ESTEBAN VALENTI

"Vázquez está subiendo el Everest en alpargatas y solo"

Alejado del Frente Líber Seregni y de su líder, el ministro de Economía Danilo Astori, el publicista Esteban Valenti se siente en libertad para decir lo que piensa, aunque por ello sea objeto de todo tipo de críticas en la coalición de izquierda.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Mujica tiene la responsabilidad de haber promovido los feudos", dijo. Foto: M. Bonjour.

Muy crítico de la gestión del vicepresidente Raúl Sendic, no tiene problemas en decir que se usó la publicidad de Ancap para hacer campaña electoral. Además reconoció que el Frente Amplio está en crisis, que tiene falta de propuestas y que dejó al presidente Tabaré Vázquez “muy solo”.

—Una delegación parlamentaria encabezada por el vicepresidente Raúl Sendic gastó US$ 120.000 en un viaje a Zambia. ¿Está de acuerdo con eso?—No me gustan las cosas facilonas, lo más cómodo es decir tres o cuatro frases y quedás bien porque es un escándalo. No estoy en contra de los viajes con esa visión de que se tira la plata, pero no hay nada más irritante para la gente si trasmitís la idea que querés limitar el gasto público, pero el vice viaja acompañado del edecán militar más un guardaespaldas en primera clase y paga US$ 522 por un día de hotel. Es ridículo como señal y como cosa concreta. La víctima es el país, el gobierno y el Frente Amplio.

¿Decepciona este tipo de cosas en la izquierda?

—Absolutamente, estas cosas no son de izquierda. El país está en condiciones muy complicadas, vos estás con inundaciones en todos lados. El presidente tiene que lidiar con todos estos temas y sos el vicepresidente y no te importa. No me gusta adjetivar, pero no tienen la matriz de izquierda. Hacer viajes caviar con la plata del Estado en momentos donde se necesitan chapas es muy malo, no refuerza para nada la imagen que tiene que dar un gobierno de izquierda.

—¿Sendic no es de izquierda?

—Para mí Sendic lo que tiene es una cantidad de actitudes y acciones concretas que no me representan en absoluto. Gastar US$ 370.000 en una fiesta y hacerse decir en la cara por parte de la presidenta (Cristina) Kirchner que es una ayuda la desulfurizadora no me representa, ni por lo que costó ni por ese hecho que es bochornoso. No me representa la intermediación financiera que contrató, cuando se demostró que en Uruguay se podía hacer lo de la deuda de Venezuela sin la necesidad de contratar a nadie. He defendido el proyecto de ALUR, porque es una inversión social en una zona deprimida, pero hasta una buena cosa se transforma en un desastre si no se controla. Se gastó millones de dólares en publicidad de Alur que tiene un solo cliente, que es Ancap. Pero las respuestas a estos temas me parecen absolutamente desconcertantes, porque no son solo de Sendic. El presidente acaba de cambiar todo el directorio de Ancap pero simultáneamente la Mesa Política, cuando ya tenía una declaración aprobada por el Plenario que suscitó una polémica infernal, hace otra que es un martillazo en los dedos de los pies y de las manos. Cada vez que hablan de la importancia de una empresa pública no me tienen que convencer a mí ni a nadie de eso (...) Eso no te da licencia para matar, hay que mirar la evolución del negocio de Ancap y esto no es invento de Valenti, a partir del 2010 empieza una caída estrepitosa. Acá el tema no es Ancap solamente, es algo más profundo, es el sistema de los feudos. ¿Qué hubiera pasado si en todos los entes del Estado importantes hubieran actuado de la misma manera que actuaron en Ancap? Si el Banco República, que tiene ganancias, hubiera construido por su cuenta y sin pedir permiso el edificio que tenía planteado. Si se hubiera actuado con el mismo criterio que se actuó en Ancap, el país estaría hoy como Venezuela o como Argentina.

— ¿A qué le llama los feudos?

—Los feudos son los que define la historia, lugares absolutamente independientes que actúan sin mayor relación con el poder central. ¿Cuál es la gran responsabilidad de (José) Mujica en eso? El haber promovido los feudos, cosa que reconoció públicamente, pero yo estoy absolutamente seguro que Mujica no le dijo a los que estaban al frente de los feudos hagan una fiesta de un millón de dólares. Lo que se pone muy peligroso es cuando los señores feudales quieren usar el feudo para llegar al reino. Se llegó a gastar US$ 10 millones en publicidad de Ancap. ¿Es una casualidad? Todos sabemos qué pasó y por qué. Eso es inmoral.

—¿Se hizo campaña con la plata de Ancap?

—Alguien decidió que tenía libertad para hacer lo que quería en Ancap, por ejemplo con la publicidad. Estoy hablando del presidente de Ancap y el comité de dirección. Hay cosas que son tan evidentes que decirlas ya es un insulto, todos miramos la televisión. Ahora sabemos que la publicidad costó US$ 10 millones y eso qué tiene de izquierda o de moralidad pública. Hay una cosa que me llama la atención, va a Irán a tratar temas petroleros y se lleva a dos gerentes, uno el responsable de compras y el otro del área energética, que están directamente involucrados en los malos negocios de Ancap.

—¿Mujica es el responsable del descontrol en Ancap?

—Mujica es el responsable de la feudalización de las empresas públicas, de eso no tengo duda (...) Sé que hay mucha gente de gobierno que piensa estas cosas, pero se calla: la regasificadora se hizo mal, el puerto de aguas profundas se hizo talenteando, por Aratirí nos exponemos a un gran juicio. Esas son situaciones de cosas que tendrían que funcionar y no funcionaron.

—¿Por qué el Frente no admite esas "inmoralidades"?

—Ellos anteponen el criterio de protección política al de la verdad. Si todos saben que el título no va a aparecer nunca más y que no existe, todos apuntaban a que Cuba le iba a dar una licenciatura trucha y no le dio nada. Así que la derecha se lo va a tener que tragar y algunos de izquierda también, pero nos callamos e inventamos un verso, una sanata que no la cree nadie.

—¿El presidente Tabaré Váz-quez está solo?

—Muy solo, muy solo. Vázquez está subiendo el Everest con una tormenta perfecta, en alpargatas y muy solo. Es notorio. ¿Cuál es el aporte del Frente al diálogo social o en política de seguridad? Lo único que se sabe es lo que el Frente no quiere, pero lo que quiere na-die lo sabe. Para salir del deba-te (Eduardo) Bonomi sí o Bonomi no, hay que proponer cosas. Eso y otras cosas son parte de la crisis que tenemos que afrontar, se dice que las cri- sis son oportunidad y peligro. Pero hoy lo que veo más es el peligro.

—¿Cómo quedó con el ministro Danilo Astori?

—No nos llamamos nunca más y hablábamos cuatro o cinco veces por semana.

—¿Se sintió defraudado?

—Fácil no fue y no lo considero justo porque yo nunca me propuse como vocero de nadie, nunca lo hubiera aceptado. Creo haber hecho un esfuerzo personal en todas las campañas ¡Gratis! Y algo más. No me arrepiento, porque la opción que había era Mujica o Astori y me quedaba con Astori toda la vida. Por otro lado, me siento mucho más libre y no me voy a adaptar a un nuevo centralismo democrático, no me voy a adaptar a lo que piense un Frente Líber Seregni que ni siquiera se reunía.

¿Votaría a Astori en el 2019?

—Es una hipótesis. Yo no quiero hablar de candidaturas porque es una manera de evadir la discusión de ideas, pero depende de lo que haga. Ahora, yo no acepto más la explicación de que lo que pasa en el país es producto de lo que pasa en el mundo, porque sería darle la razón a los que nos decían que lo que nos pasó era viento de cola, es más complejo. Es lo que pasa en el mundo, lo que pasa en la región y lo que pasó en Uruguay, que quedó un país con ciertas condicionantes.

¿Se siente representado por Astori?

—No, no, ahora soy simplemente frenteamplista.

Javier Miranda dijo que no se siente representado por usted. ¿Lo vota para presidir el FA?

—Tiene todo el derecho del mundo, como yo tengo todo el derecho del mundo de opinar. Si me preguntan qué es lo que más ganas tengo, es de no ir a votar. Después me viene el complejo de culpa del militante y digo: de los cuatro el que mejor me representa es Miranda. Voy a hacer el esfuerzo de votarlo, pero falta una parte de la campaña (…) Hoy aprendí a los golpes que en muchas cosas la política es elegir el mal menor; el presidente del FA si no se cambia la estructura va a seguir siendo una figura reseca incapaz de representar a los frenteamplistas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)