EJECUTIVOS

Accenture nombró a Julie Sweet como CEO y se volvió la "empresa rara" de S&P 500

La firma de consultoría ahora tiene mujeres en la función financiera y en la ejecutiva

Julie Sweet, CEO de Accenture. Foto: Reuters.
Julie Sweet actualmente lidera las operaciones de Accenture en América del Norte. Foto: Reuters.

Julie Sweet se convertirá en la nueva directora ejecutiva de Accenture, anunció días atrás la firma de consultoría, agregando otra líder femenina a los rangos más importantes del mundo corporativo. Con el nombramiento de Sweet, 27 mujeres serán líderes en empresas del S&P 500. Esa cifra ha aumentado ligeramente respecto al año anterior, pero aún significa que solo un poco más del 5% de las empresas públicas más valiosas de EE.UU. están dirigidas por mujeres.

Sweet, una ex abogada que actualmente es jefa de Accenture en América del Norte, aportará cierta estabilidad a la firma, que ha estado sin un líder permanente durante la mayor parte del año. En enero, Pierre Nanterme renunció como director ejecutivo debido a su mala salud. Nanterme dirigió la compañía durante ocho años, ampliando significativamente el valor de mercado, la influencia y el recuento de Accenture.

El director financiero de Accenture en ese momento, David Rowland, fue designado para servir como director ejecutivo interino, mientras que la junta realizó una búsqueda de un reemplazo a tiempo completo. Nanterme murió en enero.

Rowland se convertirá en presidente ejecutivo de Accenture. KC McClure, quien asumió el cargo de directora financiera de Rowland en enero, continuará desempeñando su papel, lo que convierte a Accenture en la empresa «rara» que tiene mujeres tanto en la función de directora financiera como de directora ejecutiva.

«En este día, estoy enfocada en el hecho de que soy el quinto CEO de Accenture desde que nos convertimos en una empresa pública», dijo Sweet. «Represento a todos nuestros empleados, lo que incluye a más de 200.000 mujeres».

Sweet, quien fue abogada en Cravath, Swaine & Moore, fue reclutada para convertirse en la asesora general de Accenture en 2010. Después de cinco años en ese cargo, se convirtió en directora ejecutiva para América del Norte, el mayor mercado de Accenture, con ingresos anuales de US$ 17.800 millones.

El trabajo de Accenture se centra cada vez más en ayudar a las grandes corporaciones a adoptar nuevas tecnologías como la inteligencia artificial y la computación en la nube. La firma trabaja con la mayoría de las compañías más grandes en EE.UU., y los clientes de Sweet incluyen Marriott, Halliburton y Golden State Warriors.

«Julie es la persona adecuada para dirigir a Accenture hacia el futuro, dado su gran dominio de nuestro negocio y su capacidad comprobada para generar resultados en nuestro mercado más grande», dijo Rowland en un comunicado.

De la firma de abogados a la consultoría

Sweet creció en el sur de California. Asistió a la Escuela de Derecho de Columbia, luego comenzó a trabajar en Cravath, una de las firmas de abogados más prestigiosas de Wall Street. Solo fue la novena mujer en ser nombrada socia en Cravath y desarrolló una sólida lista de clientes corporativos. Pero cuando un reclutador la llamó por el trabajo de Accenture, decidió apostar por él, en parte porque su carrera se había vuelto algo predecible. «Pude ver mi futuro», dijo en una entrevista con The New York Times este año.

En un esfuerzo por ampliar sus ofertas y reforzar su creciente división de marketing, Accenture compró la agencia de publicidad Droga5 este año.

Aunque Accenture ha crecido rápidamente en los últimos años, el negocio de consultoría sigue siendo impredecible. La compañía ha pronosticado ganancias sólidas para todo el año, pero el mes pasado, Accenture reportó una caída del 9% en las reservas trimestrales.

Sweet dijo que esa era la naturaleza del negocio de la consultoría. «Las reservas son abultadas de trimestre a trimestre», dijo.

Además de sus deberes dirigiendo el negocio en Accenture, Sweet ha emergido como una voz líder en diversidad e inclusión en el lugar de trabajo.

La ejecutiva es pragmática en su enfoque para desarrollar más líderes femeninas en el mundo corporativo, y presiona para desarrollar programas de mentoría, establecer metas y medir el progreso para expandir sistemáticamente el número de mujeres y minorías en cargos de liderazgo sénior.

«Tengo un compromiso inquebrantable con la inclusión y la diversidad», dijo la semana pasada. «Ya tenemos un programa global muy sólido en torno a la inclusión y la diversidad. Donde quiera que esté disponible legalmente, tenemos beneficios disponibles para nuestra comunidad LGBTQ», resaltó la designada CEO de Accenture.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados