Publicidad

Cinco alimentos tienen más probabilidades de generar caries: de bebidas azucaradas al pan

Evitarlas no siempre es viable, por con buenas costumbres de higiene bucal y conocimientos acerca de los riesgos para la dentadura, la caries —una afección no reversible— puede ser mantenida a raya.

Compartir esta noticia
Cepillo de dientes, pasta de dientes
El cepillo y la pasta de dientes, un aliado imprescindible contra la caries.

La carieses uno de los problemas de salud bucodental más comunes en la actualidad y puede aparecer desde la infancia. Aunque las causas suelen relacionarse con la higiene bucal, sobre todo si no se acostumbra a hacer una limpieza dental frecuente, la ingesta de ciertos alimentos contribuye en gran medida a la creación de caries. Pero antes de entrar en detalles sobre las causas, es imprescindible entender la enfermedad.

¿Qué es la caries?

Los odontólogos coinciden en que la caries tiene mayor presencia en los niños y los adultos jóvenes. De acuerdo con Giovana Delgado, especialista en odontología estética y funcional, “la caries se produce por una interacción entre las bacterias que habitan en la boca, los azúcares o carbohidratos, y la falta de higiene”. La caries es identificable a la vista teniendo en cuenta que se manifiesta con un color oscuro en los dientes y, en los peores casos, crea orificios y fisuras. Por s lado la odontóloga Yohanna Miranda, quien se especializa en periodoncia y medicina oral, explicó que, a raíz de la interacción entre la placa bacteriana y los ácidos, “se crea un desequilibrio en el pH oral y se produce el daño del esmalte y, posteriormente, de la dentina”.

Los alimentos que la ocasionan

En muchos campos de la salud se habla de lo perjudiciales que resultan los alimentos ricos en azúcares y carbohidratos. La odontología no es la excepción. ¿Cuáles son los productos que podrían aumentar el riesgo de caries?

1. Bebidas azucaradas
Las gaseosas y los jugos envasados son grandes ejemplos de esta categoría. Para saber con cuánta cantidad de azúcares o carbohidratos cuentan una botella o un envase basta con mirar la información nutricional. Una bebida gaseosa de 240 mililitros, por ejemplo, aporta 26 gramos de azúcares a una dieta de 2000 calorías. Del mismo modo, un jugo de 240 mililitros, aporta 18 gramos de azúcares.

2. Golosinas
Los azúcares aparecen naturalmente en alimentos como las frutas, pero en las golosinas se trata de azúcares añadidos, los cuales son aún más dañinos para el organismo y para la salud bucodental.

3. Chocolate
El caso del chocolate es peculiar dado que hay muchos tipos. Lo esencial, entonces, es resaltar que contiene azúcar, por lo que contribuye a la aparición de caries. Asimismo, a los pacientes con diseño de sonrisa no se les recomienda el consumo de bebidas oscuras como el café, el vino o el chocolate, pues podrían manchar los dientes. En relación a este procedimiento estético, un buen odontólogo no recomendaría que quien tenga caries se lo haga. Primero debe solucionar el padecimiento.

4. Pan
El estudio ‘Salud dental: relación entre la caries dental y el consumo de alimentos’, publicado por odontólogos especialistas de Madrid, España, identificó que “alimentos con un alto contenido en almidón (pan, cereales, patatas) pueden incrementar la producción de ácidos y es más lenta su eliminación de la cavidad oral”. Al recordar lo explicado sobre la interacción bacteriana, se entiende por qué el pan puede producir caries.

5. Arroz
La inclusión de este alimento podría sorprender, pues no es estrictamente ‘malo’. Sin embargo, una porción de arroz aporta, en promedio, 15 gramos de carbohidratos. ‘La Vanguardia’ citó al periodoncista Jorge Ferrús, quien afirmó: “Un error frecuente es que muchas personas que consumen a diario tortitas de arroz como merienda creen que sus dientes están protegidos porque no llevan azúcar (...) no saben que el consumo continuado de hidratos de carbono también puede producir caries”.

Recomendaciones para prevenir la caries

Vale la pena hacer hincapié en que la higiene bucal debe ser un hábito adquirido desde la infancia. Sin embargo, hay otros puntos a tener en cuenta.

—Cepillarse los dientes 3 veces al día y, máximo, 10 o 15 minutos después de haber comido para que los ácidos no desgasten el esmalte del diente.

—Usar hilo dental.

—Hacer enjuagues bucales.

—Llevar una alimentación saludable, que reduzca la ingesta de azúcares y carbohidratos.

—Visitar mínimo cada 6 meses al odontólogo.

—Cambiar el cepillo de dientes cada 3 meses.

(El Tiempo - GDA)

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

salud bucal

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad