e ir incorporando el azúcar de a cucharadas y en forma de lluvia mientras batimos (esto es porque si echamos toda el azúcar de una sola vez el merengue nos va a quedar azucarado y no queremos eso).

Cuando el merengue esté firme apagamos la batidora y agregamos la vainilla, el vinagre o jugo de limón y la maicena (o fécula de maíz) e incorporamos todo revolviendo a mano y muy suavemente para no sacarle el aire al merengue.

Ponemos el merengue en el centro del circulo y esparcimos con cuchara o espátula siguiendo la guía del círculo para formar un disco de merengue.
Yo lo hice bien alto porque me gusta más la estética, pero pueden hacerlo más chatito (siempre tengan en cuenta que la idea del pavlova es que sea crocante por fuera y suave por dentro, y si lo hacen muy finito, quedará totalmente crocante y a mi eso no me gusta). 

Le hacemos luego una especie de “cráter” para que quede hundido y así al rellenar no se desborda la fruta. Parece mucha explicación pero les prometo que es súper simple de hacer. Si no quieren dibujar ni seguir ninguna guía, háganlo a ojo que puede quedar “rústico”.

Ponemos en el horno por alrededor de 1 hora (si hay mucha humedad en el ambiente, un poco más, 1 hora y media). Tienen que tocarlo y sentir que la capa superior está crocante. Cuidado con la temperatura del horno, si ven que se empieza a dorar mucho, bajen la temperatura. Una vez que está pronto, apagan el horno y lo dejan adentro con el horno apagado mientras seguimos con lo otro.

Aparte poner en un bowl la crema, la ralladura de naranja y el azúcar y batir hasta punto chantilly. Reservar en heladera hasta el momento de usar.

Armado

Sacar el disco de merengue de la asadera con mucho cariño, como si fuera un bebé, despegar el papel de la base y poner en el plato que van a usar para servir. Colocar por encima la crema batida y luego las frutas.

¡¡Servir y disfrutar que este postre es un manjar que no tiene desperdicio!! Y además, tan lindo!

pavlova
Foto: Instagram Marian la que cocina
conocé a nuetsra columnista
Mariana López Brito
Marian la que cocina
Mariana López Brito es una pastelera uruguaya, cuyo taller está en Parque Miramar.

Podés encontrar ésta y otras recetas en su blog marianlaquecocina.com, en su página de facebook y su cuenta de Instagram.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados