MARKETING DEPORTIVO

Inteligencia artificial y goles llevan al Manchester City a la cumbre 

El flamante campeón inglés y finalista de la Champions League se apoya en tecnologías de punta que nutren su estrategia para ganar partidos

Sergio Agüero durante un partido con Manchester City. Foto: @aguerosergiokun
Sergio Agüero durante un partido con Manchester City. Foto: @aguerosergiokun

En enero, el Manchester City anunció un fichaje que sorprendió al mundo del fútbol. Pero, lejos de tratarse de una estrella consagrada o una joven promesa, Laurie Shaw no juega al fútbol.

Investigador científico y astrofísico con pasado en Harvard, Yale y en el departamento del Tesoro de Su Majestad en Inglaterra como asesor, Shaw se puso la camiseta citizen para asumir como nuevo científico jefe de inteligencia artificial (IA) del club. En marzo, Shaw reforzó su equipo de analistas con cuatro expertos en datos y en física para examinar -a través del uso de IA y big data- el rendimiento de los jugadores del equipo y de los rivales en el afán del club por encontrar nuevos caminos para sacar ventaja y ganar en la cancha.

Invertir en tecnología ha rendido frutos: los citizens ganaron la Premier League de forma incuestionable -fueron el equipo con más victorias (26), menos derrotas (6), el más goleador (78) y el menos goleado (32)- y definirán mañana la Champions League frente al Chelsea.

El plan del City en IA es ambicioso. El año pasado se asoció con Google para lanzar una competencia de inteligencia artificial que se basaba en simular las decisiones que un futbolista enfrenta durante un partido.

En 2018, se alió con la tecnológica SAP para implementar el programa SAP Challenger Insights, que ayuda al equipo a prepararse para los partidos al recibir información basada en datos sobre las tácticas de sus rivales, como sus formaciones ofensivas y defensivas. «En los días previos a los partidos, los datos están disponibles a través de iPads en el vestuario del Manchester City para que los jugadores puedan revisar los datos históricos con sus entrenadores y hacer ajustes de última hora al libro de jugadas. El equipo también revisa los datos para el análisis posterior al partido», indicaron el club y la empresa respecto el acuerdo.

De grandes a chicos

Jürgen Klopp
Jürgen Klopp fue elegido hace unos años como DT del Liverpool luego de un análisis exhaustivo que incluyó big data. (Foto: AFP)

El City no está solo en la Premier en la aplicación de la tecnología de punta para aventajar a sus rivales sobre el césped.

El Arsenal, por ejemplo, tiene un equipo de 15 personas especializadas en las áreas de rendimiento, análisis y ciencia de datos.

El Chelsea, el otro finalista de la Champions 2021, tiene experiencia en la aplicación de IA. Un antecedente significativo data de 2019, cuando el club desarrolló un experimento con la Universidad de Loughborough de Londres para probar un sistema que permitía medir la capacidad de los jugadores de las juveniles del club a la hora de tomar de decisiones en el campo. Esa pesquisa facilitaría la detección de fortalezas y debilidades en sus futbolistas y desarrollar habilidades.

«Para abordar este problema, utilizamos una rama específica de la IA conocida como aprendizaje por imitación. Esta tecnología puede aprender modelos informáticos de comportamiento, como las acciones de los futbolistas en el campo, mediante el análisis de cantidades masivas de datos históricos», detalló Varuna De Silva, responsable del proyecto por la Universidad de Loughborough.

El Liverpool fue campeón de la Premier en la temporada 2019-2020 y de la Champions 2019 de la mano del DT alemán Jürgen Klopp. El arquitecto de esos títulos fue escogido por la directiva red luego de un análisis que incluyó big data a cargo de dos físicos y un excampeón de ajedrez, a los que había contratado el club en 2012.

Ya en Anfield, Klopp reunió a los científicos y al experto en IA William Spearman para armar un equipo de análisis y scouting, pieza clave en la construcción del Liverpool que conquistó Europa y la liga inglesa.

Aunque los equipos más poderosos lideran en el uso de estas tecnologías, los pequeños clubes también empiezan a acercarse a estas herramientas.
El modesto Burnley utilizó esta temporada la plataforma AiSCOUT para detectar talentos utilizando inteligencia artificial. Los interesados en unirse al club (mayores de 14 años) podían grabarse en video realizando ejercicios de entrenamiento y subirlos a la app; luego, el material era analizado con capas de IA por los ojeadores del club para detectar a los prospectos más interesantes.

El fútbol tiene mucho de picardía e imprevisible, pero tener inteligencia (artificial) termina ayudando a meter goles.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados