Publicidad

Qué alimentos evitar y cuáles incluir en la dieta para preservar la memoria y otras capacidades cognitivas

La salud física y mental está estrechamente relacionada con nuestra dieta; en particular, el funcionamiento del cerebro depende de ciertos grupos de alimentos.

Compartir esta noticia
Adultos mayores frutillas
Adultos mayores sentados comiendo frutillas.
Foto: Freepik.

Dylan Escobar Ruiz, El Tiempo/GDA
Los alimentos que consumimos juegan un papel fundamental en la salud cerebral. Un estudio realizado por la doctora Uma Naidoo, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, evidenció que existen cinco grupos de alimentos que perjudican la memoria y otras capacidades cognitivas.

La investigación concluyó que dietas con gran cantidad de azúcares, alimentos ultraprocesados, fritos, aceites altamente procesados y edulcorantes ponen en riesgo la salud física y mental.

Aunque el cerebro necesita glucosa para su funcionamiento, en exceso puede ser perjudicial para el ejercicio de la memoria. Este componente está presente en diversos alimentos de consumo diario, como las golosinas, enlatados, ensaladas y salsas.

También, el consumo desmesurado de aceites procesados genera inflamación del cerebro, debido a las altas cantidades de ácidos grasos. En cuanto al consumo de alimentos ultraprocesados, la doctora Naidoo mostró que pueden desencadenar problemas de depresión, y enfatizó que el uso de edulcorantes puede aumentar la cantidad de bacterias malignas en el sistema digestivo.

Otro estudio hecho por investigadores de Columbia y Brigham and Women's Hospital de Harvard establece que una dieta baja en flavonoides, un nutriente que se encuentra en frutas y verduras, provoca la pérdida de memoria relacionada con la edad.

Qué alimentos son buenos para la salud.

La nutricionista estadounidense Kimberly Melton dio recomendaciones de alimentos que deben consumirse cada día para tener una salud óptima y prevenir enfermedades.

Primero, están las legumbres y verduras, que son fuente de proteínas y fibras con altos valores nutricionales. Están llenas de vitaminas, minerales y antioxidantes que fortalecen nuestro sistema inmunológico y protegen el cuerpo contra enfermedades.

Las legumbres son bajas en grasas saturadas y proporcionan aminoácidos esenciales que el cuerpo necesita para funcionar correctamente. Además, su alto contenido en fibra contribuye a la digestión saludable y a mantener saciado el organismo. Los frijoles, las lentejas y los guisantes ayudan a prevenir la ansiedad y otras patologías.

También, los frutos secos son una excelente fuente de hierro, calcio, magnesio y potasio, que actúan como antioxidantes. Además, proporcionan energía sostenible a lo largo del día y contienen nutrientes que mejoran la salud digestiva y ayuda a controlar el apetito.

La nutricionista recomendó consumir bayas y frutos rojos, ya que contribuyen a la prevención de enfermedades crónicas como la diabetes y neurodegenerativas como el Alzheimer. Además, reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Dentro de este grupo alimenticio están las fresas, arándanos y moras, que mejoran la cognición y previenen el deterioro neurológico relacionado con la edad.

Es importante enfatizar que las necesidades nutricionales pueden variar según la edad, el género y el nivel de actividad física.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

nutriciónmemoriaHarvard

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad