INFORME

Juguetes y héroes infantiles que inspiran carreras en los negocios

Ocho empresarios cuentan cuáles eran los juegos, juguetes y personajes preferidos de su infancia y cómo influyeron en la definición de sus trayectorias profesionales

Robot de juguete (Shutterstock)

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

"¿Qué vas a ser cuando seas grande?" es una pregunta clásica con que los adultos buscan encontrar pistas sobre el futuro profesional o laboral de los niños. A veces, la respuesta está simplemente en aquello que los más chicos eligen como entretenimiento: sus juguetes y juegos preferidos.

De ello pueden dar fe algunos empresarios que comenzaron a descubrir la que sería su vocación jugando. Tal es el caso de Marcel Burgos, director de Marcel Calzados, Isabelle Chaquiriand, directora de Atma, Paula Gallotti, directora de Dvelop, Álvaro García, cofundador de PedidosYa, Milena Guillot, directora de Amén, Déborah Káiser, directora creativa de Hómini, Mauricio Levitin, director de Altius Group y Martín Secco, exCEO de Marfrig Global Foods y productor rural.

Los juegos al aire libre, el gusto por la campaña y el haber crecido en una casa a pocos metros del frigorífico que fundó su padre, influyeron decididamente en el camino profesional que siguió de adulto, reflexionó Secco.

Mientras, Chaquiriand y Burgos recordaron haber comenzado a mostrar su gusto por la parte comercial desde pequeños.

El juego con Legos inspiró en parte a Levitin a seguir los pasos de su padre en el negocio inmobiliario. Otro juego de construcción, el Meccano, marcó la niñez de dos emprendedores tecnológicos como García y Gallotti. Guillot, en cambio, empezó a desarrollar su creatividad jugando e inventando universos de fantasía, dice.

Varios de estos empresarios encuentran incluso en algunos de sus personajes favoritos de la infancia algunas lecciones y valores rescatables para los negocios como la importancia del trabajo en equipo, la resolución de problemas, la inteligencia emocional y el tener una actitud proactiva.

directora de atma
Isabelle Chaquiriand, directora del Centro de Emprendimientos Deloitte del IEEM. Foto: Archivo
Isabelle Chaquiriand

«Era comerciante de chiquita», dijo al recordar que jugaba con sus dos hermanas a que tenían su tienda de ropa. Las prendas a la venta eran las de las tres hermanas, que además usaban una cama como mostrador y tenían una caja registradora de juguete. A la empresaria no le atraían las muñecas o princesas de los cuentos de hadas. De hecho, uno de sus dibujos animados favoritos era He-Man. Del defensor de Greyskull rescata su carácter fuerte y el hecho de «hacer su camino al andar, ser el protagonista de su historia». Hoy, disfruta de Intensamente, una película que reflexiona sobre la influencia de las emociones en las personas.

Cofundador de PedidosYa
Álvaro García, PedidosYa
Álvaro García

El cofundador de PedidosYa aprendió de pequeño a «construir», una actitud que traslada a los negocios, dice. De niño, solía armar diferentes modelos con el juego de construcción Meccano, una especie de Lego equipado con piezas de plástico, metal y tornillos. La creatividad es un punto fuerte del juego, ya que permitía «armar lo que querías», destacó García, que tenía entre sus personajes preferidos a Tom y Jerry. Aunque no es padre, cree que el juego es una faceta importante en la formación de las personas de cara a su futuro profesional: «El niño debe tener opciones, que él también elija, que sean actividades divertidas y fomenten la creatividad».

prouctor rural
Martín Secco. Foto: El País
Martín Secco

La casa donde pasó su infancia estaba dentro del predio del Frigorífico Tacuarembó, la empresa que fundó su padre. Esa circunstancia le permitía combinar los juegos al aire libre (andar en pony, jugar a los cowboys, a la escondida o a la pelota) con incursiones en la fábrica por ese entonces en construcción. «Siempre había mucho entretenimiento, a tal punto que mis padres me compraron unos zapatos que hacían ruido porque decían que me perdía en la obra. Todavía los conservo como recuerdo», confesó Secco. En su opinión, «jugar y criarse en ese ambiente debe haber influenciado en mi gusto futuro profesional».

Directora creativa de Hómini studio
Déborah Kaiser, directora creativa de Hómini Studio
Déborah Káiser

Junto a sus dos hermanas construían ciudades para sus muñecas Barbie y más adelante disfrutaba de jugar a Sim City, dos señales que anticipaban su carrera como arquitecta. Káiser recordó que para Reyes o Navidad solía pedir «juguetes interactivos» como juegos de química y otros para diseñar sus accesorios. Hoy en día trabaja como directora creativa de su propia marca de joyas bajo la marca Hómini. Bella, la protagonista del clásico de Disney La Bella y la Bestia, la marcó por su «garra», valentía y deseo de superación. «Es una mujer que toma las riendas de su destino», algo infrecuente en otras heroínas de Disney, afirmó.

director de Altius Group
Mauricio Levitin, director de Altius Group
Mauricio Levitin

«Me encantaba jugar con Legos», evocó el director de Altius sobre su juguete favorito cuando era niño. El empresario ve a la distancia la experiencia de construir con bloques de juguete como una «analogía de lo que terminé haciendo» de adulto. Levitin también reconoce la influencia que tuvo en la definición de su futuro profesional el hecho de acompañar a su padre a las obras que desarrollaba. De niño admiraba a Superman. Como empresario, Levitin encuentra un punto en común con su héroe de la infancia: Superman sobrevuela la ciudad y aterriza en los problemas para resolverlos, a diferencia de Hulk, que los arrasa.

directora de Amén
Guillot. "Insight es es un manual adecuado de comunicación organizacional y liderazgo".
Milena Guillot

La fantasía, el juego, los juguetes y la construcción de universos de ficción alimentaron la creatividad de Guillot, la materia prima que trabaja su empresa, la agencia de publicidad Amén. La publicista subrayó que en su niñez la oferta de juguetes era más reducida en materiales y propuestas —su «objeto de deseo» era la muñeca Nicoleta—, pero también en cuanto a los paradigmas que representaban. Lo mismo pasaba en la televisión: «Todas queríamos ser la heroína de la telenovela», comentó. Hoy en día, en cambio, los juguetes y juegos abordan perspectivas diferentes en temas como el género y son más inclusivos, resaltó.

Directora de Dvelop
Paula Gallotti, DVelop
Paula Gallotti

Ingeniera de sistemas, cofundadora y directora de la empresa desarrolladora de software, Dvelop, Gallotti tuvo su primer contacto con el mundo de la informática cuando a sus 12 años les regalaron a ella y a su hermano una computadora. La PC la usaban básicamente para jugar aunque instalar cada juego llevaba varias horas, relató. De pequeña le interesaban más los puzzles y los juegos de armar como el Meccano que las clásicas muñecas. Además, «jugaba a los ponies», reveló. En su caso, aclara que los juegos de la niñez no tuvieron necesariamente una influencia directa en su vocación y posterior desarrollo como profesional.

Director de Marcel Calzados
Marcel Burgos, director de Marcel Calzados
Marcel Burgos

«De chiquito ya me gustaba jugar a vender cosas», comentó Burgos. Con cuatro años jugaba a ser almacenero, y un año después pasó a la acción cuando se puso a vender algunas de las plantas de su abuela. El negocio duró hasta que ella se enteró; no lo rezongó, por el contrario, le enseñó nociones básicas de jardinería. Burgos cree que es bueno que los niños muestren sus cualidades y que también reciban apoyo para poder explotarlas. Hoy trata de hacer eso con sus nietos, acota. Cuenta que su héroe era Meteoro. Del intrépido conductor rescata dos lecciones para los negocios: el trabajo en equipo y la rapidez mental para tomar decisiones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados