Bienestar

Cuáles son los errores más comunes a la hora de bañarse

La hora del baño es muy placentera, por esa razón a veces pasamos más tiempo del que debemos abajo del agua caliente y eso puede ser un error.

baño
Foto: PExels

Lavarte la cara en la ducha, usar agua muy caliente, baños demasiado largos, olvidar de lavarte los pies o lavarte el cabello todos los días son algunos de los errores más frecuentes a la hora de la higiene personal. Mirá esta lista y evitalos.

Lavarte la cara con jabón para el cuerpo. No te laves la cara en la ducha, no sólo el agua está más caliente que lo normal, sino porque el rostro necesita cuidado y el uso de un jabón común puede dañar tu piel.

Temperatura modo infierno. Sí, las duchas calientes pueden ser geniales. Sin embargo, las altas temperaturas pueden deshidratar tu piel y dañarla severamente. Y no solo tu dermis, tu cabello también puede quemarse.

Menos es más. Bañarte por mucho rato podría deshidratar tu piel. Si podés bañarte en 10 minutos, ¿por qué demoras una hora? Cuidá tu piel y también dejá de malgastar agua.

Esponja de baño. Este artículo es un verdadero paraíso para las bacterias, incluso cuando están enjabonadas. Generalmente la esponja se queda dentro de la ducha mojada y se transforma en un caldo de cultivo que puede ocasionar hongos, llagas y alergias.

Exfoliación. Aunque es importante exfoliar la piel, convertirlo en un hábito diario podría lastimarte. Dejá pasar por lo menos cuatro días entre una exfoliación y otra.

Lavados de cabeza excesivos. Si te lavás el pelo todos los días, tu cuero cabelludo se acostumbrará a tu régimen de higiene y producirá cada vez más aceite. Aunque creas que es poco higiénico, la verdad es que podés entrenar a tu cuero cabelludo a no producir tanto aceite al no enjuagarlo tanto. Y esto no solo es bueno para tu salud, sino también para tu cabello, ¿sabés todos los químicos que tiene el shampoo?

¡Los pies también se lavan! Esa agua que se acumula en el piso no limpia tus pies. Necesitás lavarlos directamente con jabón para el prevenir mal olor y los hongos.

Cuidado con la toalla. Aunque se sienta suave, la toalla realmente podría lastimar tu piel. Al salir de la ducha tenés todavía los poros abiertos y la toalla es tu aliado para cerrarlos. Es necesario ser cuidadosa al momento de secar tu cabello y piel.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error