Realeza

¿Quién es el conde de Wessex, el nuevo príncipe favorito de la reina Isabel?

Este año, el hijo menor de la reina, Eduardo, tuvo gran protagonismo en eventos públicos de la corona tras la partida del príncipe Harry y Meghan Markle

condes de wessex
Foto: Instagram

Una mirada por el perfil de Instagram de la reina Isabel II revela la actividad de dos nuevos personajes que no habían sido vistos hasta este año inusual. Después de la salida del príncipe Harry y de Meghan Markle, la monarca tuvo que buscar nuevos actores para completar el elenco real visible para la prensa: así entraron en escena los condes de Wessex.

En menos de un año, los Windsor se quedaron sin tres de sus miembros más activos: los duques de Sussex, por decisión propia, y el príncipe Andrés, debido a sus vínculos con el caso de abuso sexual de menores protagonizado por su amigo personal Jeffrey Epstein.

Todos los números para ocupar el vacío parecen pertenecer al desconocido príncipe Eduardo y a su esposa Sofía. ¿Quiénes son? Eduardo es el hijo más pequeño de la reina y Felipe: nacido en 1964, por momentos fue el consentido de la familia y lo dejaron ser con mucha más libertad que a sus hermanos. De hecho, los rumores cuentan que Eduardo y su pareja son los favoritos de los reyes por su discreción y su fuerte vínculo alejado de los escándalos.

Los primeros pasos de Eduardo en la vida adulta quizás fueron los menos firmes y acertados, pero todo cambió cuando en 2002 decidió ser un miembro de la realeza a tiempo completo y, posteriormente, se convirtió en el fiel representante de su padre Felipe en los actos y eventos a los que el duque de Edimburgo ya no puede acceder.

Cuando terminó la universidad con un título de artes, Eduardo se alistó con los Marines Reales pero abandonó la formación para trabajar en la compañía de teatro de Andrew Lloyd Webber. Luego, se dedicó a producir televisión: incluso tuvo su propia empresa llamada Ardent que, sobre todo, se dedicó a generar documentales y dramas sobre las coronas europeas. A todo renunció para concentrarse junto con su esposa en los deberes reales.

Eduardo y Sofía Rhys-Jones se conocieron en 1993 en un partido de tenis a beneficio. Después de seis años de noviazgo, se casaron el 19 de junio de 1999. A la pareja se le concedió el título de condes, menor que el de duques que recibieron sus hermanos, pero se estima que el príncipe heredará el ducado de su padre en cuanto esté disponible.

Después de varios abortos espontáneos y un embarazo difícil, el matrimonio tuvo en 2003 a su primera hija: Luisa Windsor. En 2007, nació el segundo, llamado Jacobo.

Eduardo aparece brevemente en un par de capítulos de la última temporada emitida de The Crown, aunque lo hace de manera secundaria por su corta edad. Hoy, tras veinte años de relación, es el único hijo de la reina que no se divorció y, hasta el momento, ni la pareja ni sus hijos han protagonizado escándalos, un gran punto a favor que los posiciona entre los favoritos de la monarca británica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados