Publicidad

Dios y un libro

Una historia breve para algo demasiado vasto: el camino para entender las razones de la Biblia

Para leer con muchísimo cuidado

Compartir esta noticia
Gutenberg biblia.jpg
La Biblia de Gutenberg
(foto Kevin Eng)

por Juan de Marsilio
.
Escribió don Antonio Machado: “Despacito y buena letra:/ el hacer las cosas bien/ importa más que el hacerlas”. La sentencia se aplica a Historia mínima de la Biblia, que deja al lector con la sospecha de que apuros de composición y/o edición han perjudicado al volumen, al que le sobran cosas y le faltan otras para cumplir los objetivos que su título implica.
El libro tiene autor de sobra: Julio Trebolle Barrera (Orense, 1943) es catedrático emérito del Departamento de Estudios hebreos de la Universidad Complutense de Madrid y ha escrito trabajos excelentes sobre la Biblia, entre los que destaca La Biblia judía y la Biblia cristiana, publicado por la prestigiosa editorial Trotta. En varios tramos de esta Historia mínima, como por ejemplo los que refieren a los manuscritos esenios del Mar Muerto, Trebolle despliega su erudición, lo que hace al texto muy útil… para quienes ya tienen buen conocimiento bíblico y quieren profundizarlo, pero confunde a quienes recién se introducen en el tema. Al libro le hacen falta por lo menos varias decenas de páginas para explicar mejor las cosas y dar un glosario, porque el lector común desconoce la terminología propia de tan complejo campo de estudios.

En el rubro de lo que sobra, las erratas, varias y gruesas, que arrancan ya desde el esquema cronológico inicial, en el que ubica la Vulgata —traducción de la Biblia al latín, de uso oficial para la Iglesia Católica por más de un milenio— unos cien años antes que su traductor, San Jerónimo (374–420). Respecto a los libros de la Biblia, afirma que el Libro del Qohéleth es el Libro del Eclesiástico, cuando es el Eclesiastés, o que las bendiciones de Jacob a sus hijos han sido añadidas al final del Deuteronomio, cuando están al final del Génesis. Pero no queda el descuido sólo en la materia especializada: en el apartado que Trebolle dedica a la influencia bíblica en la literatura y las artes, menciona a José (sic) Luis Borges. En suma: un libro útil, pero que debe leerse con mucho cuidado.

HISTORIA MÍNIMA DE LA BIBLIA, de Julio Trebolle. Turner, 2022. Madrid, 184 págs.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

premium

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad