Entrevista

Gabriela Renaudo, gerenta general de Visa Argentina y Conosur: "el débito es el ganador en los pagos"

La ejecutiva llegó a la empresa hace tres años y asegura que la pandemia por el coronavirus aceleró cambios en la forma de pagos que se esperaban recién dentro de dos años. 

Gabriela Renaudo, Gerenta general de Visa Argentina y Cono Sur
Gabriela Renaudo. Ingresó como gerenta general de Visa Argentina y Cono Sur en 2017. (Foto: Gentileza Visa)

En 2017, Visa desembarcó en Argentina desde donde comanda los negocios de la empresa para la región Cono Sur (Argentina, Chile, Bolivia, Paraguay y Uruguay). Ese mismo año, la argentina Gabriela Renaudo ingresó a la empresa como gerenta general de la empresa para la región.

De sus 45 años, más de 25 son de experiencia profesional en el sector (la mayor parte en Citibank), en banca comercial y pagos electrónicos y digitales en Argentina y Latinoamérica. Al analizar estos meses de pandemia reveló que en la región el débito fue el «ganador» entre las opciones de pago y asegura que se aceleraron cambios que se esperaban en dos años, por ejemplo, la adopción de tecnología de pagos sin contacto. Augura que el blockchain y las monedas digitales tendrán protagonismo a futuro. Es licenciada en Administración de Empresas y tiene un MBA con especialización en Estrategia y Finanzas. Está casada y no tiene hijos.

Visa tiene operaciones en la región hace varios años, pero recién en 2017 desembarcó en Argentina para dirigir la operativa desde ahí. ¿Qué cambió para que la compañía tomara esa decisión?
Decidimos que teníamos que llegar a Argentina, porque si bien ese país tenía un muy buen ecosistema de pagos en general, había que avanzar rápidamente en lo que es la implementación de soluciones digitales, migrar de un modelo analógico a uno digital. Siempre lo habíamos manejado desde Chile, pero ese país venía evolucionando muy bien en esto de la adopción de nuevos sistemas de pagos, por ejemplo, en tecnología contactless (sin contacto) es la más alta de la región. Argentina como uno de los tres países más grandes del Cono Sur necesitaba avanzar hacia la implementación de esa tecnología y sentimos que era el momento de llegar directamente. Por último, aunque podíamos seguir manejando todo desde Chile, esta es una forma de estar más cerca de los cinco mercados.

¿Cuánto pesa la región en la facturación de la compañía?
En América, el negocio está dividido en cinco regiones, Brasil, México, Centroamérica y el Caribe, países andinos y la región de Conosur (Chile, Argentina, Bolivia, Paraguay y Uruguay). En términos de volumen somos la segunda porque en países como Argentina y Chile hay una fuerte penetración de medios de pago electrónicos sobre el efectivo en la población. Incluso Uruguay, a pesar de que es chico, es uno de los más altos. Antes de comenzar la pandemia estaba en un 27% de penetración, mientras que en Argentina era 25%.

Gabriela Renaudo, Gerenta general de Visa Argentina y Cono Sur
Renaudo. Uruguay es uno de los países con mayor penetración de pagos electrónicos y digitales de la región. (Foto: Gentileza Visa)

La llegada del coronavirus trajo consigo un incremento de compras online y aumento de los pagos electrónicos, ¿cuánto y cómo creció?
Hicimos una investigación de tendencias que están moldeando la actitud del consumidor de la que surgió un dato interesante: cuando respondieron a la pregunta ‘¿qué medios de pagos está eligiendo en estos momentos?’ el 72% dijo débito, el 60% crédito y el 44% efectivo. Entre crédito y débito, antes de la pandemia el uso era muy similar. En Uruguay, por ejemplo, era casi 50% y 50%, o algo más el crédito. Esto muestra un cambio importante en la preferencia: el débito aparece como un gran ganador en la migración hacia los pagos electrónicos o digitales. Otro dato que llama la atención es la penetración del e-commerce. Ahí lo que vimos es que el promedio en Latinoamérica, que estaba entre 7% y 8%, durante la primera semana de la pandemia se duplicó. Y en la cuarta semana creció entre tres y cuatro veces. Uruguay en particular es uno de los países que tenía este índice alto, porque el 53% de los uruguayos declaraban que compraba online. Además vimos que cambiaron los hábitos de lo que consumían online y entre lo que más creció fue el uso de las apps de delivery. Lo que pasaba en la región en general era que no todos los supermercados tenían su plataforma preparada para envíos y se apoyaron en estas aplicaciones. También vimos un crecimiento importante en marketplaces, al inicio en las categorías supermercados y farmacias, luego en las compras de cercanía independientemente del rubro. Por otro lado, impactó negativamente en entretenimiento, restaurantes y lo relacionado a viajes. Ahora mejoran algo los restaurantes con take away y envíos. En lo que tiene que ver con entretenimiento prevemos que llevará un año la recuperación y lo relacionado a viajes al principio tendrá foco en lo local y llevará cerca de dos años la recuperación general.

Creció lo relacionado al comercio online, pero se desplomó el consumo en tiendas físicas. ¿Cómo impactó en Visa este fenómeno?
Lo que vimos es que, si bien bajaron en cantidad las transacciones en tiendas físicas, se incrementó el volumen de las compras online, por lo que se complementaron. A modo de ejemplo, el nivel de adopción de pagos electrónicos o digitales y la minimización de pago en efectivo se aceleró y adelantó dos años. Y ahora hay otro factor y es que la periodicidad de las compras comenzó a recuperarse. En Uruguay en particular, mayo mostró buenos números en volúmenes y transacciones, mayores incluso a los de la región (los números concretos no los podemos dar). Lo que sí cayó considerablemente es el volumen de transacciones internacionales que tiene que ver con viajes.
Y el mercado ve esta tendencia. Cuando miramos los nuevos hábitos del consumidor, lo que es digitalización es parte importante de la historia que estamos construyendo y nosotros, en lo que nos toca como industria para ayudar a la adopción de pagos electrónicos y digitales, jugamos un papel muy importante.

Durante la pandemia por el coronavirus, un 72% de los consumidores de la región optó por el débito como medio de pago según estudio de Visa.

La pandemia trajo precaución y distanciamiento y eso aumentó la demanda de pagos sin contacto (contactless). En Uruguay Visa ofrece esta opción con tarjetas y una billetera electrónica que se lanzó el año pasado, ¿cómo se comportan ambos productos?
Uruguay es un país modelo en muchas cosas. En pagos sin contacto hay que mirar dos mundos: qué tan listos están los comercios y qué tan listas están las empresas que emiten las tarjetas para que puedan funcionar con la tecnología NFC (Near Field Communication), el sistema que permite la comunicación por cercanía a corta distancia. Uruguay está muy preparado desde el punto de vista de comercios y emisores, ahora queda la adopción. Este contexto ayudó para concientizar sobre la importancia de no tocar y fomentar el uso de estas tecnologías. En Latinoamérica, excepto Chile que ya tiene cerca de un 53% de pagos a través del sistema contactless, el uso es bajo. En países del mundo donde ya están avanzados, en esta pandemia creció un 10% y están en niveles de 65% del total. Esto que pensábamos que demoraría dos años llevó tres meses. Ahora lo se viene es un consumidor que quiere todo desde su teléfono. Uruguay es uno de los primeros países en el mundo donde lanzamos una billetera digital BIGO. La adopción es lenta y ahora comienza el proceso de concientización y uso, pero hacia ahí vamos, ya nadie quiere sacar la billetera para pagar, todo se quiere hacer desde el teléfono. Tenemos muy buenas expectativas con este contexto. Se viene el pago por celular en sus distintas modalidades porque hoy los bancos, los diarios que lees, las aplicaciones que usas, las tenés todas en tu celular, así que en la medida que puedas tener los medios de pago ahí también será mejor. Lo llamamos el touchless.

Gabriela Renaudo, Gerenta general de Visa Argentina y Cono Sur
Fintech. Tienen un rol clave en el impulso de los pagos electrónicos y digitales en sectores no bancarizados, aseguró la ejecutiva. (Gentileza Visa)

A inicios de este año Visa pagó US$ 5.300 millones por la fintech Plaid, ¿qué rol ve en las fintech en el futuro del sector de pagos?
Las fintech tienen un rol clave y las venimos impulsando hace varios años. Para impulsar los pagos electrónicos en sectores no bancarizados, en Visa trabajamos en conjunto con los emisores, adquirentes, comercios, fintechs, entidades gubernamentales, organizaciones comerciales y de la industria para apoyar la aceleración de la digitalización, impulsar la aceptación y el uso de pagos electrónicos, desarrollar nuevas tecnologías e innovaciones y ayudar a reducir las barreras para incluir más personas en la economía digital. Un ejemplo puntual es que en 2015 lanzamos una iniciativa global Visa Everywhere Initiative que busca promover el ecosistema de pagos con los talentos emergentes. En Latinoamérica lo trajimos en 2017 y ya se han presentado más de 1.000 fintechs. En el lanzamiento de la cuarta edición convocamos a startups a resolver el desafío de reactivar las pymes de la región con soluciones innovadoras y a que ayuden a mejorar la experiencia de pagos en el transporte público de las ciudades de América Latina y el Caribe.

Uno de los miedos de pagar online es la seguridad, ¿cuánto invierte Visa en esto?
No puedo decir cuánto invertimos, pero es una de nuestras prioridades. Tenemos equipos que trabajan 24/7, que están en permanente en contacto por ejemplo con esto que es la deep web (web profunda). Hemos comprado compañías para mejorar las opciones de seguridad para emisores y comercios, entre ellas Cybersource (N. de R.: la adquirió en abril de 2010 por US$ 2.000 millones) una de las grandes compañías del mundo de manejo de pagos para comercios.

¿Cómo impactó el trabajo remoto en la compañía?
Empezamos el teletrabajo el 13 de marzo a nivel mundial. Hoy casi el 95% de la compañía lo está haciendo y así vamos a estar hasta fin de año, incluso si algún gobierno decide flexibilizar y permitir que los trabajadores puedan retornar a sus puestos nosotros lo vamos a dejar opcional. Hemos trabajado mucho en la salud de los empleados y descubrimos que es una modalidad muy productiva.

Gabriela Renaudo,  gerenta general de Visa Argentina y Cono Sur
Gabriela Renaudo, Gerenta general de Visa Argentina y Cono Sur
"El futuro tiene mucho de blockchain y monedas digitales"
En su momento apoyaron el proyecto de la moneda digital Libra de Facebook, pero luego decidieron salirse. Sin embargo, en noviembre del año pasado la empresa presentó una patente en EE.UU. sobre su propia moneda digital en base a la tecnología blockchain, ¿tendrá Visa su propia moneda digital? ¿cree que será el futuro de las transacciones?
En todo aquello donde hay que estar para analizar si son tendencias que ayuden de cara al futuro, nosotros participamos, ya sea para proteger al consumidor y ver que se desarrollen soluciones de pago que sean seguras o porque creemos que el futuro está por ahí. En este momento estamos analizando este tipo de proyectos y creemos que el futuro tiene mucho que ver con blockchain y monedas digitales. Sobre si tendremos nuestra propia moneda, no lo puedo contestar, pero en todo lo que tiene que ver con medios de pagos nuestro objetivo es tener el rol protagónico, y el tema monedas digitales es algo de lo que vamos a estar hablando mucho ahora nomás, porque es otro de los temas que se adelantó.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error