MORTANDAD DE ABEJAS

Pérdida de 2.000 colmenas por uso de un agrotóxico

Recorren campos de Salto y Paysandú para evaluar daños.

LUIS PÉREZ / SALTO

Productores apícolas de Paysandú y Salto denunciaron la pérdida de unas 2.000 colmenas en los últimos días como consecuencia de la aplicación de productos agrotóxicos en montes cítricos de la zona. Los damnificados afirman que su uso está prohibido y alegan que la empresa que lleva a cabo esta tarea no realizó la comunicación correspondiente a los vecinos de las chacras, ni a las autoridades del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

Los apicultores no recuerdan antecedentes de esta gravedad.

En las últimas horas se constató, por parte de los técnicos de la Dirección General de los Servicios Agrícolas del MGAP, que con la eliminación de las abejas los perjuicios se extienden al sector hortícola, al verse afectada la polinización de variedades de zapallos en plena floración, donde se necesita de este proceso para mejorar la calidad del producto.

El presidente de la Comisión Honoraria de Desarrollo Apícola, Julio Pintos, acompañado de técnicos del MGAP, ha mantenido reuniones con representantes de la empresa citrícola que ha realizado aplicaciones en sus montes para buscar una alternativa al producto químico utilizado. Este tiene por fin evitar la polinización en la flor del naranjo, para generar una fruta sin semilla, como requiere el mercado de Estados Unidos.

Por otra parte, se están extrayendo muestras de diversas colmenas para determinar fehacientemente cuál fue el producto que afectó la población de abejas.

Los productores de miel que han denunciado el caso señalan que la empresa, con plantaciones de naranjos en Salto y Paysandú, utiliza el producto Lorban, circunstancia que todavía no fue confirmada por las autoridades del MGAP.

Mortandad.

El apicultor sanducero Santiago Schneider, uno de los primeros en detectar la mortandad de abejas, dijo a El País que el problema se descubrió hace una semana.

"En primera instancia se pensó que esa situación se limitaba a unas 150 colmenas, pero luego se constató una mayor pérdida y ahora podemos hablar de miles", sostuvo.

Los damnificados reclaman una rápida acción del MGAP para impedir que se continúe aplicando el producto que afecta a las colmenas y critican que la empresa no hubiera puesto sobreaviso a los apicultores para evitar el mal causado.

Schneider remarcó que el productor siente bastante impotencia porque "no existe el control suficiente".

Estima que, además de las abejas, "a raíz de esta situación también el ser humano se va a ver afectado".

Se desconoce el producto.

El presidente de la Comisión de Desarrollo Apícola, Julio Pintos, dijo que aún no está determinado el producto químico utilizado. "Eso se va a determinar con los resultados de los análisis, pero de acuerdo con los comentarios de los productores y representantes de una de las empresas citrícolas de la zona, se trata de un producto problemático".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)