Con los hijos

Guardia pediátrica: Lesiones no intencionales por mordeduras o picaduras (parte III)

En Uruguay existen cuatro especies de ofidios peligrosos para el ser humano: la crucera, yara, cascabel y coral; ante una mordedura hay que llamar llamar al CIAT

Naturaleza. Recorrer terrenos agrestes es solo una de las alternativas. (Foto: Gentileza Rutas Nativas)
Foto: Gentileza Rutas Nativas

En nuestro país existen cuatro especies de ofidios peligrosos para el ser humano: la crucera, yara, cascabel y coral. Lesiones no intencionales reportadas por las dos primeras especies de ofidios son las más comunes.

Ante una mordedura hay que llamar llamar al Centro de Información y Asesoramiento Toxicológico (CIAT) en donde debemos explicar lo sucedido para que nos den indicaciones de cómo actuar; pero además son eventos de notificación obligatoria a Vigilancia Epidemiológica del MSP por los equipos sanitarios que asisten a estos pacientes. 

Crucera en Uruguay. Foto: Archivo El País
Crucera en Uruguay. Foto: Archivo El País

¿Cómo podemos prevenirlas?

Se debe evitar lugares donde pueda haber víboras: terrenos rocosos, bañados, esteros, chircales, serranías, arrozales, cañaverales, cuevas de mulitas, troncos caídos con huecos, zonas forestales con hierba alta y cuando llegan camalotes, que navegan por el río y arriban a nuestras playas de la zona oeste sobre todo, que traen este tipo de reptiles.

Debemos enseñar a los niños a tener cuidado con las manos, no las deben introducir en cuevas, nidos de aves, debajo de piedras ni en huecos de árboles. Si acampamos, se deben colocar las carpas en sitios altos, secos y limpios. Si caminamos por zonas con pastos altos, se debe evitar el uso de chancletas y utilizar botas altas que cubran tobillo y pierna. 

En caso de ver una víbora se debe evitar hacer movimientos bruscos y no se debe tocar aunque parezca muerta. Es conveniente conocer cuáles son las serpientes venenosas de las zonas en donde vivimos o que visitamos. Los animales como perros y gatos pueden ahuyentarlas, pero también pueden ser atacados por ellas.

Serpiente: La yarará en un recipiente, luego de ser capturada. Foto: Alternatus Uruguay
Yarará. Foto: Archivo

¿Qué hacer en caso de mordedura?

Retirar el calzado, ropa, pulseras o anillos que compriman la zona afectada. Tranquilizar al paciente y no moverlo. Llamar al CIAT (1722) solicitando apoyo para saber qué podemos hacer y a dónde debemos llevar al paciente. Si no tenemos forma de trasladar al herido, hay que comunicarlo, avisar la ubicación y pedir apoyo al 911.

Es importante lavar la zona con agua y jabón. En el caso de que sea un miembro, se debe dejar en posición de descanso, es decir, no levantarlo del plano del suelo y colocarlo debajo del cuerpo en caso de que se trate de un brazo. Eso ayuda a retrasar la absorción del veneno, pero recordar que la zona se va a hinchar, por lo que previamente se deben haber retirado los objetos que compriman porque se puede cortar la circulación y causar más daño. Si tenemos algún analgésico como ibuprofeno, novemina, se puede administrar. Es importante intentar identificar la víbora, sobre todo para que puedan comprobar si es o no venenosa

¿Qué no debemos hacer?

No debemos ponernos nerviosos ni colocar ninguna sustancia sobre la herida, ni siquiera hielo. No hay que cortar, ni succionar el punto de la inoculación.

No es conveniente realizar torniquetes ni ligaduras porque se puede provocar daño al comprometer la circulación del miembro afectado.
Más allá de la impotencia que pueda provocar la víbora que provocó el ataque, es mejor no matarla para mantener la ecología local pero sí mirarla bien para poder decirle cuáles eran sus características al personal sanitario que brinde asistencia.

En Uruguay el suero antiofídico se encuentra estratégicamente distribuido en territorio y de acuerdo a la entidad de la mordedura puede o no ser necesaria su aplicación.

Finalmente es importante recordar que pueden no ser nuestros hijos los afectados por los ofidios sino nuestras mascotas. Si esto sucede es importante tener en cuenta que en Piriápolis existe un centro educativo de cría y rescate de reptiles (Alternatus Uruguay) a quienes se puede consultar para saber, de acuerdo a donde nos encontramos, cual es la veterinaria recomendada para llevar a nuestra mascota y que pueda ser asistida.

Esperando que esta columna les haya sido útil, nos despedimos hasta la próxima.

conocé a nuestra columnista
alicia fernández, pediatra,
Alicia Fernández
Médica pediátra
Coordinadora Área Programática de la Niñez
Dirección General de Salud

Podés seguir a nuestra pediatra de cabecera en Twitter como @AliFernandezUY

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados