NOMBRES DEL DOMINGO 

Las Spice Girls o cómo burlar al tiempo con canciones

Fue uno de los grupos pop conformado por mujeres más importantes de la historia. Ahora vuelve con una gira por el Reino Unido.  

Las Spice Girls en su regreso
Las Spice Girls en su regreso

Salieron agachadas de abajo del escenario en una especie de ascensor circular que subió lento, como dejando claro que ese primer encuentro con el público era un momento importante, sublime y que, como todo reencuentro, merecía su tiempo, su proceso. El 24 de mayo en el estadio Croke Park de Dublín había 90.000 personas, que habían esperado durante siete años y que ahora las tenían frente a sus ojos. Subieron en el ascensor, las Spice Girls, como resurgiendo, como renaciendo. Cuando diez segundos después estuvieron en la superficie del escenario, el tiempo retrocedió automáticamente a los noventa y el público las recibió con gritos, aplausos y carteles que antes que nada decían, con cierta nostalgia eufórica, “gracias por volver”.

Mel B tiene 44 años y un enterito de leopardo, Emma Bunton tiene 43 y un vestido fucsia corto, con una cola larga; Melanie C, 45, un top azul y un pantalón en el mismo color, Geri Halliwell tiene 46, un vestido largo con detalles en anaranjado y en azul, y una corona. Las Spice Girls ya no son las de antes pero se mantienen como siempre. Ya no son cinco porque Victoria Adams (ahora Beckham) no quiso volver. Tampoco son las chicas de 20 años que en 1994 formaron el grupo pop femenino más importante de la historia. Ya no las siguen niñas y adolescentes. Ahora sus seguidores tienen, en general, más de 25 años. Ya no bailan tanto como antes y sus cuerpos cargan con el paso del tiempo. Cambiaron, las Spice Girls, pero todavía hay algo, una esencia, un mensaje, una conexión que se mantiene y que además en el 2019 adquiere otra dimensión: el Girl Power sigue siendo tan potente como antes, tan fuerte como siempre, solo que ahora tiene al feminismo como bandera para envolverlas, para abrazarlas, para resignificarlas.

El regreso de las Spice Girls fue ante 90.000 personas en Dublin
El regreso de las Spice Girls fue ante 90.000 personas en Dublin

Las Spice Girls, el grupo británico de mujeres que marcó un antes y un después en el pop y en la música en general, que nació en 1994 y se transformó rápidamente en un fenómeno a nivel mundial, que batió todos los récords de ventas de discos, que se desarmó y se rearmó para cantar por única vez en los Juegos Olímpicos de 2012, que cambió pero es el mismo, ahora volvió con una gira por todo el Reino Unido. Empezó el 24 de mayo en Dublín, siguió en Cardiff, recorrió estadios y terminó con tres fechas agotadas en el Wembley Stadium de Londres. Según han dicho sus integrantes, la idea es poder extender la gira, incluso a Sudamérica, pero por ahora son solo especulaciones, o en todo caso deseos. De ellas y de nosotros, claro. Porque aunque también cambiamos y crecimos, todavía queda algo de las niñas que fuimos bailando “If you wanna be my lover / You gotta get with my friends / Make it last forever / Friendship never ends”.

Las canciones de una época 

Era 1994 cuando Victoria Adams, Melanie Brown, Melanie Chisholm, Geri Halliwell y Emma Bunton participaron de un casting que reunía a miles y miles de chicas británicas con un objetivo: crear un grupo pop de mujeres que compitiera en un mercado dominado por los hombres. No se trataba de que estas cinco chicas tuvieran grandes dones para el canto, pero tampoco es que el pop requiera de voces descomunales. Ellas cantaban bien y tenían personalidad. Con eso era suficiente. El objetivo de los productores Chris y Bob Herbert era lograr que las chicas llegaran a todo el planeta con su música. Y sabían, más o menos, cuál era la fórmula.

Wannabe, el primer sencillo de las Spice, se transformó rápidamente en un fenómeno de la industria musical. No solo fue lo más escuchado en el Reino Unido, sino que en poco tiempo alcanzó el primer lugar de los rankings de más de 30 países. Con el video de esa canción, que se transformó en un icono de esa década, marcaron unas líneas que mantienen incluso hoy: las Spice eran cinco chicas que cantaban juntas, pero que eran muy diferentes entre sí y trasladaban esas diferencias a su aspecto, sin importar que sus producciones fueran una mezcla de estilos y estéticas. Desde entonces Emma fue conocida como Baby Spice; Mel B como Scary Spice; Geri, como Ginger Spice; Victoria, como Posh Spice y Mel C como Sporty Spice.

Su primer disco, Spice, que incluía Wannabe y otras canciones que fueron un éxito como Say You’ll Be There, 2 Become 1 o Mama, se mantiene como el álbum más vendido de una banda conformada solo por mujeres, con más de 24 millones de ejemplares vendidos. Las Spice estaban marcando al pop y sus formas hacían eco en todo el mundo. Un año después de la salida del disco, fueron nominadas en cuatro categorías a los Brit Awards, uno de los premios más importantes de la música británica; de las cuatro nominaciones se llevaron dos: Wannabe ganó como mejor single y Say You’ll Be There se llevó el premio a mejor video.

En 1997 las Spice ya se habían transformado en superestrellas y empezaron las grabaciones de la película Spice World, The Movie, además de sacar su segundo álbum, Spiceworld, que incluye canciones como Spice Up Your Life.

Lo que vino desde entonces fue un éxito voraz, arrollador y delirante, y una vida que las alejó de toda “normalidad” posible: aviones, giras, aeropuertos, estar lejos de casa, firmar autógrafos y discos, ver sus caras estampadas en remeras, en tazas, en golosinas, en las calles, escuchar su música en cada país al que llegaran de gira, gente esperándolas en todas partes. Las Spice se habían convertido rápidamente en un símbolo para las chicas de la época, aunque el fenómeno no era nuevo. Se habían construido como ídolas de masas, marcando a una generación así como lo habían hecho ya muchas otras bandas y artistas, solo que esta vez había un elemento nuevo y simbólico: ellas eran mujeres y estaban conquistando el mundo.

Pero eso de que la amistad nunca morirá que tanto predicaban en Wannabe no funcionó demasiado y en 1998 llegó la primera crisis del grupo. Geri decidió abandonar la banda por “diferencias con las demás”. Ese mismo año grabaron Goodbye, el primer sencillo como cuarteto que también fue una especie de despedida a lo que habían sido. “Adiós mi amiga / Sé que te has ido / dices que te has ido / pero puedo seguirte sintiendo aquí / No es el final / mantenelo fuerte antes de que el dolor se convierta en miedo”. Con Geri en su carrera solista, en el 2000 las Spice lanzaron su tercer disco, Forever, que no tuvo el mismo éxito que los anteriores. Un año después el grupo se disolvió. En 2007 se volvieron a reunir para despedirse de su público de otra manera. Juntas las cinco, volvieron a ser lo que eran y agotaron todos los conciertos en la gira. Y aunque ese sí parecía el final, el cierre de los Juegos Olímpicos de Londres, en 2012 las volvió a juntar.

Ahora son cuatro. Geri volvió y les pidió perdón. Ya no tienen 20 y nosotros no somos adolescentes. Ya no creemos que la amistad es siempre para siempre pero Wannabe sigue siendo un símbolo de los noventa. Y cuando ellas la cantan hay algo más que sucede: la certeza de que el tiempo no puede con todo, la promesa de que siempre que vuelvan, las vamos a escuchar.

Una película animada con las cinco
Spice Girls

Aunque a los escenarios volvieron cuatro, estarán las cinco en una película animada que prepara Paraumont. Escrita por Karen McCullah y Kiwi Smith, y producido por Simon Fuller, la película tendrá los grandes éxitos de la banda y además incluirá canciones nuevas. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)