ESTUDIO EN EL HOSPITAL PEREIRA ROSSELL

Mordidas de perros aumentan en verano

Los adultos suelen estar menos alertas, más distendidos y los niños están más al aire libre con el perro.

Recomiendan que la edad para tener perros sea a partir de los 4 años. Foto: iStock
Recomiendan que la edad para tener perros sea a partir de los 4 años. Foto: iStock

Un estudio realizado por médicos del departamento de Emergencia Pediátrica del Pereira Rossell mostró que en tres años, cerca de 870 niños consultaron por mordeduras de animales, lo que representa un 0,6% de los menores que son atendidos en Montevideo.

El 97% de los casos fueron por perros, sobre todo de gran porte como pitbulls, ovejeros alemanes y rottweilers. El restante 3% se debió a mordidas de ratas, caballos y gatos.

La investigación, que será presentada en el próximo volumen de Archivos de Pediatría, fue llevada a cabo desde 2013 a 2015. Durante ese período se estudiaron las historias clínicas de todos los menores de 15 años que llegaron a esa emergencia tras ser mordidos por un animal. "Más de la mitad de los que consultaron eran niños de 6 años. Pero constatamos también que la gran mayoría de los niños mordidos no consultan en ningún lugar", explicó Alejandra Cedrés, pediatra y una de las autoras del trabajo. Según la experta, se estima que por cada niño mordido que consulta a la emergencia hay cinco que no lo hacen. "Los pacientes que suelen llegar son los que tienen algún grado de severidad", aclaró.

La gran mayoría presentan heridas leves que requieren limpiar el lugar y en algunos casos suturar. Son los menores de 3 años los que sufren lesiones más graves "ya que por su tamaño, suelen ser mordidos en la cara, en la cabeza o en el cuello".

"Muchos requirieron cuidados intensivos y cirugía", dijo Patricia DallOrso, coautora del trabajo y profesora agregada del Departamento de Emergencia Pediátrica del CHPR.

Durante el período estudiado ningún niño falleció por esa causa, pero el año anterior —en 2012— sí. Un niño de seis años fue atacada por un perro pitbull que era de su tío y murió poco tiempo después a causa de las heridas. "Eso fue lo que nos motivó a llevar a cabo la investigación", dijo DallOrso.

El verano.

De acuerdo al estudio, el número de mordidas se focalizan más en los meses de verano. "En esa época la gente suele estar más al aire libre, los adultos están más relajados y los niños están de vacaciones", dijo Fabiana Morosini, otra de las autoras del trabajo. Según un estudio realizado en ese mismo hospital en el año 2007, en los tres meses de verano consultaron unos 150 niños por mordeduras de perro, unos 50 por mes, cuando el promedio suele ser de 30 casos en 30 días aproximadamente.

De las 870 lesiones registradas en tres años, los expertos encontraron que en el 80% de los casos la herida fue producida por un perro del niño, de algún familiar o del vecino. "Es decir que la mayoría de las veces el hecho ocurre en un ambiente familiar", dijo Morosini.

"A diferencia de lo que ocurre en el caso de los adultos, no es el perro callejero que muerde al niño mientras va por la calle, esas son excepciones. Por eso las medidas que hay que aplicar para evitar mordidas en niños son bien diferentes a las de los adultos", dijo Dall´Orso.

"El riesgo muchas veces está en que el perro visualiza de otra manera al niño: no lo ve como una autoridad porque tienen casi el mismo tamaño o lo invade sin saberlo", dijo Morosini.

Recomiendan tener perro a los 4 años.

Patricia Dall´Orso explicó que la Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda por una cuestión de seguridad "que la edad óptima para que un niño tenga un perro como mascota es a partir de los 4 años", ya que se estima que a esa edad está apto desde el punto de vista del neurodesarrollo para poder identificar las señales que da el perro y saber cómo manejarse frente a él.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)