TENDENCIAS

Cuatro áreas de disrupción y algunas fórmulas para sobrevivir

Susan Fonseca, miembro fundador de Singularity University, disertó en Uruguay.

Impacto. Mientras al teléfono le tomó 75 años alcanzar los 50 millones de usuarios, a una app (Angry Birds) solo le insumió 35 días, graficó Fonseca.
Impacto. Mientras al teléfono le tomó 75 años alcanzar los 50 millones de usuarios, a una app (Angry Birds) solo le insumió 35 días, graficó Fonseca.

Su padre necesitaba un transplante de hígado y no aparecía uno compatible. Corría 2011 y ella ya pertenecía a una comunidad de líderes que le daban información de vanguardia sobre las últimas innovaciones en impresión 3D de órganos. «Todavía estamos a cinco o 10 años de tener ese match perfecto. Mi padre se estaba muriendo y yo pensaba: ‘Si pudiera vivir unos años más, tendría acceso a ese hígado», dice Susan Fonseca.

Ella, una de los miembros fundadores de la vanguardista Singularity University (que nació en Silicon Valley en 2008 para conectar a los líderes que se enfocan en los grandes desafíos de la humanidad), se refiere a esa experiencia tan personal para ilustrar por qué es importante identificar el impacto que tendrán las tecnologías exponenciales en nuestras vidas.

Esa es una de las cuatro áreas donde hay «oportunidad de tener cambios positivos», dijo al disertar en Marketers el jueves 10. La experta hondureña completó la lista con el «tercer billón» (1.000 millones de mujeres conectadas informadas), los millennials y la demanda de mayor transparencia.

Exponenciales.

Robótica, realidad virtual, inteligencia artificial, biotecnología. La experta las consideró relevantes por lo rápido que están evolucionando, pero sobre todo por cómo está creciendo el acceso a ellas, llegando «a las manos de todos». Mientras que al teléfono le tardó 75 años alcanzar los 50 millones de usuarios, a la app Angry Birds le insumió 35 días, graficó.

La realidad virtual y aumentada tiene «una proyección de crecimiento increíble, con más de 100% anual ahorita y una proyección de que va a tener un impacto en US$ 200.000 millones en los siguientes años», dijo Fonseca. Su potencial radica en que pueden generar «más empatía» sobre «las políticas públicas que realmente importan». Ejemplificó que se podrían utilizar para sentir lo que es tener un niño sufriendo y muriendo en brazos por no tener suficiente comida. «Sería un llamado increíble a cambiar el mundo», vaticinó.

La realidad virtual y aumentada "tienen una proyección de crecimiento increíble, con más de un 100% anual ahorita y una proyuección de que va a tener un impacto en US$ 200.000 millones en los siguientes años". 

Impacto. Mientras al teléfono le tomó 75 años alcanzar los 50 millones de usuarios, a una app (Angry Birds) solo le insumió 35 días, graficó Fonseca.
Susan Fonseca

Otra tecnología exponencial que mencionó es la energía solar. «Está creciendo a más de 100% anual y se proyecta que será la energía dominante en los siguientes 10 años. Su costo está bajando a un nivel muy impresionante», afirmó. También se refirió a los autos autónomos, que llevan a discutir qué normas crear para evitar tragedias en las calles.

Y en torno a las impresoras 3D Fonseca dijo que el debate pendiente es sobre quién tiene acceso y qué productos elaborar. «¿Qué pasa si alguien agarra un poco de tu cabello, de tu sangre y puede imprimir tu órgano sin tu permiso?», planteó.

Límite ético: «¿Qué pasa si alguien agarra un poco de tu cabello, de tu sangre y puede imprimir tu órgano sin tu permiso?»

Impacto. Mientras al teléfono le tomó 75 años alcanzar los 50 millones de usuarios, a una app (Angry Birds) solo le insumió 35 días, graficó Fonseca.
Susan Fonseca

Tercer «billón»

Este concepto engloba el grupo de mujeres que para 2020 «tendrán un nivel de educación más alta y se están incorporando en las decisiones de la economía regional y global». Invertir en mujeres «es central, es una estrategia para que tu empresa pueda sobrevivir», afirmó Fonseca, y dio datos de impacto.

«Como bloque económico, reinvierten más del 90% de cada dólar que se gana en áreas específicas de familia, educación, salud y nutrición. Son un poder de más de US$ 70.000 millones en estos años que vienen», dijo. Añadió que las inversoras ángeles mujeres están creciendo «más de 300% al año, comparado con el 13% de inversores hombres» (es decir, son quienes están tomando decisiones del capital semilla para las siguientes startups).

El tercer billón «realmente, puede competir como bloque a un nivel más grande que China e India combinados y están tomando más del 80% de las decisiones de todos los productos, en particular en salud, medicina y tecnología», ilustró quien además creó la organización sin fines de lucro Women at the Frontier, que busca identificar y visibilizar a mujeres que están detrás de «inventos que pueden cambiar el mundo» (ver aparte).

Las inversoras ángeles mujeres están creciendo «más de 300% al año, comparado con el 13% de inversores hombres», según Fonseca.

Millennials.

Este generación nacida entre mediados de los ‘80 y el 2000 será «una fuerza increíble y potente en 2025», cuando representará «más del 75% de los empleados». «Este grupo está cambiando la estructura de la oficina. A ellos no les interesa una oficina con ventanas, con un escritorio, lo que quieren es una oficina abierta de colaboración. Quieren ideas, quieren cocrear productos, quieren que les tengamos en cuenta y que sean apreciados. Pero también son los que empujan esta estructura y cultura interna de transparencia, de igualdad, de darle una oportunidad a las mujeres y a grupos diversos que normalmente no han sido invitados a las mesas redondas», resaltó Fonseca.

Transparencia.

Esta última área es «clave» porque «en todos lados estamos viendo la demanda del consumidor, del cliente, de que la empresa y los individuos seamos más transparentes». Esto aplica en diversos planos, desde en a quiénes le damos el trabajo, cuánto les pagamos y cómo tomamos decisiones en la junta directiva. «Eso crea lealtad en el cliente, pero también requiere una transformación interna de la organización», advirtió la disertante.

Cómo subsistir.

Estos drásticos cambios plantean la disyuntiva sobre qué camino deben tomar las empresas para subsistir y Fonseca ofreció algunas «fórmulas». «Una, es que tienes que adoptar una mentalidad de principiante». Esto implica «tener la mente abierta» y aún sin tener toda la información «ser ágil», «adaptarse a nuevos equipos, nuevas estructuras y nuevas ideas» para «poder dar el paso hacia el futuro». El líder exitoso será quien traiga «una conversación dinámica», de mucho entusiasmo, donde se acepten ideas de otras personas, de diferentes recursos, experiencias y edades.

El primer paso, según Fonseca, es no caer en el orgullo y saber pedir ayuda. Para eso, aconsejó tener tres tipos de mentores: el que está siempre contigo incluso si haces algo mal, el que te ayuda a resolver problemas de forma lógica y el que es una década menor que tú. «Así podrás ser ágil y tener resiliencia para adaptarte a los cambios que se vienen», concluyó.

Sophia Sánchez
Sophia Sánchez

Esta universitaria fue pionera en el desarrollo de un método químico llamado licuefacción hidrotérmica que permite convertir algas extremófilas en combustible. Este hallazgo podría revolucionar la creación de energía y la infraestructura de aguas residuales en el mundo. En una feria de ciencias en la Casa Blanca en 2015 le presentó su proyecto al entonces presidente Barack Obama.

Adriana Ocampo.
Adriana Ocampo.

Esta geóloga planetaria colombiana descubrió el cráter Chicxulub que causó la extinción del 50% de las especies del mundo (incluidos los dinosaurios) hace 66 millones de años. Dirige el Programa de Ciencia de la NASA y lidera misiones a Júpiter, Plutón y Venus. Fue nombrada una de las 50 mujeres más importantes en la ciencia por la revista Discover.

Solange Massa
Solange Massa.

En un laboratorio de la División de Ciencia y Tecnología de la Salud de la Universidad de Harvard y el MIT, esta médica de 33 años diseñó un un chip que replica el funcionamiento del hígado humano y permitirá ensayar la toxicidad de nuevos medicamentos de forma más rápida y efectiva, sin necesidad de utilizar animales para para el testeo. 

Nina Tandon
Nina Tandon

Tiene un doctorado en ingeniería biomédica y un MBA en la Universidad de Columbia. Es cofundadora de EpiBone, la primera compañía en el mundo que usa células madre de pacientes para la reconstrucción de huesos humanos. Su trabajo podría afectar la forma en que se realizan 900.000 cirugías cada año.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)