GOURMET

¿Cómo elegir una cafetera doméstica para hacer un buen espresso en casa?

Dahianna Andino, nuestra barista de cabecera, da pautas de qué debería considerarse al comprar una cafetera considerando precios y prestaciones

Café. Foto: Archivo El País
Café. Foto: Archivo El País

“¿Qué cafetera me recomendás para preparar un espresso en casa y que sea económica? Esta es una de las preguntas más recurrentes que recibo, tanto en Ganache como en redes, y su respuesta no es sencilla.

Con el crecimiento del café de especialidad y las cafeterías con baristas, hay un público cada vez más interesado en profundizar conocimientos, que realiza cursos para aprender a preparar mejor su café y que ya no le convence el sabor uniforme y predeterminado de las máquinas de cápsulas.

Averigüé sobre las cafeteras que se consiguen en el mercado hogareño y le escribí a los comercios que las venden preguntándoles si podía probarlas para contar la experiencia desde mi perspectiva como especialista en café. La respuesta fue… no hubo respuesta en ninguno de los casos. Cuando conté esto por twitter solo recibí comentarios de indignación general, pero nada de quienes venden cafeteras hogareñas. Increíble.

Al mismo tiempo hice consultas sobre precios y características de cafeteras en EE.UU y las respuestas fueron inmediatas, con catálogos, prestaciones, precios. A veces da la impresión de que en Uruguay no les interesa profundizar en un tema que, al fin y al cabo, puede traducirse en ventas.

Qué buscar para hacer un buen café en casa

Sin datos sobre qué puede encontrarse en el mercado local, te contaré qué deberías buscar en una máquina para hacer un buen café en casa.
Hay dos modelos hogareños: La cafetera espresso y la cafetera de hidropresión o semiexpress. Son similares y esto genera mucha confusión a la hora de la compra.

Detallemos las diferencias. En las espresso una bomba empuja el agua a una presión entre 15 y 19 bares permitiendo una extracción más uniforme del café. La de hidropresión o semiexpress, tiene menos fuerza porque el agua que circula a través del filtro no es impulsada por una bomba, sino calentando el agua a mucha temperatura (superior a los 100 grados) y es el vapor atrapado lo que generará la fuerza de salida en el portafiltro. Al tener menos presión, el café será menos concentrado, el líquido pasará más lento generando mala extracción o quemando el café. Y por estas razones no hay posibilidad de hacer tamper (presión sobre el café molido en el portafiltros) muy fuerte porque corremos riesgo de que se tape la cafetera. Y la crema clásica del espresso se logra por la presión a la que se expone el café, en una de hidropresión es muy ligera o ausente, aunque hay trucos que veremos enseguida.

Las de espresso tienen mayor tanque de agua (1 litro o más) que permite realizar más bebidas sin tener que recargar, y aunque eso parece un tema menor, si te quedás sin agua en el proceso podés perder el café y, mucho peor, quemar la máquina. A la hora de la experiencia termina siendo un beneficio un buen tanque. En las semiexpress el depósito rinde para 4 tazas máximo.

La ducha (¡sí se llama ducha!) por donde sale el agua debe tener una caída fuerte, constante y vertical, y lo que sucede con muchas máquinas es que el agua sale como en esos lluveros viejos de balneario que tenés que ir buscando el agua porque no caen dos gotas en el mismo lugar. Y la temperatura de entrega del agua debe ser constante para obtener una bebida homogénea, por el propio sistema las semi express suelen perder temperatura en el proceso.

Hay que prestar atención a la canastita donde va el café molido, allí los orificios de salida tienen que presentar una trama uniforme y pequeña. En muchos casos se usa portafiltros presurizados, una especie de trampa (de la que hablé más arriba) en donde todo el café sale por un orificio muy chico.

El objetivo es que al canalizar todo el café por un solo y pequeño lugar, lo hace con mayor fuerza obteniendo más crema. Este sistema no permite usar café muy molido y menos buscar un tamper adecuado. Lo ideal sería una cafetera con filtro no presurizado.

Y por último para hacer una rica leche, la lanza que vaporiza debe ser maleable, pero firme y lo más importante necesita alcanzar buena temperatura y constancia, de lo contrario la leche no llegará a la textura de cremosa y solo quedará leche caliente. Aquí es donde no puedo aportar datos de qué cafetera hogareña tiene mejor funcionalidad porque como dije no pude acceder a ninguna máquina.

El mayor beneficio de estas cafeteras hidropresión es el precio, pueden costar la mitad que una cafetera espresso. Entonces a la hora de elegir no olvides preguntarle al vendedor o leer la información en las web ¿cuántos bares tiene la cafetera? Las de hidropresión tienen entre 3.5 a 4 bares de presión y las de espresso de 15 a 19 bares.

Precios referencia:
De hidropresión entre US$ 50 y US$ 70.
Espresso: entre US$ 100 y US$ 500.
Profesionales para casa: rondan los US$ 1000.

¡Buena vida y buen café!

Conocé a nuestra columnista
Dahiana Andino, Café Ganache
Dahianna Andino
Fundó la primera cafetería de especialidad del Uruguay. Desde junio de 2012 comparte su pasión cafetera. Importa y tuesta sus propios granos.

Barista, emprendedora, fundadora de Ganache Café de Especialidad

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados