EL CARIBE GOLPEADO

Habitantes de Puerto Rico siguen sin luz ni combustible

Temen la rotura de una represa que tendría consecuencias devastadoras.

Un habitante de San Juan logra comunicarse a través de su teléfono. Foto: Reuters
Un habitante de San Juan logra comunicarse a través de su teléfono. Foto: Reuters

Puerto Rico continúa atravesando por una situación crítica a causa del paso del huracán María que destrozó sus infraestructuras, lo que mantiene a la isla sin prácticamente suministro eléctrico, mientras que el combustible escasea en las calles debido a problemas de distribución.

El secretario de Asuntos Públicos del gobierno, Ramón Rosario, dijo ayer martes en una rueda de prensa que casi una semana después del ciclón solo unos pocos hospitales cuentan con servicio de electricidad, aunque durante la jornada estas infraestructuras, incluso, sufrieron problemas.

El Centro Medico de San Juan, el Hospital San Pablo y el Hospital de Mayagüez son, junto a la localidad de Mayagüez, las únicas "islas" que, con problemas, mantienen servicio eléctrico, con el resto del país sobreviviendo con plantas de diesel.

Rosario resaltó que la estatal Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) tiene como prioridad ahora proveer electricidad al resto de los cerca de veinte hospitales que operan.

El funcionario explicó que otro de los problemas es la llegada del combustible a las estaciones de servicio, ya que hay nafya y diesel, pero las estaciones no han abierto mayoritariamente por la falta de seguridad.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, pide paciencia mientras cada día crecen más las filas, kilométricas en algunos casos, para abastecerse en las pocas estaciones de gasolinas abiertas, mientras, lentamente, van abriendo en horario limitado supermercados y restaurantes.

"Puerto Rico estamos trabajando fuerte para levantarnos", es el mensaje que divulgó hoy a través de la red social de Twitter la compañía estatal Autoridad de la Energía Eléctrica (AEE), en un intento de levantar el ánimo a una población con la moral por los suelos y a cuyos sectores más desfavorecidos que viven en zonas remotas la ayuda llega, literalmente, con cuenta gotas.

El director de la Autoridad de Puertos, Omar Marrero, anunció que pronto —sin precisar fecha— mejorará la distribución del servicio de combustible, que como reconoció es básico para que el comercio, que sobrevive ahora mismo con plantas generadoras, se reactive y la cadena productiva comience a moverse y dinamizar la economía.

Rosario explicó que el problema es la distribución y que se va a tratar de solucionar la apertura de las estaciones de servicio —los propietarios temen asaltos— con la ayuda de protección de la Guardia Nacional.

Puerto Rico no está solo, ya que además de la ayuda que llega desde Estados Unidos, país al que está unido como Estado Libre Asociado, se anunció ayuda proveniente de España y República Dominicana, a los que se ha unido también Cuba con refuerzos para atender necesidades médicas y de la infraestructura eléctrica.

Marrero informó de que los puertos permanecen abiertos durante el día —el toque de queda permanece indefinidamente de 5 de la tarde a 7 de la mañana— a excepción de los de Arecibo y Mayagüez.

Además, ayer llegaron a Puerto Rico ocho embarcaciones con suministros que ahora deberán distribuirse a la población.

Rosario dio a conocer que los empleados públicos tienen la obligación a partir de hoy de presentarse en sus puertos de trabajo.

Una de las mayores preocupaciones llega del área oeste de la isla, en concreto de la represa de Guajataca en el Municipio de Quebradillas, a causa de los daños que ha sufrido, que según el Ejecutivo que lidera Ricardo Rosselló podría provocar su rotura, motivo por el que se ha pedido la evacuación de la población circundante.

Rosario precisó que el Cuerpo de Ingenieros federal evalúa la situación en Guajataca y que ayer la represa fue examinada por especialistas que conocían la infraestructura, pero que las personas que viven en las cercanías deben abandonar el área porque hay riesgo de que se produzca una rotura.

DOMINICA

Saqueos y la búsqueda de personas, en Dominica.

El jefe de la Policía de Dominica, Daniel Carbon, dijo que el país se enfrenta a los retos del saqueo, la fuga de presos y las personas desaparecidas, una semana después de que el huracán María devastó la pequeña isla situada en el Caribe.

Carbon señaló que el saqueo masivo ha sido un problema tras el paso del huracán María junto a la fuga de presos, algunos de los cuales fueron ya detenidos. Destacó que los saqueos masivos en la capital y otras áreas de la isla son un problema que no ha sido atajado.

El primer ministro, Roosevelt Skerrit, agradeció a la comunidad internacional la ayuda que ha recibido su país.

DOMINICANA

390 mil sin agua y 26 mil fuera de sus casas

Las lluvias causan estragos en República Dominicana tras el paso del huracán María, anegando casi 9.000 viviendas, en el noreste y noroeste, a causa de desbordamiento de ríos, arroyos y cañadas, mientras más de 26.000 personas siguen fuera de sus casas. De estas, 24.384 se trasladaron a cas de familiares y 1.819 están en albergues oficiales, indicó el Centro de Operaciones de Emergencias. Asimismo, 27 acueductos se encuentran fuera de servicio, lo que mantiene sin agua a 389.352 personas.

Las fuertes lluvias también ocasionaron daños a 14 puentes y a cinco carreteras.

Después del paso del huracán María cerca de la costa este y noreste de República Dominicana, el país ha recibido fuertes lluvias que se han prolongando y fortalecido desde el fin de semana debido a una depresión barométrica y una onda tropical, por lo que 20 de las 32 provincias de la nación siguen en estado de alerta. Fuente: EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)