Publicidad

Volver a dormir: ¿Cuáles son los errores más comunes al momento de dormir al bebé?

bebe pies infancia nacimientos maternidad

Con los hijos

A dormir se aprende y los padres tienen la oportunidad -y la responsabilidad- de ayudar a sus bebés a generar hábitos saludables de sueño.

Dormir bien es una necesidad básica tanto para el bebé como para los padres. Cuando el cerebro descansa, el cuerpo está más saludable, mejora la memoria, protege el corazón, reduce la depresión. En el caso de los bebés, cuando descansan realizan conexiones neuronales, liberan hormonas de crecimiento para su desarrollo, se consolida la memoria, previenen enfermedades, entre otros muchos beneficios.

Quienes tienen hijos saben que, con bebés pequeños, dormir bien es uno de los temas que como padres preocupa más y genera más temor. Justamente porque existe un mito popular que sostiene que los bebés no duermen, por lo que los padres estarán “condenados” a dejar de lado el descanso.

Tengo una buena noticia: ¡Es un mito! Y hoy vamos a desterrarlo. El buen descanso está relacionado con: buenos horarios de sueño, buenas siestas, rutinas consistentes, buen ambiente de sueño… en definitiva buenos hábitos de sueño.

Si esto no es lo que pasa en tu casa, quedate tranquilo, se pueden modificar. Ahora voy a compartirte un listado con cinco de los errores más comunes que cometemos los padres al momento de dormir a nuestros hijos:

- No prestar atención al timing y a las señales de sueño. Es importante respetar los tiempos en que deberían permanecer despiertos entre siesta y siesta y aprender a leer las señales de tu bebé.¿Qué hace cuando está cansado? Esto es clave para poder acostarlo en el momento indicado.

- Desestimar las siestas. Son tan importantes como las horas de la noche ya que gracias a las siestas es que se evita que el bebé esté sobrecansado. Se recupera el cuerpo y el cerebro también descansa.

- Dormirlo siempre en lugares diferentes. Los bebés necesitan su espacio donde se sienten seguros y tranquilos. Saber que se van a dormir y despertar en el mismo lugar los relaja y duermen mejor.

- Ponerle pantallas antes de dormir. Las pantallas sobre estimulan el cerebro y la luz que emiten evita que se segregue la melatonina (hormona que nos ayuda a relajarnos previo al descanso) por lo que va en contra de la rutina previa al sueño.

- No cuidar la cantidad de horas totales que duerme tu bebé o niño. Es importante tener presente cuántas horas deben dormir a cada edad, para asegurarte que tenga la posiblidad de obtener el mejor descanso posible.

A dormir se aprende y como padres tenemos la oportunidad -y también la responsabilidad- de ayudarlos a generar hábitos saludables de sueño.

Recuerden que no existen los milagros, cada bebé es diferente y enseñarles a dormir requiere de mucha paciencia, constancia y consistencia.

conocé a nuestra columnista
Luciana Jinchuk
Luciana Jinchuk

Consultora de Sueño Infantil por el Family Sleep Institute. Mamá de Eva y Felix.
A través de su emprendimiento, Volver a Dormir, ha trabajado con más de mil familias en Latinoamérica.

Podés seguirla en Instagram y ver sus novedades en la página web de Volver a dormir.

Temas relacionados

dormir bebesdescansodormir

Publicidad