Publicidad

START UP

Startup uruguaya Dear X aplica innovación a los regalos: vende códigos QR para hacer obsequios personalizados

La herramienta ya funciona en varias tiendas el mercado local y recibió capital semillla de ANDE

Compartir esta noticia
Fundadores de DearX
Daniel Kacowiz y Gastón Glumcher, cofundadores de DearX.
Ricardo Figueredo

Cuántas veces ha sucedido que los invitados a un cumpleaños o un casamiento dejan su regalo en un lugar de la fiesta, y el presente es abierto al otro día, pero el destinatario no sabe quién se lo envió? Para evitar ese momento de confusión, tres emprendedores uruguayos crearon una solución para personalizar regalos y hacer de cada obsequio un detalle único, a través de la tecnología. Con ello en mente, fundaron una startup a la que llamaron Dear X.

«Proponemos mejorar la experiencia de regalar», explicó a El Empresario Gastón Glumcher, cofundador de la startup.

Dear X ofrece un servicio para empresas: personalizar sus tarjetas de regalo con un código QR en el que los clientes pueden cargar un video con un mensaje para el destinatario de su obsequio, generando así una mejor experiencia de usuario.

Funciona de manera simple: cuando una persona hace la compra de un regalo en un e-commerce, selecciona la opción de personalizar su tarjeta de presentación y le llega a su casilla un correo con un link para grabar su video, luego el sistema de Dear X transfiere las imágenes de la grabación al código QR que se imprimirá en la tarjeta, y una vez esta llegue a destino sólo hace falta escanearlo para ver el mensaje oculto. «Por eso decimos que con Dear X cuando llega tu regalo llegás vos», resumió el emprendedor.

La startup generó una alianza estratégica con la plataforma de e-commerce, Fenicio, en Uruguay, y actualmente está trabajando con marcas de indumentaria locales como Daniel Cassin, Piece of Cake y Allie, y también con otros retailers como Palacio de la Música. Los emprendedores ya estudian la posibilidad de integrar su herramienta a otras tiendas, y apuntan a crecer internacionalmente también, ya que saben que su proyecto es exportable. De hecho, ya trabajaron con una marca argentina hace un tiempo atrás.

Crecimiento

Cada uno de los fundadores de Dear X le aportó al emprendimiento su conocimiento y experiencia; todos tenían un background diferente —en áreas como marketing, tecnología, finanzas, gestión—, destacó Glumcher.

«Teníamos las ganas de emprender, fuimos estudiando el mercado y nos dimos cuenta de que en el e-commerce en particular iban avanzando los procesos de pagos, la experiencia del usuario, la logística, todo iba teniendo avances a nivel tecnológico y la parte de regalar online se había quedado un poco atrasada. En la experiencia de regalar como máximo se daba como diferencial hacer una carta», evaluó Glumcher.

Además de mejorar la vivencia a la hora de hacer un regalo, Dear X promete ayudar a las marcas a mejorar su imagen y ventas, al brindarle a los clientes una experiencia «novedosa y cercana». «Atrae nuevos clientes haciéndoles la experiencia de regalar más emotiva», destaca la web de la startup.
 

Dear X
Ricardo Figueredo

Apoyos

Para comenzar el proyecto los socios invirtieron fondos propios, y una vez lanzado al mercado comenzaron a pensar en una nueva pata de negocio que ya están desarrollando, donde las tarjetas vayan más allá del e-commerce y lleguen a las tiendas físicas. La idea es que las empresas puedan entregárselas a sus clientes en el local y que ellos carguen el video, y así la experiencia se expanda.

El crecimiento de la startup ha ido acompasado también de inversión; recientemente recibió capital semilla de la Agencia Nacional de Desarrollo (ANDE) que utilizará para agrandar el equipo. Actualmente, la empresa trabaja de forma remota con diseñadores y desarrolladores tercerizados.

Con ese fin, Dear X cuenta con el apoyo de Rony Cohn y Brayn Machado, directores de Nexum Consulting, en la atracción y selección de colaboradores. Los consultores vienen trabajando con la startup para potenciar y enriquecer la gestión de RR.HH. de la organización.

Sobre la experiencia de emprender en Uruguay, Glumcher sostuvo que ha sido muy enriquecedora y destacó que «el Estado da una mano muy grande» a las startups. «La ANDE tiene el Fondo Capital Semilla, otro previo para validación de mercado, y la ANII (Agencia Nacional de Investigación e Innovación) tiene fondos para proyectos innovadores con una mirada más regional que local. Por parte, en el Estado hay programas y fondos que te ayudan a subir la escalera cuando sos emprendedor».

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

startup

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad