NOMBRES

Wos, el joven rapero que vive de combinar palabras

Valentín Oliva tiene 21 años, es argentino y es el campeón internacional de freestyle. Ahora se está dedicando a sus canciones.

WOS
Foto: La Nación / GDA.

Las palabras le surgían de algún lugar oculto, secreto, profundo. Salían potentes, directas, concretas. Eran como balas que se incrustaban en la cabeza de su contrincante y lo iban aplastando. Poco a poco, palabra a palabra, rima a rima. Era 18 de octubre de 2018. El Club Hípico Argentino en Buenos Aires estaba completamente repleto de una masa que levantaba las manos y saltaba y gritaba para celebrar cada golpe que Wos le daba a Aczino. Era la final de la Red Bull Batalla de los Gallos Internacional, y era la segunda vez que los competidores se enfrentaban en una final internacional.

Wos, que en realidad se llama Valentín Oliva, es argentino y en ese momento tenía 20 años, viene de ganarle en la semifinal a Valles T, de Colombia y, aunque en 2017 perdió contra Aczino, mexicano, 28 años, se tiene confianza.

Remera negra y pantalón negro, championes blancos, pelo medio rubio, ojos azules y flaco muy flaco, Wos rapea con todo lo que tiene: una verborragia de palabras sobre su historia, sobre sus inicios en el freestyle, sobre el contexto de Argentina, sobre sus amigos, sobre su familia, sobre la política; una voz gruesa que grita rimas que poco a poco van superando al mexicano. Y al final, después de levantar del público una bandera argentina que se cuelga en uno de los hombros, Wos es el nuevo campeón internacional de freestyle.

Esa fue la última vez que Wos compitió en una batalla de freestyle, algo que empezó a hacer en la calle con sus amigos a los 14 años, cuando todavía las batallas no estaban de moda y eran unos pocos chicos que se juntaban en una plaza. Ahí conocieron El Quinto Escalón, una competencia que se hacía domingo por medio en el Parque Rivadavia. Allí se competía por el honor. Con el tiempo El Quinto Escalón se transformó en un grupo de pertenencia, no solo para él, sino para todos los jóvenes que daban sus primeros pasos en el rap.

“Cada vez que yo me suba a un escenario va a ser porque tengo ganas, porque todavía tengo ese fuego y energía que tenía siempre para hacerlo. Si no, empieza a perder el sentido para mí, se empieza a desgastar. Entonces prefiero guardarme todavía esa llama para que cada vez que compita, poder hacerlo bien, contento y no quemarme”, dijo en una entrevista con el podcast Humanos. La próxima vez que compita va a ser la próxima Red Bull Batalla de los Gallos Internacional, en España. Esta vez Wos va a llegar como campeón y también con una carrera en la música que aunque recién está empezando, está siendo intensa y productiva.

Valentín viene de una familia de artistas: su abuelo es actor, su abuela y su madre son actrices, su padre es músico. Desde siempre, dice, tuvo fascinación por las palabras, por combinarlas de manera verborrágica para crear sentido. A los 14 años empezó a estudiar teatro de improvisación y enseguida apareció el freestyle.

Ahora Wos se dedica a escribir canciones. El 11 de octubre presentará su primer disco, "Caravana", en un show que agotó entradas en menos de 12 horas. Del álbum ya ha mostrado varios sencillos. Los últimos son "Melón vino" y "Canguro".

Wosle canta a la tristeza, a la angustia, a la realidad que oprime, a la desesperación, al amor, al desamor, a la injusticia, a un mundo roto, a esta “vida rara y descarada”. Le canta también a la Argentina, a los políticos y a la política, a la pobreza. Le canta, Wos, a la realidad. Y aunque tenga 21 años parece haber vivido tanto como palabras tienen sus canciones, que son como bombas de reflexiones que estallan sin pasar nunca indiferentes.

“No es que yo esté siempre del orto y ande remambeado. Pero son los temas sobre los que me gusta hablar, desde siempre. Son los temas que me gustan para mis canciones. A veces pinta una más reflexiva y a veces no”, dijo en la misma entrevista.

Es que sus canciones son todo menos felices. “Si el mundo está roto que traigan otro, o mejor nos vamos todos nosotros. No quiero vivir con sabor a poco, no quiero morir sin volverme loco”, canta en Melón vino y sus rimas quedan resonando en la cabeza, porque más allá de las palabras, las canciones de Wos dejan eco.

No hay dudas de que los ritmos urbanos están creciendo en todo el mundo y de que Wos se retroalimenta de ese crecimiento. Entre 2018 y 2019 sacó seis sencillos ("Protocolo", "Púrpura", "Andrómeda" , "Terraza", "Canguro" y "Melón vino") y una colaboración, "Animal", con ACRU. Como dijo en la final internacional de freestyle, esa en la que le ganó a Aczino, “yo voy a ganar porque juego la dentadura y porque hago que en mi país crezca toda la cultura”.

Los amigos de la vida en los videos

Wos vive con su hermano y un amigo en una casa del barrio Chacarita. Es la misma casa donde antes vivía con su familia, pero sus padres se mudaron de barrio y ellos decidieron quedarse allí. Es que ese fue el barrio en el que WOS nació y donde nacieron sus amigos, que son los que siempre están y le bancan la cabeza. De hecho, fue con ellos que empezó a rapear, con ellos encontró las batallas de freestyle y son ellos los que protagonizan varios de los videos de sus canciones; están en "Protocolo", "Terraza" y "Canguro".
“Son un apoyo para mi mis amigos”, contó. “Nosotros no somos muy de salir sino de juntarnos todos en una casa solo para poder estar juntos”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)