Publicidad

Todo lo que hay que saber sobre la vitamina E: dónde hallarla y por qué es esencial

Una guía que resume el valor de esta vitamina para el organismo, sus propiedades y aquellos alimentos en los que está presente.

Compartir esta noticia
Aceites comestibles.jfif
Algunos aceites comestibles son una fuente de vitamina E.
Foto: Commons.

O Globo - GDA
La vitamina E es un nutriente que se encuentra principalmente en aceites de origen vegetal, nueces, semillas, frutas y verduras. En el cuerpo, actúa como un antioxidante que protege las células de los radicales libres. También está asociada con el funcionamiento óptimo del sistema inmunológico y la prevención de coágulos en las arterias. La deficiencia es un cuadro raro, pero puede ocurrir debido a otras enfermedades o en áreas con altos niveles de inseguridad alimentaria.

Se trata de una vitamina liposoluble que existe en ocho formas, pero solo una de ellas es utilizada por el cuerpo humano: el alfa-tocoferol. Es un nutriente presente en la dieta de la mayoría de la población, asociado con diversos beneficios importantes para el organismo.

¿Para qué sirve la vitamina E?

Según los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos (NIH), una de las principales funciones de la vitamina E es su acción antioxidante, que protege las células contra los daños causados por los radicales libres.

¿Qué son los radicales libres?

Los radicales libres son moléculas y átomos con electrones desparejados, lo que los hace altamente reactivos y capaces de causar daño. Se forman de manera natural durante el metabolismo celular, pero también se producen cuando una persona está expuesta a la contaminación ambiental, al tabaquismo y a los rayos ultravioleta del sol.

Además, según la Universidad de Harvard, el cuerpo humano también utiliza la vitamina E para mejorar el funcionamiento del sistema inmunológico, combatiendo infecciones virales, bacterianas y de otros microorganismos. También se asocia este nutriente a una mayor dilatación de los vasos sanguíneos para prevenir la formación de coágulos.

¿Qué alimentos son ricos en vitamina E?

Los alimentos más ricos en vitamina E son:

—Aceites Vegetales y Grasas a Base de Vegetales:

—Aceite de germen de trigo

—Aceite de girasol

—Aceite de cártamo

—Aceite de soja

—Margarina a base de vegetales

También está presente en frutos secos y semillas:

—Semillas de girasol

—Almendras

Maníes y mantequilla de maní

Otras fuentes de vitamina E:

—Yemas de huevo

—Algunos pescados grasos

—Cereales integrales

—Vegetales verdes como espinacas y brócoli

—Calabaza

—Pimiento rojo

—Espárragos

—Mango

—Palta.

¿Cuál es la mayor fuente de vitamina E?

Los aceites vegetales como el de germen de trigo, girasol y cártamo están entre las mejores fuentes de vitamina E.

¿Qué combate la vitamina E?

La deficiencia de vitamina E es rara, ya que el nutriente se encuentra en una amplia variedad de alimentos y la mayoría de la población puede obtener las cantidades recomendadas a través de la dieta.

Sin embargo, puede ocurrir en lugares donde la inseguridad alimentaria es alta y en individuos con enfermedades que afectan la absorción de grasas y vitaminas liposolubles, como la enfermedad celíaca, la enfermedad de Crohn, la cirrosis, entre otras.

Además, hay enfermedades genéticas raras como la abetalipoproteinemia y la Ataxia por Deficiencia de Vitamina E (AVED) que también están asociadas con una deficiencia severa de vitamina E.

¿Cuáles son las consecuencias de la falta de vitamina E?

La ingesta recomendada de vitamina E para adultos sanos, incluyendo durante el embarazo y la lactancia, es entre 11 mg y 13 mg al día. Como consecuencia, la falta de este nutriente puede causar daños en los nervios y músculos, lo que resulta en pérdida de sensibilidad en las extremidades, debilidad muscular y problemas de visión.

¿Cuáles son los síntomas de la falta de vitamina E?

Los síntomas de la deficiencia de vitamina E, que son más comunes en niños, incluyen:

Problemas en la visión.

Disminución de los reflejos.

Dificultad para caminar.

Debilidad muscular.

Pérdida de control sobre los movimientos corporales.

Función inmunológica comprometida.

¿Cuándo debo tomar vitamina E?

Dado que la deficiencia de vitamina E es rara, se recomienda tomar suplementos de este nutriente solo cuando lo indique un médico. En tales situaciones, se sugiere no superar una dosis de 1000 mg (1465 UI) al día, lo cual es mucho más de lo necesario.

¿Qué causa el exceso de vitamina E?

No hay evidencia sólida de beneficios al usar suplementos sin una deficiencia comprobada. En cuanto a los riesgos de un exceso, aunque no hay informes de efectos secundarios graves, se cree que dosis altas de suplementos o su uso junto con medicamentos anticoagulantes pueden aumentar el riesgo de sangrado. En cambio, la vitamina E presente en los alimentos no se considera capaz de causar daño, ya que prácticamente es imposible alcanzar concentraciones altas solo a través de la dieta.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

vitaminasnutrición

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad