MARIHUANA OFICIAL: DÍA 1

Montevideo agotó y el interior vendió "rebién"

Empresas distribuidoras tienen 15 días para reponer el stock.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tabaré Vázquez y José Mujica por Arotxa

Tres horas antes de que terminasen su turno de atención al público, las cuatro farmacias que venden marihuana en Montevideo se quedaron sin stock. Sus propietarios ya hicieron sus pedidos al Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca), aunque las empresas distribuidoras (y cultivadoras) tienen, según el contrato, hasta un máximo de 15 días para entregarla.

La capital y el interior han corrido por carriles separados en este proceso de comercialización de cannabis a través de las farmacias. Hasta el domingo se habían registrado 3.198 adquirentes en Montevideo, el 60% del total del país. Esa relación de oferta y demanda hizo que la mercadería escaseara al cabo de unas horas, en especial en el punto de venta de Malvín donde sus dueños solo habían comprado medio kilo.

En los restantes diez departamentos que cuentan con al menos una farmacia, "el ritmo de ventas general fue muy bueno y es esperable que mañana (por hoy) se agote en algunos lugares como Flores o Artigas", dijo una fuente de Presidencia.

En Canelones, que con 631 era hasta la apertura de las ventas el segundo departamento con más adquirentes, las dos farmacias "estuvieron llenas todo el día", resumieron sus farmacéuticos. Lo mismo le sucedió en Lavalleja, con la diferencia de que este fue el único comercio que no recibió la mercadería en fecha y, por tanto, su "lleno" fue de consultas fallidas.

En Colonia, donde se pidieron "50 bolsitas", vendieron unas 15. Fue a comprar un mercedario que viajó 100 kilómetros. La farmacéutica de Las Flores, en Maldonado, fue más arriesgada y encargó los dos kilos (400 paquetes). Al cierre de ayer había vendido la mitad. Y en Paysandú también "se liquidó cerca de la mitad" y hasta se le vendió a unos montevideanos que estaban de paseo.

En la farmacia de Flores, según su dueño, "no paró de sonar el teléfono con consultas de horarios, muchos eran de otros departamentos". El éxito de la primera jornada, contó el comerciante, es que "se pudo atraer a varios clientes a que compren otros productos". En Artigas fue difícil comunicarse con el dueño porque "siempre estaban atendiendo gente".

En Tacuarembó hubo poca venta y menos aún en Salto.

Faltó el salto.

Cuatro personas habían acudido hasta primeras horas de la tarde a adquirir cannabis en la única farmacia autorizada del departamento norteño, en el centro termal de Daymán.

El propietario del negocio, Horacio Albisu, dijo que se presentaron problemas informáticos sobre la media mañana que demoraron la atención de los primeros compradores y lo consideró aún como un tema "tabú" para la sociedad.

Albisu aceptó el desafío de inscribir su farmacia a esta experiencia, únicamente para brindar un servicio en medio de un centro turístico. "Comenzamos de acuerdo a lo previsto y es gente que ha venido de la ciudad y no sabemos cuál será la demanda ni el número de clientes", acotó pero fue enfático al señalar que al menor inconveniente que se le pueda plantear en perjuicio de su negocio, "no me complico y largo porque lo asumí con la finalidad de ser útil a controlar este tipo de cosas".

Los problemas operativos, explicó, se originaron con las huellas dactilares, las que el sistema demoró en reconocer y llevó en uno de los casos una espera que superó los 15 minutos, cuando en el resto el promedio fue de tres.

Uno de esos primeros compradores llegó hasta Albisu Termal en bicicleta desde la ciudad y recorrió unos 15 kilómetros porque vive en el extremo norte. El frío no fue un impedimento para que el joven que estaba registrado acudiera en procura de cannabis legal.

Otro llegó en su auto de alta gama y, a diferencia del cliente anterior, se mostró poco nervioso. "Aquí se ven las dos caras de la sociedad, uno que llega a comprar cannabis en bicicleta como asustado recorriendo treinta kilómetros con cero grado y el otro en un auto que vale treinta mil dólares y no le importa un carajo que lo reconozcan", resumió el guardia del lugar. Eso sí: "no hubo un solo incidente". Producción: Irene Núñez y Luis Pérez

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)