Publicidad

La trágica historia de Tina Turner, la reina del Rock and Roll que tiene 81 años

TINA 01

NOMBRES

El viernes se estrena en España un musical sobre su vida. Hoy vive su retiro en Suiza.

Alguien ha dicho que para ser un verdadero artista es necesario haber sufrido en la vida. Si esa máxima tiene algo de cierto, Tina Turner es el ejemplo perfecto. Luego de cinco décadas bajo el reflector y de haber ganado (solamente) 8 Grammys, la cantante de 81 años por suerte vuelve a ser noticia. El próximo viernes se estrenará en el teatro Coliseum de la Gran Vía de Madrid el musical TINA, el cual fue creado con colaboración de la propia cantante. Se trata de la historia de una mujer que se atrevió a desafiar los límites del racismo, el sexismo y la discriminación por edad (se retiró a los 70 años con una gira en la que tuvo una performance espectacular) para convertirse en la reina mundial del Rock and Roll .

Tina Turner (nacida como Anna Mae Bullock en Tennessee el 26 de noviembre de 1939) vive hoy la tranquilidad de su retiro en Zúrich, junto a su marido Erwin Bach, un productor musical alemán 16 años menor que ella, al que está unida desde hace casi cuatro décadas y con el que se casó cuando tenía 73 años. Pero en su vida sufrió las peores cosas: una humilde infancia con padres ausentes, un matrimonio de terror junto al músico Ike Turner, la muerte de un hijo y graves problemas de salud cuyos coletazos la aquejan hasta hoy día.

El mundo del estrellato

A Ike Turner lo conoció en 1957 en el Manhattan Club, donde su hermana Aillene trabajaba como camarera y tocaba la banda del guitarrista y cantante, Kings of Rhythm. Una noche, el baterista le acercó un micrófono (que sacó de un tambor) a las hermanas. Aillene rechazó cantar, pero Tina lo hizo y dejó a todos boquiabiertos. Ike, que tenía un oído adiestrado y buen olfato para los negocios, decidió contratarla. Le dio ropa y joyas para que las usara en los shows, le cambió el look y empezó a “moldearla” (o más bien explotarla) de acuerdo a lo que él quería que fuera.

En una entrevista con la revista Rolling Stone, Tina dijo que al comienzo Ike le parecía “tremendamente feo”. Y de hecho al parecer la relación comenzó, de ambas partes, por el interés musical y comercial. El guitarrista se esforzó en poner su nombre junto al de ella en futuras grabaciones, ya que él no lograba despegar en la industria y Tina era un diamante en bruto. O mejor dicho, una piedra preciosa a la que apenas faltaba sacarle brillo. Consolidaron una dupla artística y para 1960 publicaron su primer sencillo, A Fool In Love, un éxito de ventas en el mercado estadounidense y europeo, con el que se posicionaron en los primeros puestos de las listas en los géneros Rhythm and Blues y Pop. Ike había trabajado como productor de artistas, algunos de los cuales lo abandonaron al tener éxito. Por ese motivo, no quería dejar pasar la oportunidad de triunfar con su propio material. La plataforma para pegar el salto estaba y se llamaba Tina. Por eso, le dio su apellido y cambió el nombre a la banda por el de Ike & Tina Turner.

En la década de 1960, el dúo publicó varios sencillos que resultaron ser éxitos comerciales, entre ellos It’s Gonna Work Out Fine, I Idolize You y por último River Deep, Mountain High, con producción de Phil Spector, famoso por haber creado la “pared de sonidos” que odiaba Paul McCartney y que el beatle terminó quitando en una remezcla del famoso White Album. Posteriormente, los Turner incorporaron a su repertorio canciones más rockeras como Come Together (de los Beatles), Honky Tonk Women (de los Rolling Stones) y I Want to Take You Higher (de Sly and the Family Stone). Al final de la década publicaron Proud Mary, de los Creedence Clearwater Revival, que los llevó al cuarto puesto de la lista de Billboard y a ganar un Grammy a la mejor interpretación de Rhythm and Blues.

Tina Turner 2
Tina Turner hizo su última gira con 70 años.

El infierno en casa

En una entrevista con Oprah Winfrey de 2013, Tina Turner contó la primera vez que su marido la golpeó: ella le había comentado a otra persona su preocupación porque su nombre apareciera junto al de su marido y, cuando éste se enteró, la agredió con un calzador de zapatos de madera. Incluso contó que él le tiraba café caliente en la cara y que una vez llegó a romperle la mandíbula. En ese tiempo, Tina estaba tan deprimida que buscó suicidarse tomando decenas de pastillas para dormir. “Realmente quería morir”, dijo en sus memorias, rechazando que hubiera intentado encender una luz de alerta. Pero luego entendió que seguía con vida porque tenía un cometido. Y que era su obligación llevarlo adelante.

A mediados de los setentas encontró un respiro en el budismo, el cual le permitió sentirse más fuerte para dejar a Ike y forjar su carrera solista, aunque fuera al comienzo actuando en el circuito de cabarets de Las Vegas. En 1976, mientras estaba en medio de una gira, huyó de su esposo sin llevarse consigo ni un dólar. Paró en el primer hotel que encontró y le suplicó al encargado que le diera hospedaje. Cuando Tina solicitó el divorcio, Ike envió matones a intimidarla. Incluso le balearon la casa en la que se estaba quedando. La pareja tenía cuatro hijos en común, dos de ellos adoptados.

En una entrevista de 1985 con la revista Spin, Ike poco hizo por ocultar su personalidad. Dijo que ya habían pasado sus años de “mal carácter”, confesó que le había pegado a Tina y que había sido infiel muchísimas veces. “Pero yo no le pegué a ella más que lo que el hombre promedio le pega a su esposa”, anotó con total desparpajo. También dijo, en esa entrevista, que había transformado a su exesposa en un símbolo sexual (que sin dudas lo fue durante medio siglo).

Ike fue hallado muerto en su casa de California a los 77 años, producto de una sobredosis de cocaína. Ese día, Tina aclaró públicamente que hacía tres décadas que no tenía contacto con él, como para que los periodistas desistieran de buscarla. Había sufrido una década y media de abusos junto a ese hombre.

Solista de forma tardía

Tras su turbulenta separación, Tina buscó su popularidad participando como solista en programas de entretenimiento. En 1983, fue contratada por Capitol Records y lanzó su primer sencillo, una versión del clásico de Al Green Let’s Stay Together (en el video hizo gala de una despampanante figura y de las pelucas que la han hecho famosa). El segundo single fue What’s Love Got to Do With It, con el que se mantuvo tres semanas en el número uno, convirtiéndose en unos de los hits del año. Pero recién pudo publicar su primer trabajo solista, Private Dancer, en 1984, cuando tenía 45 años. Fue producido por Mark Knopfler, el alma de Dire Straits.

Tina Turner se jubiló en 2009 luego de una gira mundial con la que cerró una carrera de más de 50 años. Desde hace mucho tiempo vive en Suiza. Y es ciudadana de ese país desde 2013. Allí ha pasado los años más felices de su vida, aunque tuvo una apoplejía que la dejó sin poder caminar por un tiempo. Luego padeció de cáncer intestinal y le tuvieron que hacer un trasplante renal, siendo su esposo el donante. Uno de los golpes más duros lo recibió en 2018, cuando su hijo mayor Craig Turner, de 59 años, se suicidó. En su infancia, Craig había sido víctima de los malos tratos de su padrastro y testigo de los abusos a los que fue sometida su madre. A pesar de la inesperada y dolorosa pérdida de su hijo, la cantante dijo que quiere vivir “por mucho tiempo más”.

Temas relacionados

musicaTina Turner

Publicidad

Publicidad