Nombres del Domingo

La actriz a la que todos quieren

Gimena Accardi actúa desde que tiene memoria. Aunque se la ha visto más en telenovelas, también se destaca en cine y teatro.

Gimena Accardi, actriz

Nadie dice nada de Gimena Accardi. Nada de eso que a veces se dice de una persona pública, famosa, de la televisión argentina, de esas que tienen millones de seguidores en las redes sociales y que reciben millones de corazones en cada una de las imágenes que comparte. Por el contrario, Gimena es de esas personas que recibe un "te amo" cada tres segundos y porque sí, un te amo que la mayoría de las veces viene de parte de alguien que no al conoce pero en realidad sí. Porque Gimena (33) es como se muestra y se muestra como es: sencilla y sin vueltas, fuerte, creyendo que siempre de lo malo nace algo bueno. Así es cómo ella eligió ser y vivir, o quizás esa haya sido la forma que encontró para levantarse cuando se cayó, para reconstruirse cuando la vida la destruyó.

Gimena, que era hija y amiga de su mamá cuando a los 18 años falleció y la dejó sola, se enojó, dejó de entender, lloró encerrada en su cuarto y un día se levantó. Y se dio cuenta de que tanto dolor no podía ser en vano y entonces se transformó en otra. En la que es ahora. La misma que hace poco más de una semana se paró ante las cámaras y los flashes para presentar Re loca, su última película, en la que comparte elenco con Natalia Oreiro y Diego Torres, y que acaba de estrenar Rizhoma Hotel, una producción de Telefé.

De corazón.

Nació en Belgrano, uno de los barrios más porteños de todo Buenos Aires, y vivió allí hasta los tres años. De ahí a Caballito con su familia y de ahí a vivir a sola cuando cumplió 21 años. Pero para poder llegar a la Gimena adulta e independiente, pasaron muchas otras y muchas cosas, muchos trabajos y, sobre todo, mucho esfuerzo.

Empezó a estudiar teatro a los diez años, sin que sus padres estuvieran del todo convencidos, porque, ¿qué era eso del teatro que tanto apasionaba a su hija?, ¿qué pasaba si el quitaba mucho tiempo del colegio y de sus estudios? Pero lo hizo. Estudió con la misma profesora hasta los 14 y fue ella quien la alentó a presentarse a un casting para una tira televisiva. Gimena salió del colegio y con los brazos rayados y el uniforme puesto y medio arrugado, llegó. Y de los miles de chicos que estaban allí porque quizás querían ser famosos, una de las seleccionadas fue ella, que no quería ser famosa sino que quería actuar, en la televisión, en el teatro o en el medio de una plaza, no le importaba. Ella quería ser actriz y lo demás era accesorio.

El casting era para un unitario del productor Enrique Estevanez que terminó por no salir; sin embargo, la eligió para ser parte del elenco de su próxima novela, Los buscas de siempre, protagonizada por Pablo Echarri y Nancy Dupláa, en la que Gimena interpretaba a la hermana menor y rebelde del personaje que estaba a cargo de Sebastián Estevanez. Tenía 14 años y aunque a su mamá no le terminaba de convencer eso de la televisión, la condición que le puso fue que no bajara el rendimiento en el colegio. Y no lo hizo, a pesar de que se levantaba todos los días a las seis de la mañana, iba a estudiar, salía, se tomaba dos ómnibus, iba a grabar y a las diez, once de la noche, sus padres iban a buscarla; cuando llegaba, la cena, un baño y a hacer los deberes para el otro día. "Fue agotador, pero yo estaba feliz con lo que estaba haciendo", dijo a C5N.

Después de esa tira vino PH, Propiedad horizontal, después Maridos a domicilio y luego Kachorra. Por entonces Gimena tenía 18 años y la única condición que exigió antes de firmar el contrato fue que le dejaran tomarse diez días de licencia para poder irse de viaje de egresados con sus amigos del colegio.

Ya era "la chica de la tele" cuando terminó el secundario. Ya era la chica famosa cuando su mamá se enfermó y en cinco meses se murió. En ese momento Gimena creció de golpe, maduró como pudo, se levantó para sostener a su padre, aprendió más rápido que cualquier persona de 18 años que la vida siempre puede ser impredecible y que de un momento a otro, sin que nadie nos avise o nos prepare, todo se puede dar vuelta y dejarnos contra las cuerdas sin saber cómo reaccionar. Eso le sucedió a Gimena. "Yo tenía una relación muy pegada con mi mamá. Cuando ella murió algo cambió en mi vida, intenté sacarle lo positivo. Y a partir de su muerte descubrí un mundo nuevo, tuve que crecer mucho como persona, como mujer".

La carrera de Gimena no ha tenido parates. Después de Kachorra, vinieron Rebelde Way, Ensayo: Habitación 306, Panadería Los Felipe, Amor en custodia y Alma pirata. En esta última, producida por Cris Morena, conoció a Nicolás Vázquez con quien luego haría Casi ángeles. Fue en la tira juvenil que los actores se miraron y se enamoraron. O así contó Gimena el inicio de su relación con Nicolás que empezó hace once años: "Fue muy mágico, no lo puedo explicar muy bien, pero nos miramos y pasó algo entre nosotros. Nos dimos el primer beso y desde entonces no nos separamos más". Es verdad eso de que no se separaron más. Es verdad eso de que se hicieron uno, de que la familia de uno adoptó al otro y viceversa. Es verdad que se sostuvieron siempre y se siguen sosteniendo. Quizás sea un poco eso lo que hace que los argentinos los quieran tanto, a cada uno y a los dos juntos. Eso que hacen todo el tiempo de demostrarse su amor, de hacerlo público, de compartirlo.

"Yo lo admiro mucho a Nico. Primero por cómo es como persona, porque yo lo miro y no lo puedo creer, me hace quedar mal todo el tiempo por lo bueno que es, es un ángel", dice y se emociona. Y sigue. "Para mí el amor no es una lucha, el amor es amor, y listo; yo lucho en mi vida, en el trabajo, en todos lados lucho, pero no en el amor y hay mucha gente que dice que el amor es una lucha, que la convivencia es una lucha, para mí no es así, yo todos los días estoy deseando llegar a mi casa. Con Nico nos encontramos el uno al otro y eso era lo que necesitábamos". A Gimena y a Nicolás todos los quieren en Argentina; ellos comparten su amor y sus seguidores se lo agradecen. Todos se lo agradecemos. Siempre se agradece un poco de amor.

LO ÚLTIMO

El otro lado de la cama

El otro lado de la cama, la obra que protagonizó con Nico Vázquez
El otro lado de la cama, la obra que protagonizó con Nico Vázquez

Una obra protagonizada por Gimena, Nico Vázquez, Benjamín Rojas y Sofía Pachano que hizo más de 500 funciones. Vino a Uruguay y llenó el Metro.

Re loca, con Oreiro

Re loca, con Natalia Oreiro
Re loca, con Natalia Oreiro

La película (una comedia llena de humor) se estrenó el 4 de julio en Argentina y Uruguay. Allí comparte elenco con Natalia Oreiro y Diego Torres.

Rizhoma Hotel

Rhizoma Hotel, la última serie de Telefé
Rhizoma Hotel, la última serie de Telefé

Es el nuevo unitario de Telefé. Se estrenó el viernes 6 de julio y consiste en 21 episodios de los cuales Gimena protagonizó el primero junto a Benjamín Rojas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º