Negocios

Netflix ya no necesita pedir prestado y pone fin a su racha de deudas

El gigante del streaming mundial requirió US$ 16.000 millones en los últimos 10 años.

Oficina de Netflix en Hollywood, Los Ángeles. Foto: Reuters
Oficina de Netflix en Hollywood, Los Ángeles. Foto: Reuters

Netflix ha alcanzado un hito financiero: ya no precisa pedir dinero prestado. La compañía anunció el martes 19 en su informe de ganancias del cuarto trimestre que no «necesitaría recaudar financiamiento externo para nuestras operaciones diarias», un movimiento significativo para la empresa fuertemente endeudada.

En menos de una década, el gigante del streaming pidió prestados más de US$ 16.000 millones para alimentar su titánico apetito por el contenido. La razón: no ganó suficiente dinero para cubrir sus producciones ni sus costos comerciales, la nómina y el marketing.

Ese hecho ha causado una queja de larga data sobre el modelo de negocio de Netflix, y es por eso que algunos observadores han argumentado durante mucho tiempo que es un castillo de naipes endeudado que eventualmente se derrumbaría.

Reed Hastings, codirector ejecutivo y cofundador de Netflix, esperaba que Hollywood pronto se pusiera al día en el mercado del streaming, y la compañía acumuló contenido lo más rápido posible. Para financiar los elevados costos de producción y licencias, pidió el dinero prestado.

El riesgo era claro: si Netflix no generaba suficiente efectivo para cuando vencieran las deudas, estaría en problemas. Hastings apostaba a que la compañía podría atraer suscriptores (y subir sus precios) más rápido de lo que corría el reloj de la deuda.

La compañía aún tendrá una deuda de entre US$ 10.000 millones y US$ 15.000 millones, pero logró suficientes ingresos para pagar sus créditos.

La táctica parece haber funcionado. La compañía aún tendrá una deuda de entre US$ 10.000 millones y US$ 15.000 millones, pero indicó que ahora logró suficientes ingresos para pagar sus créditos mientras mantiene su inmenso presupuesto de contenido.

La compañía dijo que agregó 8,5 millones de clientes en el cuarto trimestre, para un total de 203,6 millones de suscriptores a fines de 2020, ya que la pandemia de coronavirus impulsó un aumento. La empresa tiene 66 millones de clientes en EE.UU. Netflix anticipa agregar 6 millones de suscriptores en el primer trimestre de este año.

Llegar a más de 200 millones de clientes permitió que las ganancias operativas de Netflix aumentaran un 76% en 2020 respecto a 2019. Obtuvo US$ 542 millones en ganancias sobre US$ 6.640 millones en ventas en el cuarto trimestre. Los inversores esperaban US$ 625 millones en ganancias y US$ 6.600 millones en ingresos, según la firma S&P Capital IQ.

Nuevas rivalidades

Uno de los programas más vistos de Netflix en el último trimestre, fue la cuarta temporada de The Crown, que ha atraído a más de 100 millones de hogares desde su inicio en 2016. Su película más importante del período fue The Midnight Sky, (de George Clooney), que fue vista por 72 millones de hogares.

Su película más importante del período fue The Midnight Sky, (de George Clooney), que fue vista por 72 millones de hogares.

Toda la deuda acumulada por Netflix le permitió demostrar la fuerza de su lista de películas para 2021, cuando planea lanzar 70 films nuevos, más de uno por semana. La alineación presenta una colección de estrellas que rivalizaría con cualquier estudio de Hollywood, incluidos Leonardo DiCaprio, Meryl Streep, Dwayne Johnson, Jennifer Lawrence y Gal Gadot.

Todavía existen riesgos para el callejón alimentado por efectivo de Netflix hacia el dominio del streaming. Hollywood se ha puesto al día, y compañías más grandes como Walt Disney Co., con Disney +, y AT&T, con HBO Max, están haciendo grandes apuestas en el negocio, dando a los consumidores más opciones y amenazando la participación de mercado de Netflix.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados