TOMAN DISTANCIA DEL CHAVISMO

Uruguay en medio de una crisis en el Mercosur por Venezuela

Maduro asegura que presidirá el bloque pero Brasil, Argentina y Paraguay lo vetan.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El Mercosur no logra ponerse de acuerdo respecto a qué país debe presidirlo. Foto: D. Borrelli

Uruguay quedó en una situación incómoda en su postura de pasarle la presidencia temporal del Mercosur al cuestionado gobierno venezolano de Nicolás Maduro, que cada vez más aparece como un socio que impide que el bloque regional pueda exhibir la cohesión que sus miembros dicen perseguir.

Una reunión ayer en el Palacio Santos en la que participaron el canciller Rodolfo Nin, su colega Eladio Loizaga de Paraguay, y los vicecancilleres Carlos Fordadori de Argentina y Paulo Estivallet de Brasil, tuvo ribetes insólitos. La ministra de Relaciones Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, acusó a Loizaga y Estivallet, cuyos gobiernos son muy críticos de Maduro, de evitarla escondiéndose en el baño (ver recuadro). Un elemento curioso adicional fue la presencia en el Palacio Santos del embajador boliviano, Benjamín Blanco, quien pretendía participar del encuentro y que no pudo hacerlo porque se le dijo que no estaba invitado.

Las partes acordaron ayer un "cuarto intermedio" hasta el próximo jueves, aunque Nin Novoa no fue demasiado claro al respecto y dejó entrever que se podría extender hasta la próxima semana.

Paraguay sigue cobrando su suspensión en 2012 del Mercosur, cuando la correlación de fuerzas regional era otra y los socios del bloque votaron el ingreso de Venezuela.

El gobierno guaraní sigue a la cabeza del cuestionamiento a Maduro. Loizaga explicó en la conferencia de prensa posterior a la reunión de ayer que "hemos dicho al inicio de todo este proceso que quien nos representara en este momento en el próximo semestre debiera tener todas las credenciales que nosotros practicamos democráticamente en nuestros países", en evidente alusión de que no quiere a Venezuela.

Ahora, con Mauricio Macri presidiendo Argentina (otro duro crítico del chavismo) y Michel Temer en el gobierno de Brasil, Paraguay se siente respaldado para hacer estos cuestionamientos. De hecho, Estivallet apuntó en la misma línea aunque con mucha prudencia. Este diplomático de carrera deslizó que "para el gobierno de Brasil está claro que hay un problema de política en Venezuela, hay un problema que pone en duda si las credenciales en este momento para asumir la presidencia son las que se esperan".

Probablemente, los países grandes del Mercosur estén evaluando que Venezuela no es hoy una buena carta de presentación del Mercosur que pretende hacer avanzar las negociaciones de liberalización comercial con la Unión Europea. Venezuela ni siquiera participa de estas conversaciones.

Lo jurídico.

Uruguay se apega a la norma. Nin Novoa, que se mostró serio en la conferencia de prensa y que advirtió cuando comenzó que no había mucho tiempo para que los periodistas hicieron preguntas, explicó la posición uruguaya cuando se le preguntó las razones por las que la administración Vázquez insiste en traspasar la presidencia a Venezuela, pese a que el propio canciller acuñó el término "democracia autoritaria" para referirse al régimen chavista. "Queremos cumplir con lo jurídico. La calificación de un gobierno es independiente de los compromisos jurídicos que uno tenga. En Venezuela, ustedes saben, yo no quiero abundar en esto… hace seis meses hubo una elección legislativa sobre la cual se habló mucho, se dijo que no se iba a hacer primero, después que no se iba a reconocer, nada de eso sucedió. Y por lo tanto hace seis meses hubo una expresión de la voluntad popular que además le dio la razón a la oposición y allí está funcionando la Asamblea Nacional controlada por la oposición. Hay algunos otros rasgos que nosotros no los queremos como modelo para el Uruguay pero de cualquier manera los tratados y los acuerdos están para cumplirse", argumentó el canciller. "Acá cada uno de los países está manteniendo su posición, hay que decirlo con toda claridad y nos hemos, en consecuencia, dado un plazo hasta el próximo jueves, un cuarto intermedio para que se hagan las consultas necesarias entre todos los países. Cada uno consultará un escalón más arriba, con toda seguridad", agregó.

Fordadori, el representante argentino, advirtió que el problema generado con Venezuela "es un punto de forma, que urgente hay que resolver" y que "la idea no es ir caminando y mientras tanto ir pateando una lata para adelante, sino generar un diseño que nos permita consolidar el Mercosur e ir sólidamente (...) sobre todo en medio de las negociaciones con la Unión Europea".

Un aspecto positivo para Uruguay es que Paraguay bajó el tono. Loizaga había dicho al diario guaraní ABC que "es la primera vez que uno de los países miembros (Uruguay) plantea una entrega automática de la presidencia" sin cumbre presidencial.

Ayer Loizaga le agradeció a Uruguay la realización de la reunión y se despidió con un abrazo de Nin Novoa.

A las escondidas en la Cancillería.

Como otros representantes del gobierno que integra, Delcy Rodríguez, hermana de Jorge Rodríguez, exvicepresidente venezolano e histórico dirigente chavista, no tiene pelos en la lengua y criticó con dureza a los gobiernos de Brasil y Paraguay. "Quiero denunciar que tanto el canciller de Paraguay como el vicecanciller de Brasil se escondieron en el baño y no quisieron darle la cara a Venezuela. Nosotros sabemos que hay una especie de almagritis por parte de estos dos funcionarios que pretenden desconocer las normas fundacionales del Mercosur. Se escondieron y no quisieron darle la cara a Venezuela en la reunión", disparó Rodríguez. La referencia de Rodríguez a la "almagritis" tiene que ver con Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), excanciller uruguayo devenido duro crítico del gobierno venezolano. Rodríguez dijo que Loizaga fue funcionario de la dictadura paraguaya de Alfredo Stroessner. Aunque luego sería desmentida, Rodríguez afirmó que "en función de lo que ha conversado el presidente Maduro con Tabaré y yo con Nin Novoa, en los próximos días se va a establecer la fecha para el traspaso efectivo de la presidencia pro tempore en Montevideo". "No se pospone. Posponerlo constituiría una violación a los tratados del Mercosur. Todas las excusas que se están dando por parte de un exfuncionario del Plan Cóndor, porque nosotros sabemos que el canciller de Paraguay fue un funcionario de la dictadura stroessnerista, es para desconocer. Son los malos modales de la derecha que pretende no reconocer las normas que rigen el funcionamiento y las instituciones del Mercosur", sostuvo.

Pero Loizaga le contestó en conferencia de prensa aunque de forma llamativa: "No nos hemos escondido y estuvimos en el baño, y quizás habrá sido porque la necesidad fisiológica nos ha llamado", adujo.

VENEZUELA SIGUE AL ROJO VIVO.

EE.UU. quiere libertad de los presos.

El gobierno de Estados Unidos reiteró en Montevideo que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, debe liberar a los presos políticos y garantizar la vigencia de los derechos humanos en ese país. "No queremos violencia, (queremos) que se respeten los derechos humanos, que se libere a los presos políticos. Pelearse y salir a la calle con violencia no sirve, sea de la parte que sea, porque de nada sirve maltratar a los ciudadanos", dijo la nueva embajadora Kelly Keiderling en una conferencia de prensa en su residencia, que luce la bandera nacional estadounidense a media asta por los asesinatos raciales de Dallas. Keiderling presentó al gobierno sus cartas credenciales en una audiencia en la residencia oficial de Suárez.

Éxodo para comprar en Colombia.

Mientras la canciller venezolana Delcy Rodríguez gestiona para su país la presidencia del Mercosur, en Venezuela la situación en cuanto al abastecimiento de productos básicos sigue siendo desesperada. 10.000 personas ingresaron en un día a la ciudad fronteriza colombiana de Cúcuta a abastecerse de artículos de primera necesidad como papel higiénico y arroz. Venezuela está cada vez menos conectada al mundo. Aerolíneas como Latam y Lufthansa dejaron de volar a ese país. El expresidente de gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, procura impulsar en diálogo entre el gobierno y la oposición mientras la economía sigue azotada por la inflación y los niveles de inseguridad continúan altos.

The New York Times pide presión.

The New York Times animó ayer al Mercosur a reclamar cambios al gobierno de Venezuela si quiere asumir la Presidencia del bloque. En un editorial, el periódico defendió que los líderes del Mercosur puedan exigirle al presidente venezolano, Nicolás Maduro, ciertos "pasos básicos" para evitar un mayor rechazo internacional. "Estos pasos podrían incluir la liberación inmediata de todos los presos políticos, permitir la celebración este año del referéndum (revocatorio) y autorizar la entrega de ayuda humanitaria en zonas afectadas por la escasez de comida y medicinas", señaló el diario. Para The New York Times, "una postura firme y de principios" por parte del Mercosur "beneficiaría a todo el hemisferio".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)