vea la fotogalería

Familias de refugiados sirios sabrán si se pueden ir del país en dos días

Son todos los integrantes que llegaron el año pasado a Uruguay y piden poder volver al Líbano. Dicen que Uruguay es caro, que les mintieron y que no se quieren quedar. Van a acampar frente a la Torre Ejecutiva, pero la respuesta de la ONU llegará recién el miércoles.

Dos familias sirias acampan en la puerta de la Torre Ejecutiva. Foto: Florencia Barré
Dos familias sirias acampan en la puerta de la Torre Ejecutiva. Foto: Florencia Barré
Dos familias sirias acampan en la puerta de la Torre Ejecutiva. Foto: Florencia Barré
Dos familias sirias acampan en la puerta de la Torre Ejecutiva. Foto: Florencia Barré
  •  
lun sep 7 2015 15:25

Las cinco familias sirias fueron recibidas por Juan Andrés Roballo, prosecretario de Presidencia, en una de las oficinas de la Torre Ejecutiva.

Roballo informó que la Organización de las Naciones Unidas (ONU), decidirá en dos días si los refugiados deben quedarse en el país o si pueden volver al Líbano. De todos modos, seguirán acampando frente al edificio de Presidencia.

Las familias sirias, que a fines del año pasado llegaron a Uruguay en el marco del programa para refugiados que el gobierno de José Mujica impulsó, protestan frente a la Torre Ejecutiva, reclamando volver a Líbano, según pudo constatar El País en el lugar.

Adultos y niños se encuentran en la Plaza Independencia con bolsos y valijas. Un hombre que oficia de traductor, dijo que las familias se sienten engañadas por el gobierno uruguayo. "Les dijeron que los sueldos acá eran de 1500 dólares" dijo el hombre. Además, reclaman que les habiliten un documento que los deje ingresar a Turquía o al Líbano. 

Una de las familias que protestan es la que fue deportada desde Estambul la semana pasada. Viven en Piriápolis y habían recibido una denuncia porque no llevaban a sus hijas a la escuela pública.

Ibarhim Almohammad, uno de los jefes de familia, dijo que trabaja en una mutualista de Montevideo y recibe un sueldo de 11 mil pesos.

Tiene tres hijos y su esposa no trabaja, se encarga de cuidarlos. Almohammad dijo a El País que prefiere volver a Siria aunque estén en guerra porque allí encontrarán "un futuro".

Además, reclaman que con el documento que les entregaron en Uruguay como refugiados, no pueden ingresar a Argentina, donde se encuentra la embajada siria.

Pulse aquí para volver a la versión mobile.