Publicidad

El poco tiempo no es excusa para dejar el ejercicio: cuál es la mejor forma de entrenar cuando el reloj apura

Entre otras recomendaciones, está la de dividir el entrenamiento a lo largo del día, de modo de optimizar el tiempo y evitar la fatiga, además de no aburrirse.

Compartir esta noticia
Hacer gimnasia en casa, una buena forma de ejercitarse cuando el tiempo es escaso
Hacer gimnasia en casa, una buena forma de ejercitarse cuando el tiempo es escaso.
Foto: Freepik

La Nación / GDA
"No me da el tiempo" es, seguramente, la excusa más utilizada por los seres humanos para infinitas situaciones de la vida. Y una de ellas es, sin dudarlo, el ejercicio. Pero dados los beneficios de la práctica deportiva es útil desmontar esa excusa y saber cómo movernos, aunque el reloj nos esté corriendo.

Entrenar dividiendo los planes de entrenamiento a lo largo del día tiene varias ventajas:

  • Menor estrés físico y mental porque permite evitar la fatiga excesiva y reduce el riesgo de lesiones.
  • El cuerpo tiene más tiempo para recuperarse entre cada una, lo que promueve un rendimiento óptimo.
  • Es más probable que las personas se adhieran al programa de entrenamiento a largo plazo.
  • Permite adaptarlo mejor a la agenda diaria y a las responsabilidades laborales o personales.
  • Se puede mantener un mayor nivel de concentración y enfoque durante cada sesión, lo que puede resultar en un entrenamiento más efectivo.

¿Cómo podría elegir los ejercicios durante el día para no agotarme tanto físicamente?

  • Incorporar una variedad de ejercicios que trabajen diferentes grupos musculares para distribuir el esfuerzo de manera equilibrada y evitar la fatiga excesiva en un área específica del cuerpo.
  • Alternar entre ejercicios de alta y baja intensidad para permitir que ciertos grupos musculares descansen mientras trabajas otros. Por ejemplo, entre ejercicios de fuerza y de cardio.
  • Planificar el día de entrenamiento de manera que los ejercicios más exigentes se realicen en momentos de más energía, como por la mañana o después de un descanso adecuado.
    Ejercicio, entrenamiento, mujer.jpeg
    Mujer corriendo en una caminadora en un gimnasio.
    Foto: Pexels.
  • Asegurarse de incluir suficientes descansos entre sesiones de entrenamiento para permitir que el cuerpo se recupere adecuadamente.
  • Prestar atención a las señales del cuerpo y ajustar la programación de entrenamiento según sea necesario.
  • Se recomienda realizar una rutina con ejercicios variados para que sea interesante y se evite el aburrimiento

Para elegir los ejercicios físicos adecuados y disfrutarlos sin agotarse, hay que considerar los siguientes cuatro puntos:

  1. Optar por actividades que gusten y motiven. Si se disfruta de la naturaleza, probar senderismo o ciclismo. Si gusta la música, considera clases de baile o spinning.
  2. Escoger ejercicios que se ajusten al nivel actual de la condición física. Comenzar con actividades más suaves e ir aumentando la intensidad gradualmente.
  3. Elegir una rutina con ejercicios variados para que sea interesante y evitar el aburrimiento. Alternar entre actividades aeróbicas, como correr o nadar, ejercicios de fuerza, como levantamiento de pesas y yoga.
  4. Prestar atención a las señales del cuerpo y no exigirse demasiado.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad